Vivimos en una sociedad que se considera avanzada, y lo cierto es que hay muchas cosas que han quedado erradicadas como la esclavitud. Si pensamos que hace relativamente pocos años la esclavitud era algo asumido y permitido, podemos ver como las cosas cambian. Los castigos corporales a los esclavos eran horribles y no se podían quejar. Aunque hemos hecho avances es cosas como esta, hay una cosa que todavía permanece en varias partes del mundo, y son los esos mismos castigos corporales de otros tiempos. Parece que las tradiciones son difíciles de eliminar en muchos casos y ciertos castigos siguen siendo habituales. Veremos algunos de los castigos de este tipo que siguen existiendo hoy en día  y se aplican a diario en todo el mundo.

1 – Latigazos

Los conocidos latigazos son una forma de castigo que todos hemos visto en infinidad de películas. Era un castigo muy común hasta el siglo 19, aunque fue desapareciendo para dar paso a otras formas de castigo, que generalmente era el encarcelamiento. Hoy en día las Naciones Unidas y otros grupos por los derechos humanos lo condenan y lo consideran una forma de castigo cruel. Eso no significa que se deje de hacer. Hay varios países que siguen usando los latigazos como forma habitual de castigo, incluyendo Arabia Saudí, Irán y Sudán. Tanto hombre, mujeres y niños puede recibir latigazos y se suele hacer en público. A pesar de las muchas protestas para que se deje de aplicar, sigue siendo una penalización habitual en varios países.

2 – Azotado con una caña

Es otra forma de latigazos aunque en lugar de golpear con un látigo o un cable, se hace con una caña larga y fina. Estos golpes de caña pueden ser muy dolorosos ya que suelen abrir la piel y dejar cicatriz. También ha sido un castigo muy condenado por varios grupos y asociaciones ya que se hace en muchos países. Uno de los sitios donde más se usa la caña es en Singapur. Todos los años se aplican miles de estos azotamientos, sobre todo a delincuentes comunes. Recientemente este tipo de castigo corporal volvió a la palestra al ser dos estudiantes alemanes lo que los recibieron. Fueron condenados a nueve meses de prisión y tres golpes de caña cada uno por pintar un graffiti en un tren. Aun con tantas protestas, son muchos los países que siguen defendiendo esta forma de castigo.

3 – Aislamiento

No solo el dolor físico es una forma de castigo que puede ser extrema. El asilamiento total por periodos de tiempo puede afectar mental y psicológicamente a una persona. Este castigo que se aplica en la mayoría de países suele dejarse para los peores y más violentos criminales. Normalmente los prisioneros que están en aislamiento suelen pasar unas 23 horas confinados totalmente solos y con un ahora para estar fuera de su celda. Aunque muchos han condenado esta práctica, es usa en la mayoría de países desarrollos. Se considera que en no tener ninguna interacción con otras personas finalmente destruye a emocional y psicológicamente a la persona. Sin embargo, otros recuerdan que muchos de estos presos precisamente no tienen una buena actitud con el resto de la población.

4 – Amputaciones

Una de las formas más terribles de castigo físico es sin duda la pérdida de un miembro. Por desgracia se siguen practicando las amputaciones de manos, brazos, pies y piernas en varios países en el mundo. Dependiendo del país, estas amputaciones se hacen en un entorno médico e higiénico controlado por médicos. Estos doctores no tienen más remedio que realizar la amputación tal como manda la ley. Al menos el condenado tiene el consuelo de la anestesia en estos casos. En otros países la cosa es mucho peor. Este castigo se realiza por métodos más explícitos y no se aplica ningún tipo de anestesia.

En los tres países que se han comentado antes, que son Arabia Saudí, Sudán e Irán, los pies y manos pueden ser cortados por varios tipos de crimen. Este castigo está descrito en la ley islámica Sharia y se aplica a los ladrones con delitos con armas. Se les corta la mano derecha y el pie izquierdo. Muchos grupos humanitarios hablan de este castigo como una tortura más que una penalización. Los países que tienen implementada la Sharia, usan estos métodos por ley.

5 – La ceguera

El dejar a una persona media o totalmente ciega es principalmente en Irán con la Sharia. Es un castigo que permite a las víctimas de crímenes violentos una compensación frente a sus agresores. Se basa en el “ojo por ojo” y hay varios modos de aplicarlo donde uno de ellos es la ceguera. En el castigo, uno o los dos ojos del criminal son cegados ya sea por una extracción o mediante un ácido. Se suele aplicar principalmente cuando la víctima se ha quedado ciega. En Irán suele ser común este castigo ya que los ataques por ácido en la cara suelen ser frecuentes. La intención es desfigurar a la víctima y dejarla ciega. En menor medida este castigo se hace en Arabia Saudí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here