En algún momento de nuestra vida nos podemos encontrar con un dilema moral difícil de solucionar. Normalmente serán problemas de poca importancia y que se pueden solucionar reflexionando un poco. Sin embargo, hay algunos dilemas morales que pueden ser complejos y hacernos reaccionar de maneras distintas. Te damos una lista de algunos dilemas morales en las que nadie le gustaría estar involucrado. ¿Qué harías tú en las siguientes situaciones? Deja tus comentarios al final del artículo para saber como reaccionarías.

1 – La decisión del accidente

Eres un médico de urgencias que trabaja en una ambulancia. Llaman a tu equipo diciendo que ha habido un terrible accidente de tráfico y que tenéis que ir de inmediato. Al llegar al lugar del siniestro ves que el coche accidentado es el de tu mujer. Temiendo lo peor te acercas al vehículo y ahí está tu mujer atrapada con otro hombre. Ella está semiinconsciente pero es capaz de decir las palabras “lo siento…”. Al principio no lo entiendes muy bien, pero al momento te das cuenta que el hombre en el coche es su amante.

Te alejas unos pasos del vehículo todavía asimilando que tu mujer tenga una aventura con otro hombre. Al momento vuelves a tomar conciencia del terrible accidente y observas que tu mujer está muy malherida. Posiblemente muera aun teniendo los cuidados necesarios. Ves que el hombre está sangrando mucho por una herida en el cuello. Hay que parar de inmediato el sangrado o el hombre morirá. Esto llevará al menos cinco minutos, lo cual significa que tu mujer morirá al no atenderla primero.

Si atiendes a tu mujer primero el hombre no sobrevivirá ya que se desangrará. Si se le atiende primero hay muchas opciones de que se salve. ¿Qué harías en una situación así? ¿A quién atenderías primero?

2 – El dilema del campo de concentración

Estás prisionero con tu hijo en un terrible campo de concentración donde la vida no vale nada. Uno de los guardias es especialmente sádico y le gusta demostrarlo. Tú hijo trata de escapar y por desgracia es capturado. El guardia quiere dar una lección a todo el mundo y sube a tu hijo a una silla y le pone una soga al cuello colgando del techo. Dice que tienes que ser tu el que de la patada a la silla. Esto matará a tu hijo y tu serás la mano ejecutora para colgarle. Te quedas congelado sin poder resistiéndote a hacerlo.

El sádico guardia entonces dice que si no lo haces no solo matará a tu hijo sino que matará también a otro prisionero inocente. No tienes ninguna duda de que el guardia cumplirá lo que ha dicho. ¿Qué harías en esta situación tan tensa?

3 – Uno de los dilemas morales más complejos

Tienes una hija de diez años a la que adoras y la cual ha tenido una infancia feliz. Sin embargo, algo terrible pasa ya que es violada. En los últimos días se ha visto a un hombre deambulando por el vecindario y sospechas que ha sido el. Se lo dices a la policía y el hombre es detenido. Tu hija está muy traumatizada para hablar pero claramente se horroriza cuando ve la foto del sospechoso. Tienes claro que es el violador. Además de esto el hombre ya tenía un historial de abusos parecidos. Por desgracia no hay suficientes pruebas para condenarlo y le tienen que liberar.

La justicia no ha podido encerrar a este hombre y no te queda más remedios que continuar con tu vida. Quieres empezar desde cero y que tu familia se olvide de lo que ha pasado. Haces todo lo posible para que tu hija vuelva a la normalidad, aunque claramente ha quedado destrozada al igual que tu esposa. Es una experiencia que no se olvidará fácilmente y posiblemente arrastréis para el resto de vuestra vida.

Pasa el tiempo y una noche decides sacar a cenar a tu esposa. Dejas a tu hija con unos familiares y te dispones a pasar una agradable noche después de haberlo pasado tan mal. En el restaurante ves que en una mesa está el violador de tu hija. Está cenando solo y piensas en abalanzarte sobre el para golpearlo. No queriendo que tu mujer se lleve un disgusto y recuerde todo de nuevo, le dices que conoces un restaurante mejor y os vais. Ella ni siquiera ha visto al hombre sentado en la mesa.

Pasado unos días lees en el periódico que una mujer ha sido asesinada en su casa, y resulta ser la mujer del violador de tu hija. El hombre ha sido detenido por el asesinato ya que hay suficientes pruebas que le inculpan. Al principio te alegras ya que por fin va a ir a prisión. Miras la hora de la muerte de la mujer y ves que fue cuando vistes al hombre cenando en el restaurante. El no lo pudo hacer y tu lo sabes. Si no dices nada el violador será condenado pero el verdadero asesino estará suelto. Si dices que le viste cenando en el restaurante quedará libre gracias a darle una coartada. ¿Qué harías?

4 – ¿Qué familiar va primero?

Tú y tu familia vais a salir de vacaciones en un puente en pleno verano. Vais a una zona costera a disfrutar de unos cuantos días de playa. Tu hija tiene siete años y su mejor amiga es tu sobrina, la cual tiene la misma edad. Te llevas muy bien con su familia y tu hija te pide si por favor puede  ir también su mejor amiga. No ves ningún problema y se lo dices a sus padres, los cuales aceptan ya que hay total confianza.

Llegas a la playa con tu mujer y las dos niñas y os acomodáis en el bungalow que habéis alquilado. Tu hija y tú sobrina quieren ir a nadar a la playa, pero las dices que no hasta que tu mujer y tú hayáis sacado las cosas del coche. Las dices que pueden jugar en la arena mientras tanto. Se van corriendo a jugar en la arena y vais sacando las cosas del coche. No han pasado cinco minutos y escuchas unos gritos que vienen de la playa. Sales corriendo con tu mujer hacía de donde vienen los gritos y ves que las dos niñas te han desobedecido y están en el agua. Han quedado atrapadas en una corriente y lo están pasando muy mal.

Te lanzas al agua y ves que tu nieta es la que peor lo está pasando porque apenas sabe nadar. Tu mujer se queda en la orilla porque tampoco sabe nadar por lo que tu eres su única esperanza. Te cuesta horrores llegar hasta las niñas ya que la corriente es muy fuerte. Te das cuenta de que no puedes sacarlas las dos al mismo tiempo. Tienes que tomar una decisión de cual sacas primero. Sabes también que solo tienes fuerzas para poder sacar a una de ellas. La que ya está casi ahogada es tu nieta, pero tu hija lo lleva mejor para estar a flote.

Si sacas a tu hija claramente tu nieta morirá ahogada. Si sacas primero a tu nieta hay todavía posibilidades de que tu hija puede mantenerse a flote hasta que cojas fuerzas para volver. El problema es que no sabes muy bien cuanto podrá resistir. ¿Cuál sacarías primero?

5 – Conducción temeraria con prisión

Te has dormido justo cuando esa mañana tenías una importante reunión en el trabajo. Por este motivo vas conduciendo más deprisa de lo debido e incluso de forma temeraria para llegar a la reunión. Coges el teléfono móvil y empiezas a teclear un mensaje para un compañero de trabajo y decirle que haga tiempo con los clientes hasta que llegues. Es un error que te has distraído durante unos segundos. De repente golpeas violentamente algo y pegas un fuerte frenazo. Los dos coches que venían detrás de ti te intentan esquivar, lo cual provoca una fuerte colisión.

Te bajas del coche todavía impactado y ves que has atropellado a una persona. Ves que está muy malherida, y de hecho piensas que está muerta. Los dos coches que y el tuyo propio han quedado en muy mal estado con el choque al frenar. Una mujer del coche que iba detrás se baja del vehículo y se te acerca tambaleando y en estado de shock. Te dice entre lágrimas que ha pasado por encima de alguien con su coche. De hecho, señala al cuerpo de la persona que tú has atropellado.

Por algún motivo, la mujer piensa que fue ella quien atropelló a la persona. Sabes perfectamente que has sido tu el culpable, pero la mujer está dispuesta a asumir la culpa. Puede pasar una temporada en prisión si no dices nada, y tu saldrías limpio del accidente. También cabe la posibilidad de que se descubra y que pases mucho más tiempo en prisión por tratar de encubrir la verdad. ¿Qué harías?

6 – El dilema de la bomba de relojería

Un terrorista ha amenazado con hacer explotar varias bombas en varios puntos de tu ciudad. Finalmente le consiguen detener pero las bombas tienen un mecanismo de relojería y explotarán en unas pocas horas. Es posible que cientos de personas mueran en estos atentados y claramente hay que hacerle hablar antes de que detonen los explosivos. Se niega a decir donde están las bombas y apela a su derecho de permanecer en silencio.

Está claro que hay que hacer algo y se sugiere recurrir a la tortura para sacarle la  información sobre donde están los explosivos. Se habla incluso de torturar a los familiares del terrorista para conseguir que hable. Este es uno de los dilemas morales que incluso se han llevado al cine con la película “Amenazados”. ¿En qué posición te podrías tú? ¿Ves justificable torturar al terrorista, su mujer o incluso sus hijos para salvar cientos de vidas?

7 – Náufragos

Estás en un crucero y te lo estás pasando muy bien. Es un barco grande con todos los lujos y están siendo las mejores vacaciones que has tenido. Sin embargo, todo acaba cuando el barco golpea algo y el capitán anuncia que hay que abandonarlo. El barco se está hundiendo por lo que hay que usar los botes salvavidas. Te subes a uno de ellos junto a otras personas, pero la mala suerte hace que el bote se golpee y quede agujereado.

Hay diez personas en el bote salvavidas y se está hundiendo debido al boquete. Como eres una persona con recursos dices que si nueve personas se dedican a sacar agua con sus manos mientras la otra descansa, el bote se mantendrá a flote. Tiene que hacerse de forma continua. Hacer con una de las personas descanse cada cierto tiempo hará que el grupo no se canse demasiado. De esta forma habrá tiempo para que llegue el equipo de rescate. Sin embargo, no se saca suficiente agua de este modo y calculas que en cinco horas en bote se habrá hundido. Si el rescate no ha llegado para entonces, muchos del bote morirán.

Mientras todo esto está pasando, otro bote salvavidas se acerca y ves que un buen amigo tuyo esté dentro. Ha notado también esta limitación de tiempo. Te dice que hay en su bote espacio para un más por lo que te ofrece que vayas nadando y así dejes de achicar agua. Haces el cálculo y te das cuenta que si te vas, dejarás a nueve personas sacando agua. Esto reducirá el tiempo de que se mantenga el bote a flote en unas dos horas. Sin embargo, tú sobrevivirás. La corriente se está llevando el bote de tu amigo, por lo que tienes que decidirte deprisa. ¿Te quedarías en el bote que se hunde o saltarías al otro bote?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here