¿Sabrías decir cual es el agujero más profundo del mundo? Ya hemos hablado de algunos agujeros famosos en el mundo, pero es difícil saber cual tiene más profundidad. Curiosamente del que hablaremos a continuación no parece tener fondo y es el llamado Agujero de Mel, también conocido como el Hoyo de Mel.

El Agujero de Mel no es solo un hoyo en el suelo de varios kilómetros de profundad, sino que además hay historias extrañas alrededor de este agujero. Se encuentra en Ellensburg, que está en el estado de Washington.

¿Cómo surgió el hoyo de Mel? En los años noventa un hombre llamado Mel Waters llamó a un programa de radio dedicado a lo paranormal. Hablaba de que en su propiedad había un agujero donde ocurrían cosas extrañas. Esto pasaba tanto dentro como fuera del misterioso hoyo, el cual se le puso el nombre del propietario.

La llamada la hizo en 1997 a un programa nocturno muy popular por estar dedicado a todo lo sobrenatural. Todo lo referente a hechos inexplicables salía en este programa de radio, y era escuchado en todo el territorio nacional. Mel Walters contó la historia de su agujero en la radio y captó la atención de millones de personas.

Según decía el propietario del terreno, el agujero estaba maldito y tenía un historial de hechos paranormales. Dijo que incluso antes de tener la propiedad, la gente de los alrededores lo llamaban el agujero del Diablo. El hoyo parecía no tener fondo y de el salían voces y cánticos que erizaban los pelos de la nuca.

1 – El misterio de Mel Waters

Según dijo Mel Waters, el agujero que estaba en su propiedad siempre se había usado para tirar lo inservible. Esto incluía basura, muebles, chatarra y todo tipo de cosas de las que había que deshacerse. Esto llevaba haciendo mucho tiempo antes de que Waters viviera ahí, y lo que se tiraba nunca volvía a aparecer. De hecho, no había señal de que se pudiera escuchar el fondo al tirar las cosas. Simplemente caían y desaparecían.

La pregunta era ¿Cuánta profundidad tenía realmente el Agujero de Mel? El propio Waters quiso hacer la prueba usando un rollo de hilo de pescar. Según dijo en el programa de radio, pudo tomar una medida de unos 24 kilómetros de profundidad antes de quedarse sin hilo de pescar.

Parece ser que el misterioso hoyo tenía mucho más de esos 24 Km, lo cual despertó mucha curiosidad en la radio y sus oyentes. Hasta ese momento la cueva más profunda que se conocía tenía algo más de dos kilómetros, por lo que era algo inusitado en muchos aspectos. Incluso un gran número de geólogos se interesaron por la increíble historia del Agujero de Mel.

¿Era verdad lo que decía Mel Waters sobre la línea de pescar? Según los expertos era una profundidad que se metía literalmente en zonas inexploradas del centro de la Tierra.

2 – Los hechos paranormales del Agujero de Mel

El desconocimiento real de la profundidad del agujero no era lo único misterioso de este agujero en la tierra. Según contó Waters en el mismo programa, pudo ver algo que le heló la sangre. Algunos de sus vecinos le pedían permiso para echar al agujero cosas que ya no le servían. Ya que el agujero no parecía tener fondo, era la mejor manera de deshacerse de objetos.

Un vecino se acercó un día al terreno de Mel Walters y le dijo que su perro había muerto. Le preguntó si podía echar al agujero el cuerpo de su perro, a lo cual Walters accedió. Lanzaron el animal al agujero y ambos se quedaron hablando de temas triviales.

La sorpresa de Walter y su vecino fue cuando pasado un rato vieron un perro corriendo en las cercanías. Ambos lo pudieron identificar como el mismo perro que habían echado al agujero. Al principio dudaron de si podía ser otro muy parecido, pero el vecino estaba seguro de que era el mismo perro que se le había muerto.

Llamaron al perro para que se acercara, aunque el perro solo se acercó a unos metros de los dos hombres. Ahí pudieron confirmar que era el mismo perro ya que llevaba el mismo collar. Sin embargo, el perro los miró fijamente y salió corriendo como si no los conociera.

Este suceso parecía una historia sacada de la película “Cementerio de Animales” de Stephen King, pero toda la audiencia del programa de radio quedó impresionada por lo que estaba escuchando. Sin embargo, esto no era lo único que ocurría fuera de lo normal.

Según decía Mel Waters, los objetos cerca del agujero hacían cosas extrañas. Dio un ejemplo espeluznante que le pasó y que le dejó aterrorizado. Cuando iba a echar cosas al agujero, algunas veces llevaba una radio portátil para escuchar un programa o música mientras hacía sus tareas.

Un día tenía la radio sintonizada en una emisora que le gustaba, pero de repente se empezaron a escuchar sonidos y voces extrañas. No era un mal funcionamiento de la radio sino que parece que estaba captando algo muy lejano. Pudo escuchar siniestros cánticos y canciones muy antiguas.

Otra cosa que notaba Waters era que cuando gritaba dentro del agujero, no había eco de ningún tipo. ¿Cómo era posible esto?

3 – Los experimentos posteriores en el agujero

Con todo lo que estaba pasando, Mel Waters decidió hacer más pruebas para ver si podía aclarar que ocurría en ese agujero. Antes de llamar a la radio, televisión o incluso las autoridades, quería saber algo más sobre este fenómeno. Básicamente no quería que se rieran o burlaran de él, y por eso quería tener pruebas de que realmente había algo sobrenatural.

Ya había hecho la prueba del hilo de pescar y había visto el extraño fenómeno del perro. Tenía que hacer más experimentos antes de avisar de lo que estaba pasando, y así lo contó en el programa de radio. El siguiente experimento fue hacer bajar un cubo de hielo hasta unos 500 metros en el agujero.

Al subirlo pudo comprobar que el hielo se había calentado, por increíble que pareciese. No se había fundido sino que se había convertido en una extraña gelatina que despedía calor. Esto desafiaba a las leyes de la física, pero decidió hacer una prueba algo mas extrema.

Lo siguiente que se le ocurrió a Waters fue bajar al hoyo a una de sus ovejas vivas. La bajó con unas cuerdas a la misma distancia a la que había bajado el cubo de hielo. Según bajaba a la oveja, esta se ponía cada vez más nerviosa pegando gritos y moviéndose. De repente la oveja se calló y todo quedó en silencio.

Waters subió la oveja y parecía que la habían cocinado viva. Lo más extraño es que algo se movió dentro de la oveja. Al principio pensó que quizá la oveja estaba embarazada y no se había dado cuenta. Lo que hizo fue abrir al animal en canal para ver que había en su interior y vio una extraña criatura que definitivamente no era una cría de oveja.

El extraño ser salió del cuerpo de la oveja y miró a Walters con una mirada de inteligencia casi humana. Luego dio un salto al agujero y desapareció en la oscuridad del hoyo. Por muy increíble que pareciera la historia, la audiencia en el programa de radio quedó muy impactada por la manera en que Walter lo contaba. ¿Estaba mintiendo, era un loco o había pasado realmente?

No solo Walter apreció estos extraños fenómenos, ya que varios vecinos denunciaron ver unas luces en la zona del agujero. Uno de los vecinos incluso llegó a decir que vio un rayo de luz negra salir del Agujero de Mel. Verdad o no, muchos vecinos tenían miedo de pasar por esa zona ya que creían que la maldición era muy real.

4 – El gobierno cerró la propiedad de Mel Walter

Lo que muchos podían haber pensado como una historia de terror en un popular programa de radio, tuvo un fuerte impacto en el país. De hecho, el Agujero de Mal se hizo famoso de un día para otro. La historia de que había contado Mel Waters se hizo tan grande, que incluso el gobierno federal decidió intervenir para comprobar la veracidad de la historia.

En una entrevista hecha tiempo después a Mel Waters, dijo que se le presentaron un grupo de personas con una orden de cerrar su propiedad. Se quedó totalmente sorprendido y les preguntó con qué autoridad podían hacer eso. Dijeron que eran del gobierno federal y el motivo era un accidente de avión que había ocurrido en las inmediaciones.

Según contó en la entrevista, empezaron a llegar vehículos y gente vestida con trajes especiales como para protegerse de radiación. No le permitieron moverse por su propio terreno, y mucho menos acercarse al misterioso agujero.

Pasado un tiempo los miembros del equipo federal hablaron con Walters y le hicieron una generosa oferta. Le dijeron que sus tierras quedaban confiscadas por temas de seguridad nacional, aunque se le compensaría adecuadamente. Básicamente el gobierno compró las tierras a Waters por una importante suma de dinero.

Aunque no tenía pensado vender o abandonar sus tierras, Mel Waters vio esa cantidad de dinero y aceptó sin oponer resistencia. De todos modos, no podía hacer muchos más frente a la decisión gubernamental. Cogió el dinero y se fue a Australia a empezar una nueva vida.

Este curioso comportamiento del gobierno y su empeño en comprar el terreno (incluyendo el Agujero de Mal), levantó muchas preguntas. Muchos empezaron a pensar que quizá había algo de verdad en todo lo que había dicho Waters en la radio.

5 – El incierto destino de Mel Waters

Una de las condiciones que le dieron a Waters, es de no volver a esas tierras y tampoco reclamarlas. De hecho, no querían que volviera a hablar de agujeros en el suelo o hechos paranormales. Esto también ha suscitado muchas preguntas relacionadas con teorías de la conspiración.

Parece ser que Mel Walter volvió a Washington pasados unos años, lo cual no gustó mucho a ciertas personas. Según dijo en otra entrevista, la policía le metió en un autobús con dirección a San Francisco. De hecho, no se acuerda de nada de lo que pasó.

Parece ser que cuando le subieron al autobús tenía muchas magulladuras y le faltaban algunos dientes. Piensa que le drogaron y dieron una paliza cuando llegó a su antigua propiedad. ¿Pero por qué había vuelto a ese lugar si le habían pagado para que se fuera?

Hay muchas teorías sobre el destino de Mel Waters, y muchos piensan que quizá fue por mal camino. Algunos dicen que no le fue bien en Australia y volvió a reclamar más dinero por su silencio. También se piensa que podría tener un problema con el alcohol y las drogas, lo cual podría explicar su lamentable estado.

También piensan que al volver de Australia el propio gobierno quiso desacreditar a Walter para que no molestara. La mejor manera es hacerle pasar por un borracho o drogadicto. Aun así, lo más curioso es que esos terrenos seguían siendo propiedad del gobierno y muy bien protegidos. Claramente no estaban cerrados por un accidente de avión.

6 – El Hoyo de Mel en la actualidad

Lo más curioso del Agujero de Mel es que se ha mantenido como un misterio todos estos años. Se sigue hablando de este hoyo sin fondo en muchos programas de televisión y convenciones sobre lo paranormal. Se ha convertido en una de las muchas leyendas urbanas que existen en la actualidad.

En la actualidad no se sabe exactamente donde está el Agujero de Mal. Han pasado muchos años y los terrenos han tenido muchos cambios desde los años noventa. Saber el punto exacto en una zona cerrada y sin permiso de entrada no es fácil.

Durante los últimos años se han formado grupos de exploradores de lo paranormal para intentar encontrar el punto exacto del agujero y visitarlo. De hecho, se ha convertido en una obsesión para muchos. Mucha gente está convencida que este hoyo en la tierra esconde muchos secretos que el gobierno americano no quiere revelar. ¿Realidad o conspiración? Nadie lo sabe, pero lo que está claro es que se ha convertido en una interesante leyenda urbana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.