Todos soñamos sin excepción, y algunos lo hacemos más que otros. En lo que todos los científicos coinciden es que no sabemos muy bien porque lo hacemos. No siempre soñamos cuando dormimos, y cuando lo hacemos no hay quién comprenda todo lo que se nos pasa por la cabeza. Buscarle el sentido a muchos de los sueños que tenemos es complicado. Comprenderlos luego es algo casi imposible y solemos relacionarlos con algunas cosa que nos ha pasado o simplemente no les hacemos caso. ¿Qué piensan los psicólogos y psiquiatras sobre lo que soñamos? Creen que los sueños realmente no sirven para nada físico en nuestro cuerpo. Esto no significa que tenga una fuerte repercusión en nuestro lado emocional. Te contamos algunas teorías de porque soñamos.

Hay muchos estudios en la actualidad que buscan encontrar sentido a los sueños. No solo eso, sino que se quiere saber si se puede aprovecharse de ellos para el beneficios de los demás. Después de todo, vivimos los sueños como si fueran otra parte de nosotros y que algunas veces experimentamos como si fuera real. Os damos algunas de las teorías de porqué soñamos y para lo que sirven.

1 – Consolidan los recuerdos

Se piensa que los sueños son una de las mejores maneras de almacenar la información que recolectamos todos los días. Cuando soñamos nuestro cerebro tiene la posibilidad de trasladar información en nuestro cerebro de ciertas partes a otras. Hablamos de zonas de nuestro cerebro donde se almacena la memoria de periodo corto y la de periodo largo. Cuando dormimos nuestro cerebro parece que procesa mucha información que hemos asimilado, y lo va trasladando a otras zonas. Se piensa que los recuerdos son distribuidos a varias partes de nuestro cerebro y algunos son guardados.

2 – Nos ayudan a estar cuerdos

¿Si no soñamos nos podríamos volver locos? Es lo que muchos piensan. Aunque muchos dice que no sueñan en absoluto, eso no es verdad. Todos soñamos, lo que pasa es que no todo el mundo lo recuerda. Soñar nos ayuda a enfrentarnos a muchos miedos, sentimientos  y ansiedades que tenemos a lo largo del día. Nos ayuda a procesar mucho mejor las malas experiencias y situaciones intensas por las que podemos pasar. Nuestro cerebro hace conexiones entre los sentimientos y las experiencias por las que pasamos. Cuando soñamos, estas conexiones cerebrales son distintas que cuando estamos despiertos.

Estas nuevas conexiones nos permiten desarrollar nuevas perspectivas al ver las situaciones desde otro ángulo. Muchos investigadores creen que esto puede ser una manera de llegar a la raíz de muchos de nuestros problemas de tristeza, rabia, miedos o inseguridades.

3 – Soñar ayuda mucho con la ansiedad y depresión

Como se ha dicho en el anterior segmento, soñar nos ayuda para estar sanos mentalmente. Varios estudios realizados con personas con ansiedad y depresión, pudieron mostrar que hay una relación entre soñar y estos dos desórdenes. Se pudo comprobar que la gente con ansiedad y depresión solían tener sueños más agresivos y relacionados con pesadillas. Al despertar se podía ver que estaban más calmados y receptivos a realizar toda clase de pruebas. Estos estudios encontraron una relación directa de problemas emocionales cuando no se duerme adecuadamente, con sus respectivos sueños.

Se han hecho también varias investigaciones para ver como afecta la falta de sueño. Los pacientes que se presentaron voluntarios tuvieron varios problemas, como falta de concentración, poca coordinación, subida de peso y tensión acumulada. Uno de los estudios no solo privaba de sueño a los participantes, sino que no les dejaban soñar. Cuando entraban en el estado del sueño REM se les despertaba de inmediato. Los síntomas mencionados antes de agravaban mucho más si no se permitía soñar al paciente.

4 – No soñar puede mostrar problemas psiquiátricos

Los problemas de insomnio afectan a gran parte de los pacientes que han sido diagnosticados con algún desorden psiquiátrico. Esto no significa que la gente que no duerme bien tenga estos problemas mentales. Aun así, hay un claro vínculo entre no dormir adecuadamente y desarrollar problemas psiquiátricos tanto en niños como adultos. Una prolongada falta de sueño puede hacer que tarde o temprano aparezcan estos desórdenes. La parte buena es que hay buenos tratamientos para recuperar el sueño normal, lo cual puede prevenir la aparición des estos desórdenes mentales.

5 – Los sueños como un motor de procesamiento

En un estudio se encontró que mientras estamos en el estado de sueño REM, procesamos nuevos conceptos y los vinculamos con cosas que sabemos. Se comprobó que los sueños aparecen cuando nos damos cuenta de estos vínculos. Suelen ser sonidos e imágenes relacionados con cosas que sabemos o hemos experimentado. Nuestro cerebro interpreta estos fragmentos y trata de crear una línea narrativa para interconectarlos. Se piensa que este es el motivo por el que los sueños son tan extraños y confusos. Las historias que podemos ver en los sueños son restos de información que se han acumulado en nuestro cerebro. Los enlaces que se forman para dar sentido a esta información es lo que muestran los sueños.

6 – Sigmund Freud y su análisis de los sueños

Sigmund Freud tenía mucho que decir sobre el tema de los sueños, aunque muchas de sus teorías son han dado por erróneas en los últimos años. En sus estudios de psicoanálisis Freud se especializó en los sueños. Les quiso dar sentido a muchos de ellos dando interpretaciones y teorizando sobre lo que querían decir. Según decía, estamos movidos por instintos agresivos y sexuales, los cuales están reprimidos en nuestra conciencia y se salen a la luz en los sueños. Decía que muchas veces los sueños mostraban contenido que tenemos oculto o reprimido. Al no aceptarlo estando despiertos se muestra estando dormidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here