Muchos recordarán la siniestra película sobre una cinta de video que mata a los que la ven en un plazo de siete días.  Una periodista decide investigar esta leyenda urbana después de que una sobrina suya sea víctima de esta diabólica maldición. Ella misma y su hijo llegan a ver una copia de la cinta, y deben descubrir el misterio antes de convertirse en víctimas.  Este tipo de argumento no es original y ya se había hecho en muchas otras películas anteriormente. Sin embargo, The Ring se convirtió en todo un fenómeno, primero en Japón y luego en el mundo entero gracias a la versión americana de la película.

foto-1

Como se ha dicho, el film original de The Ring es de las muchas películas de terror que se hicieron en Japón durante una época donde este género arrasaba. Japón tiene una forma muy particular de ver este género gracias a su cultura y a todas las leyendas y mitos que alberga. No es de extrañar que en la mayoría de sus películas aparezca una muchacha vestida de blanco y con una gran melena oscura tapándole la cara. Si echas un vistazo a muchos de los éxitos del terror japonés, verás este personaje repetido una y otra vez. “Ringu” no fue una excepción. Sin embargo, esta última parece que fue la que caló hondo en el subconsciente de los japoneses, y la productora DreamWorks americana vio las posibilidades.

Los derechos americanos de “Ringu» se compraron por un millón de dólares

foto-2

Hay versiones confusas sobre como el productor Roy Lee llegó a ver la película “Ringu” del director Hideo Nakata. En su día dijo que dos amigos diferentes le habían dado una copia de “Ringu” y cuando la vio se quedó totalmente enganchado a la historia. Enseguida se lo dijo a su amigo y también ejecutivo Mark Sourian, el cual accedió a comprar los derechos para hacer la versión americana. Sin embargo, los derechos ya había sido comprados por la compañía Fine Line Features, aunque finalmente contrataron a Lee como productor.

El director elegido para hacer este remake fue Gore Verbinski. Dijo que la primera vez que había visto “Ringu” en una cinta VHS, pensó que la calidad era muy pobre, aunque eso le añadía misterio, sobre todo teniendo que la película iba sobre una cinta de video. Sin embargo, luego admitió que no fue divertido hacer la película. Según el, el género de terror lleva al lado más oscuro de la personas y es algo deprimente. Parece ser que el director no es realmente un aficionado al terror, incluso habiendo hecho una película que daba bastante miedo.

La propia “Samara” se asustó viendo la película

foto-3

La actriz que interpretó a Samara, la siniestra niña con poderes, fue Daveigh Chase. Por aquel entonces era solo una niña y como tal le daban miedo las películas de terror. Cuando la llevaron a ver el estreno de The Ring, se asustó tanto que se cubría los ojos con las manos – de ella misma. Algunas de las personas que conoció después de la proyección también se asustaron un poco de ella. Quizá pensarían que realmente tenía algo que ver con Samara.

La actriz Naomi Watts intentó encontrar por todos los medios una cinta VHS de “Ringu” cuando le dijeron que si quería hacer el papel principal. Cuando consiguió la cinta, la vio en una pequeña televisión en la habitación del hotel donde estaba alojada y totalmente sola.

La actriz recuerda que ver la película en VHS en un hotel fue una experiencia terrorífica. Esto fue suficiente para que se decidiera a aceptar el papel en The Ring.

La versión americana

foto-4

Las productoras americanas suelen hacer versiones de películas que han tenido un gran éxito en otros países. Lo hacen para adaptarlo al público americano y con un presupuesto mucho más grande. También suele pasar que la hagan casi calcada a la original, modificando solo pequeños detalles. En el caso de The Ring hubo más cambios de lo que es usual en estas producciones. Aunque la historia sobre Samara quedó casi de la misma manera, se quitaron muchos elementos que no encajarían bien con una audiencia más occidental.

El rodaje fue bastante entretenido según los dos actores principales (Naomi Watts y Martin Henderson). Para empezar, Watts es de Australia y Henderson es de Nueva Zelanda, por lo que tenían una sana rivalidad entre toma y toma. Hacían bromas con sus respectivos acentos. Por otro lado, no tenían claro si lo que estaban haciendo iba realmente a asustar a alguien. El problema era que después de rodar no podían ver la escenas con los efectos especiales incorporados. De hecho, en algunas escenas ambos actores se miraban y decían que la gente se iba a reír. Dicho de otra manera, tenían miedo de quedar como unos idiotas.

Por otro lado, el actor Chris Cooper hizo algunas escenas en la película, pero al final las quitaron. Tenía dos escenas donde hacía de asesino que le da la cinta a Rachel. El problema era que es un actor conocido y en los pases previos al estreno la audiencia se preguntaba porque no volvió a salir en la película. Al final decidieron cambiar esa parte y quitar las dos escenas.

Había anillos por todos lados

foto-5

Por si no te habías fijado, en el diseño de los decorados y lo que aparece en la película hay muchas cosas con forma de anillo. Las alfombras, el papel de la pared, el jersey del doctor, el número del apartamento de Rachel y muchas cosas más. Esto se hizo a propósito para hacer referencia al título de la película.

Más Curiosidades

foto-6

La escena donde está el faro que aparece en la película está en la isla de Moesko. Es un faro que actualmente está en funcionamiento.

Antes y durante el estreno de la película se creó un sitio Web donde si te metías, podías leer un mensaje escrito en letras blancas contra un fondo negro avisando de lo que pasa si se ve la cinta de video. El mensaje original se puede ver aquí. Fue una Web montada por DreamWorks para promocionar el film, el cual jugaba con el factor de que la leyenda urbana fuera real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here