Cada vez vemos más películas con la coletilla “basado en hechos reales” y no siempre es el caso. Lo que pasa es que queda bien ponerlo para dar más impacto al film. Al fin y al cabo el cine es para entretener y tienen que cambiar cosas para darle más énfasis o interés para el público. Lo cierto es que muchos personajes reales de película son totalmente lo contrario de cómo los quieren representar en el cine. Se les puede hacer parecer como héroes y el personaje real no serlo en absoluto. También se les puede presentar como horribles monstruos, siendo el personaje real una buena persona que nunca tuvo problemas. Es el poder del cine, y os contamos algunos ejemplos.

1 – El Capitán Phillips y el secuestro de su barco

En la película se tratar a Richard Phillips como un héroe cuando fue secuestrado por piratas somalíes. Hace todo lo posible por mantener a su tripulación alejados de los violentos piratas. Incluso arriesga su vida para que nadie saliera herido. El verdadero Capitán Phillips según su tripulación es todo menos un héroe. La opinión que tenían de el no era muy buena, sobre todo al acusarle de ser el culpable del ataque pirata somalí.

Parece ser que le habían avisado repetidas veces que por esas aguas había piratas y era peligroso. Le dijeron que un buen número de barcos habían sido atacados en las últimas semanas y que no se acercada a menos de mil kilómetros de la costa de Somalia. El Capitán Phillips ignoró todo esto y navegó a poco más de 250 kilómetros de la costa somalí. La tripulación quiso impedir este procedimiento y le rogaron que se alejaran de esas aguas. La contestación de Phillips fue “No voy a dejar que unos piratas me asusten”. Finalmente hubo un ataque pirata y todo el mundo pidió al capitán que siguiera el protocolo.

Tenía que haber cortado la energía y hacer que todo el mundo se encerrara bajo cubierta. El Richard Phillips dijo que tenía un plan. Al final toda la tripulación se quedó en cubierta y el fue capturado al no seguir el protocolo.

2 – La Casas de la Pradera

Fue una serie muy popular hace años y se han hecho varias películas basadas en la novela de Laura Ingalls Wilder. Los personajes son su propia familia y ella misma al ser autobiográfico. En su libro su padre Pa Ingalls es un amante y buen padre de familia con unos valores sólidos. Esto se quiso también presentar en la serie “La Casa de la Pradera” con el actor Michael Landon interpretando a Pa Ingalls.

Lo que la escritora se olvidó de mencionar es que su padre tenía una dura visión de la justicia. En una ocasión se unió a una partida de vigilantes para cazar a la familia Bender, los cual habían matado a diez personas en Kansas. Eran unos peligrosos asesinos en serie que ya se habían pasado de la ralla. Los vigilantes junto a  Pa Ingalls llegaron a casa aquel día muy tarde. Cuando le preguntaron donde estaba la familia Bender, contestó que nadie les encontraría nunca.

Parece ser que la familia de asesinos fue linchada por la patrulla. Aunque no se llegó a decir claramente, fue cierto que nunca más se supo de la familia Bender. Fue un secreto a voces el que fueran ejecutados. Por tanto, cuando vuelvas a ver La Casa de la Pradera, recuerda que el cabeza de familia Ingalls también era un ejecutor de asesinos en serie.

3 – Deliverance y los hombres de las montañas

La idea de hacer la película Deliverance vino de un paseo en canoa por el sur de los Estados Unidos. El escritor John Dickey y dos amigos se metieron en las inhóspitas aguas de un río de Georgia. En su viaje conocieron a pintorescos personajes como en la película. Tuvieron un accidente con la canoa y tuvieron que pedir ayuda. Se encontraron con una familia de locales que se dedicaban a fabricar alcohol de contrabando. Eran la típica gente de montaña tal como la película nos muestra.

La diferencia es que esta familia les ayudó en todo lo que pudo. No hubo agresiones ni violaciones como en el film. Les invitaron a su casa y les dieron de comer y beber. Luego les llevaron al pueblo para que estuvieran a salvo. Ni siquiera aceptaron dinero por la ayuda. Todos coincidieron que la gente de la zona era muy amigable. Sin embargo, el escritor comprobó que la mayoría iban siempre armados y además eran bastante racistas. Escribió la novela Deliverance (de donde se basa la película) y cambio a la familia que les había ayudado por asesinos y violadores. Los convirtió en unos paletos que vivían en las montañas.

4 – Rod Ansell, el personaje en el que se basa Cocodrilo Dundee

Te puede gustar o no las películas de Cocodrilo Dundee, pero lo cierto es que está inspirado en una persona real. Los productores tuvieron la idea cuando oyeron la historia de Rod Ansell. Este hombre estuvo perdido durante 54 días en uno de los desiertos más duros de Australia y consiguió salir con vida. Sin embargo, Ansell no era nada parecido a lo que nos muestra el actor Paul Hogan. Rod Ansell era un adicto a las metanfetaminas y acabó muriendo en un tiroteo con la policía.

Se perdió en el desierto cuando estaba totalmente drogado y su novia le convenció de que unos masones habían secuestrado a su hijo. Fue con una escopeta por el vecindario disparando a todo el que se le ponía delante. Después de intentar robar una camioneta, huyó al desierto. No se sabe como pudo sobrevivir tanto tiempo, pero cuando la policía le localizó, Ansell les amenazó y les empezó a disparar. Le mataron de un disparo en el pecho.

5 – El verdadero militar de El francotirador

Chris Kyle fue la persona real que se puede ver en la película de Clint EastwoodEl Francotirador”. En el film el personaje siempre está con problemas de conciencia por disparar a tanta gente, incluidas mujeres y niños. Parece que en la vida real Kyle no tenía tantos escrúpulos. De hecho, dijo en varias ocasiones que era un trabajo divertido y pensaba que los iraquies eran unos salvajes. Estaba totalmente convencido que lo que hacía era lo correcto y no había ningún remordimiento.

6 – El renacido y Hugh Glass

Leonardo DiCaprio hizo un gran papel en “El Renacido”, pero posiblemente lo más interesante sea el personaje real. Hugh Glass tuvo una vida increíble. Para empezar, la escena del ataque del oso fue muy real. Fue malherido por un enorme oso Grizzly y de alguna manera pudo sobrevivir. Tuvo que recorrer más de 300 kilómetros en territorio salvaje hasta llegar a una zona poblada. Le movió la venganza, tal como explica la película. Es realmente lo único real que hay en el film.

Hugh Glass no tenía un hijo que fue asesinado como en la película. Tampoco tenía una deuda de sangre con alguien. El motivo de su enfado y ansias de venganza era porque el oso le había dejado al borde de la muerte y sus amigos le abandonaron en el bosque antes de que muriera. Consiguió llegar al fuerte Henry con la ayuda de unos tramperos franceses, los cuales eran buena gente que le ayudaron a salvarle (no como dice la película).

Es verdad que se encontró con John Fitzgerald, la persona que dijo a todos de abandonarle a su suerte. Glass pidió la cabeza de Fitzgerald, pero finalmente la cosa no llegó a más. Le dijeron que no podía matar a Fitzgerald y Hugh Glass tuvo que aceptarlo y marcharse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here