Todos hemos visto alguna vez a las típicas parejas que van por las calles con sus camisas blancas y un libro en la mano. También habremos visto en alguna plaza un grupo de mujeres y hombres hablando entre ellos al lado de un stand con panfletos y revistas. Solo con verlo ya sabemos que se trata de Testigos de Jehová. Para lo que no lo recuerden, Jehová es otro nombre que se le da a dios en Israel. Los seguidores de esta religión tienen una forma muy precisa de vivir su fe, y muchos no saben realmente de que se trata y lo que hacen. Veremos algunas cosas sobre los Testigos de Jehová que muchos no saben y que desvelara algunas cosas de esta religión tan compacta.

1 – Papa Noel es maligno para los Testigos de Jehová

Los Testigos de Jehová no celebran la navidad. No creen en estas fiestas porque según sus creencias Jehová no dio su aprobación. La navidad según ellos son unas fiestas paganas y mal interpretadas. Según creen, Jesús mandó a sus seguidores conmemorar su muerte y no su nacimiento. Aparte de esto, no hay ninguna prueba que diga que Jesús nación el 25 de Diciembre, por lo que no hay necesidad de celebrar nada.

Los Testigos de Jehová no son de hacer muchas fiestas, pero si las tienen de vez en cuando. Una de las más populares en el aniversario de la muerte de Jesús. Esta fiesta es como una navidad para ellos y es de las pocas ocasiones en las que se sueltan el pelo.

2 – No tienen apegos a banderas o naciones

Una de las cosas que identifican a este gran grupo religioso es que están “separados” del resto del mundo. Por este motivo suelen estar fuera de cualquier polémica de la sociedad y se mantienen neutros políticamente. Esto no significa que no voten en el país que estén, pero la norma suele ser no tener demasiado apego por la bandera del país en el que están. Según sus creencias, no les está permitido hacer juramentos de lealtad o saluda a ninguna bandera. Este es uno de los motivos por los que los Testigos de Jehová se bastante cerrados frente a los demás y no se sepa mucho de ellos.

3 – Las transfusiones de sangre son algo muy prohibido

Estamos muy seguros que ningún vampiro ha sido alguna vez un testigo de Jehová. Cuando se trata de temas de sangre, este grupo religioso lo tiene muy claro, y es que las transfusiones de sangre están prohibidas. No pueden consumirla o almacenarla tampoco, por lo que un vampiro lo pasaría muy mal con ellos. El motivo de esto viene de un pasaje de la biblia (Levítico 17:10-12) donde dice básicamente:

Ninguna de vuestras almas debe comer sangre, y ningún residente forastero que esté residiendo con vosotros debe comer sangre

Esto se tomó al pie de la letra y se extendió a toda interacción posible que hace referencia a la sangre. El problema es que las transfusiones de sangre son algunas veces necesarias y puede ir la vida en ello. Esto es especialmente verdad en intervenciones quirúrgicas. Hay ciertos procedimientos médicos que no incluyen el uso de sangre, y se usan otros métodos para suplir las transfusiones. Esto ha permitido que muchos Testigos de Jehová hayan podido pasar por el quirófano. Sin embargo, no siempre es algo efectivo. De todos modos, en algunas comunidades de esta religión no tienen esta creencia y permiten las transfusiones de sangre.

4 – No pueden cuestionar nada que esté en la Biblia

Los Testigos de Jehová no pueden cuestionar lo que dicen las escrituras sagradas. Si alguien lo pone en duda o da algún argumento, directamente dirán que es mentira. No importa si tienen sentido o no, lo que dice la Biblia “va a misa”, como se suele decir. Cualquier cosa que cuestione su fe es intolerable y se tiene que descartar. Piensan que otras religiones cristianas parecidas a la suya mienten y solo saben tergiversar las escrituras. Por eso, discutir con un testigo de Jehová no suele ir a ninguna parte.

5 – Abandonar los Testigos de Jehová es la condenación eterna

Aunque esta comunidad religiosa no se ve con malos ojos, no hay que olvidar que son bastante extremos en ciertas cosas. No son por ejemplo como los Amish, los cuales muchos renuncian a la electricidad y la tecnología en general. Cuando alguien abandona la comunidad Amish, es cierto que ya no pueden comer, hacer negocios o incluso ir en el mismo carruaje con ellos. Sin embargo, sigue habiendo contacto entre los que ya no son Amish y la comunidad.

Con los Testigos de Jehová la cosa no es tan sencilla. Los que abandonan la comunidad se convierten en parte del mundo del diablo y por tanto parte del anticristo. Se convierten en personas despreciables con las que no se puede tener contacto. Esto les deja totalmente excluidos de la comunidad religiosa y con una fama que incluye toda clase de insultos y rechazo.

6 – No pueden usar armas de fuego contra otras personas

Esto en principio suena muy bien y es como debería de ser siempre. Sin embargo, la cosa va más allá de con los Testigos de Jehová. Según sus creencias no pueden usar armas de fuego para protegerse de otras personas. Curiosamente pueden usarlas contra animales si se ven en peligro, pero nunca contra otro ser humano. Incluso si otra persona está atacando a la familia de un testigo de Jehová con un arma y este tiene una pistola cerca, no puede usarla como defensa. Si está permitido usar otro tipo de objeto como arma, por lo que por lo menos pueden hacer algo.

7 – No se celebran los cumpleaños

No celebran sus cumpleaños ni el de los demás. Es un día como otro cualquier y ni siquiera se felicita por ello. El motivo también está en la Biblia, pero en este caso el motivo es porque ni siquiera se menciona el tema de los cumpleaños. Es algo descartado por omisión en las escrituras. La única mención que se hace de estas celebraciones en la Biblia de es el de los faraones, y está asociado a ejecuciones que se hacían durante los festejos. Esto claramente no ayuda a que los cumpleaños se vean con buenos ojos.

8 – Expandir la palabra de dios

Puede que sea lo más conocido de los Testigos de Jehová, y es su misión de llevar la palabra de dios a los demás. Van por la calle en parejas hablando con la gente e incluso van a las casas para contar su verdad. Lo que mucha gente no sabe es que dependiendo de las horas que inviertan en esta misión, obtienen diferentes rangos en su comunidad. Hay rangos según las horas que expandan la palabra de Jehová, aunque tiene que haber siempre un mínimo de 50 horas. Se les suele llamar ‘pioneros’ con diferentes títulos según el tiempo que dediquen. Los que más horas tienen suelen ser titulados como pioneros espirituales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here