Cuando hablamos del antiguo Egipto muchos pueden pensar en jeroglíficos pirámides y momias. Lo cierto es este periodo duró tres mil años antes de Cristo y fue culturalmente muy rico. Nos dejó muchas cosas que demuestran lo avanzados que estaban en muchos campos. Gracias a documentos e imágenes, sabemos muchas cosas del antiguo Egipto y como vivían. Gracias a sus técnicas de momificación aprendieron mucho sobre el cuerpo humano y desarrollaron un gran conocimiento en medicina. En este campo estaban adelantados a su tiempo y mucho de sus métodos son reconocidos en la medicina de hoy. Veremos algunas cosas de la medicina que le tenemos que agradecer a los antiguos médicos de Egipto.

1 – Tomar el pulso

En la consulta del médico hoy en día nos suelen la presión de la sangre, la temperatura y el pulso. Tomando el pulso a alguien se puede comprobar si su sistema circulatorio está correcto. Para entender como funciona este sistema primero hay que comprender como circulan las arterias y venas por nuestro cuerpo. Hoy en día es muy normal pero en el antiguo Egipto esto tuvo una repercusión tremenda. Se piensa que se pudo saber como funcionaban estos órganos gracias a la momificación. Pudieron entender las conexiones de nuestro cuerpo y como emitían un “pulso”. Sin embargo, en aquellos tiempos no sabían que era el corazón el que impulsaba estos pulsos para que la sangre circulara. Aun no sabiendo esto, comprendieron lo importante del sistema vascular para tratar enfermedades y diagnosticarlas.

El poder medir el pulso fue un sistema médico que no se había hecho hasta entonces. Fue algo que luego fue usado de forma global y ha permanecido hasta nuestros días. Fueron de los primeros que contaron los vasos sanguíneos que iban a cada parte de cuerpo, aunque no incluyeron las pequeñas venas y arterias. Aun así descubrieron mucho del cuerpo humano en este sentido, lo cual es ayudó en la cirugía para detener hemorragias.

2 – Los tampones

Se puede pensar que los tampones que se ponen las mujeres son un avance de hoy en día. Hasta cierto punto es verdad, ya que no fue hasta los años ochenta cuando empezaron las campañas de publicidad anunciando estos elementos de control para la regla. Sin embargo, su origen fue en el antiguo Egipto donde estaban fabricados de algodón y enrollados con una pequeña cuerda en al punta. Eran llamados “nudos de Isis” en referencia a la diosa ya que la leyenda dice que se lo usaba para evitar los ataques del dios Seth mientras estaba embarazada de Horus. Lo cierto es que desde entonces su uso ha sido para lo que se usa ahora.

3 – Los empastes

Las caries no eran comunes en el antiguo Egipto. El azúcar no era algo que comieran habitualmente por lo que en este sentido no solían tener problemas. Lo que si tenían eran dientes gastados y trozos faltantes. La harina y los granos eran molidos usando piedras, y aunque se intentaba evitar siempre quedaba alguna pequeña piedra en la mezcla.  Al vivir en zonas tan arenosas también se podía colar algo de arena en la harina y los granos. Esto desgastaba los dientes y formaba agujeros e infecciones. En aquellos tiempos una infección de este tipo podía ser mortal si llegaba a la sangre. Por este motivo se desarrolló un sistema de empastes y ungüentos para curar la infección. Los empastes se hacían con varios materiales, como por ejemplo dátiles,  resina de incienso y algo de miel para curar la infección.

Aunque muchas de las intervenciones para curar los problemas dentales de la época no fueron muy efectivos, si investigaron mucho en perfeccionar los empastes. Pudieron ayudar a mucha gente con infecciones que de otro modo les hubiera matado.

4 – Las prótesis

Una cosa que muchos no saben es que las momias encontradas en Egipto tenían prótesis reemplazando miembros, dedos de la mano o del pie, etc. Estas prótesis tenían mucha importante  para los antiguos egipcios por muchas razones. Para empezar, tenían la creencia de que después de morir el cuerpo debía estar entero para ir a la otra vida. Este es el motivo por el que la momificación era primordial y también las prótesis. Al sustituir el miembro perdido el cuerpo ya estaba completo otra vez. Por otra parte, estas prótesis también ayudaban a los vivos para hacer sus tareas diarias. Las amputaciones eran habituales en la medicina egipcia para tratar heridas muy infectadas, y se el paciente sobrevivía a la operación, una prótesis era esencial.

5 – La medicina era controlada por el gobierno

En este sentido también estuvieron muy adelantados ya que la sanidad era controlada por el gobierno egipcio. Los médicos necesitaban ser preparados antes de poder ejercer en las llamadas “Casas de la vida”, los cuales eran una especie de templos. Eran como unas universidades donde podían hacer las prácticas médicas y donde los pacientes también iban a curarse. En estas casas también se escribieron la mayoría de documentos y manuales médicos. Se han encontrado muchos tratados con recetas y tratamientos para diferentes males. Los médicos podían ser mujeres y hombres y se especializaban en diferentes campos de la medicina.

Se puede decir que en el antiguo Egipto los médicos estaban muy preparados, y los ciudadanos tenían un mejor cuidado médico que cualquier otra parte del mundo por aquel entonces. Existía incluso un seguro para los trabajadores que necesitaban atención médica. Si alguien resultaba herido trabajando el contratante cubría los gastos médicos. La forma en que se manejaba la sanidad era muy parecida a la que existe en la actualidad.

6 – Las prescripciones médicas

Tomar una medicación que nos ha recetado el médico es algo normal para todos. En el antiguo Egipto recetar medicamentos era algo que se hacía también. Sin embargo, la efectividad era algo diferente. Muchas veces las cosas salían bien otras mal. Por ejemplo, sabían que al miel era buena para las heridas o que la menta podía calmar los dolores de estómago. Sin embargo, también usaban plomo y heces para otros tratamientos, lo cual no solía ayudar mucho. Las prescripciones encontradas vienen con docenas de recetas con las dosis adecuadas y como usarlas. Los pacientes simplemente se iban a casa y seguían las instrucciones para tomar la medicina.

Las recetas podían incluir toda clase de cosas, como cobre, arcilla, plomo o sal. Los remedios usando hierbas también eran populares, donde la cebolla, el hinojo y el lino se solían usar mucho. Otros materiales podían ser pelo, sangre o incluso heces de ciertos animales para ser tomados como medicamento. Para la solitaria se solía consumir aceite, pan y cerveza dulce, aunque se duda mucho de su efectividad. La leche era otro ingrediente muy usado, donde algunas veces se mezclaba con sangre para que tuviera más efecto.

7 – La cirugía

Como se ha dicho, la gente del antiguo Egipto consiguió un gran conocimiento en anatomía humana. Gracias al estudio de cadáveres pudieron detectar problemas internos y asociarlos con enfermedades. Por desgracia, muchas épocas posteriores como la Edad Media perdió muchos de estos conocimientos ya que las autopsias se consideraron ilegales por la Iglesia. El hecho de que los egipcios estudiaran el interior del cuerpo humano les puso a la cabeza de la medicina. Se han podido encontrar en muchas momias operaciones que se hicieron y que tuvieron éxito. Se han podido ver trepanaciones para quitar tumores que pudieron salvar al paciente.

Los instrumentos usados eran de cobre, marfil y obsidiana. Los pacientes eran sedados con alcohol y hierbas para calmar el dolor, aunque por desgracias la anestesia no existía. Nos podemos imaginar que no tenían que pasar un buen rato. Aun así, conocían ciertos extractos opiáceos que por lo menos dejaban al paciente en un estado semiinconsciente. El mayor problema eran las hemorragias, sobre todo en operaciones demasiado largas. Después de las operaciones se aplicaba miel como antibiótico para evitar infecciones.

8 – Circuncisión

La práctica de la circuncisión se hace algunas veces como práctica religiosa y otras como procedimiento médico. Se ha identificado sobre todo a los judíos por esta práctica, pero fueron los antiguos egipcios los que lo hicieron de forma general. Esto se ha podido saber gracias a muchas imágenes de ilustraciones haciendo circuncisiones. Los egipcios tenían especial cuidado con su higiene personal y se solían afeitar el cuerpo para evitar parásitos y mantenerse limpios. Se piensa que esto fue uno de los motivos para hacer las circuncisiones. De esta manera se mantenía un mejor higiene de esa parte del cuerpo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here