Ya son más de cuarenta años los que han pasado desde que Steven Spielberg nos hiciera pensárnoslo dos veces antes de bañarnos en el mar. Son muchas las anécdotas y curiosidades que existen sobre este clásico de los setenta y sigue siendo hoy considerada como la mejor película de tiburones que se ha hecho. Os contamos a continuación algunas cosas que puede que no sepas del film Tiburón.

El origen del argumento de la novela de Peter Benchley

foto-1

La película está adaptada de una novela de Peter Benchley, la cual a su vez se inspiró en una serie de ataques ocurridos en Nueva Jersey en 1916. En esta sucesión de ataques murieron cuatro personas a lo largo de doce días de auténtico terror. Lo curioso fue que los ataques se produjeron río arriba, lejos de la desembocadura del mar. Por este motivo, se piensa que seguramente fue un tiburón toro, aunque al principio se atribuyó a un tiburón blanco. Los tiburones toro pueden vivir tanto en agua salada como dulce.

El utor de la novela Peter Benchley hizo un pequeño papel en la película de Spielberg como reportero que da las noticias en la playa. El autor ya había trabajado de reportero en el Washington Post en el pasado, por lo que hacer este pequeño papel no le supuso ningún problema. Como curiosidad y una cosa que muchos no saben, es que Spielberg también hace un cameo en su propia película. Es la voz que se oye que llama al barco de Quint cuando la mujer del sheriff Brody está al teléfono.

Spielberg consiguió dirigir Tiburón gracias a su película “El diablo sobre ruedas”

foto-2

Fueron los productores los que eligieron a Spielberg para hacer Tiburón y fue porque habían visto su trabajo en “El diablo sobre ruedas”. Richard Zanuck y  David Brown pensaron que el tema de ambas películas tenía similitudes. En ambos casos había algo que estaba propagando el terror, por lo que Spielberg lo haría de maravilla.

El tiburón realmente no aparece tanto, y tiene sus motivos

foto-3

Si nos fijamos, el tiburón blanco de la película no aparece hasta pasadas una hora y veinte minutos. El motivo por el que no se mostró más fue porque el tiburón mecánico que habían construido apenas funcionaba durante la filmación. Spielberg tuvo que inventarse algunos trucos para disimular esto, como por ejemplo los bidones amarillos que nos van diciendo donde está localizado el depredador marino.

Lo cierto es que hubo muchos problemas técnicos aparte de los problemas del funcionamiento del tiburón.  Esto hizo que el rodaje se alargara bastante. Todas las escenas marítimas se rodaron en el océano atlántico, y no es algo fácil de hacer. En un principio se había calculado hacer la película en dos meses, aunque luego se alargó a casi seis meses.

El tiburón recibió el nombre de Bruce

foto-4

El tiburón que fabricaron para la película era realmente impresionante. Tenía un peso de doce toneladas y una longitud de casi ocho metros. Se eligió una parte de la costa donde había una profundidad de unos 10 metros, lo cual era perfecto para dejar al tiburón mecánico apoyado cuando no se necesitaba.

Spielberg empezó a llamar al tiburón Bruce, que era el nombre de su abogado. El abogado era Bruce Ramer, el cual es un conocido abogado de celebridades de cine, donde representa en la actualidad a gente como Ben Stiller y Clint Eastwood.

La primera escena de Tiburón y quizá la más icónica

L-R: American actors Richard Dreyfuss, Roy Scheider and Robert Shaw on board a boat in a still from the film, 'Jaws,' directed by Steven Spielberg, 1975. (Photo by Universal Studios/Courtesy of Getty Images)
L-R: American actors Richard Dreyfuss, Roy Scheider and Robert Shaw on board a boat in a still from the film, ‘Jaws,’ directed by Steven Spielberg, 1975. (Photo by Universal Studios/Courtesy of Getty Images)

La escena del comienzo de Tiburón puede que sea la más recordada. Se tardó tres días en rodar. Para poder simular los movimientos de la chica según es atacada por el tiburón, se le pusieron unos cables en las piernas y el equipo de rodaje la zarandeaba de un lado a otro. Spielberg dio instrucciones de que no dijeran a la actriz (Susan Backlinie) como la iban a mover de un lado a otro.  Esto ayudó a que la reacción de sorpresa y terror fuera más genuina.

Como anécdota, Spielberg usaría a la misma actriz en su comedia 1941 haciendo exactamente la misma escena. En esta ocasión en lugar de un tiburón le pasa al lado un submarino japonés.

La curiosa manera en que Roy Scheider consiguió el papel de Brody

foto-7

El actor Roy Scheider estaba en una fiesta y dio la casualidad de que estaba al lado de Spielberg. No pudo evitar como Spielberg le contaba a un amigo la escena donde el tiburón salta del agua al barco de Quint. Scheider se quedó enganchado al momento y no dudó en preguntar a Spielberg si podía estar en esa película. La suerte fue que Spielberg era un admirador de Scheider desde que le vio en la película “The French Connection”, por lo que le reservó un papel en el film.

Richard Dreyfuss casi no está en el film

foto-8

Para el papel de Hooper, Spielberg había pensado en varios actores antes de Richard Dreyfuss. Algunos de los que tenía en su list eran Jeff Bridges, Jon Voight y Timothy Bottoms. Por temas de agenda, ninguno de ellos estaba disponible para hacer el papel, por lo que pidió ayuda a su amigo George Lucas.  Lucas le aconsejó a un actor con el que había trabajado que era Dreyfuss.

Por otro lado, Robert Shaw tampoco fue el primero en ser el posible Quint. Se pensó primero en Lee Marvin, aunque este rechazó el papel. Fueron los productores los que finalmente pensaron en Shaw, el cual se llevó el papel. Como anécdota, en un primer guión se introduce a Quint viendo la película de “Moby Dick” con Gregory Peck como Capitan Ahab. Peck tenía los derechos de la película de “Moby Dick” y no dejó que se incluyeran escenas de la película en Tiburón.

El libro era muy diferente de la película

En el libro ocurren cosas que al final se excluyeron de la película. Por ejemplo, Hooper tiene una aventura con la esposa del sheriff Brody. Otra cosa que se dejó fuera de la película es que el alcalde Vaughn estaba presionado por la mafia para mantener la playa abierta, y no los negocios de la zona.

Hubo espacio para las improvisaciones que al final quedaron bien

foto-9

En la escena donde el sheriff  Brody empieza a hacer gestos con las manos con su hijo en la película, resulta que fue improvisado entre ambos actores (Scheider y el niño). Lo habían estado haciendo como un juego entre toma y toma, y al final Spielberg dijo que lo improvisaran delante de la cámara.

Otro momento espontáneo que no estaba preparado fue cuando Brody suelta su famosa frase “vamos a necesitar un barco más grande”. Esto fue totalmente improvisado por Scheider en el mismo día del rodaje de la escena.

Robert Shaw también puso su granito de arena en este sentido. La historia que cuenta estando en el barco sobre el U.S.S. Indianápolis no aparece en la novela. La idea primero apareció en uno de los guiones iniciales, aunque sin profundizar en ello. Sin embargo, más tarde se extendió la versión y el mismo día de roda la escena se le entregó a Shaw. Hizo su propia improvisación del tema, lo cual quedó increíblemente bien. Hay que recordar que el propio Robert Shaw era un genial guionista también aparte de actor.

Spielberg no dirigió algunas de las escenas finales

La escena final donde el tiburón explota no fue dirigida por Spielberg. De hecho, ya había vuelto a Los Ángeles para empezar las post producción incluso antes de rodar esa escena final. Dejó que lo filmaran sus otros miembros del equipo de rodaje. El resultado fue que Tiburón se convirtió en todo un éxito de taquilla. Fue la primera película que se estrenó en más de cuatrocientos cines a la vez en Estados Unidos. Fue también la que más dinero recaudó hasta ese momento, hasta que “La guerra de las galaxias” le quitó el puesto.

Como anécdota final, la película iba a acabar como en Moby Dick. El tiburón iba a ser arponeado por Quint y Brody, pero Spielberg pensó que necesitaba un final más “explosivo” y dejó la escena del tanque de oxígeno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here