En la época en la que vivimos los medios de comunicación nos dicen todo el tiempo lo que es saludable o no. Nos dicen lo que hay que comer, lo que hay que dormir, lo que hay que andar, y muchas cosas más. Por si no fuera poco, cada cierto tiempo nos cambiar alguna versión, y lo que antes era sano ahora es malo y viceversa. ¿Ha quién podemos creer o qué es realmente sano o no? Son cientos de cosas las que habría que debatir pero en este artículo vamos a hablar de ciertas cosas que no son tan saludables como parecen. Algunas de ellas las hacemos habitualmente por lo que mejor empezar a pensar en cambiar.

1 – Tomar antibióticos no es tan bueno

Este es uno de los problemas que ya la mayoría sabe, y es que los antibióticos no se están tomando de la manera correcta. El uso frecuente de estos medicamentos está ayudando a que la gente consiga tener más resistencia a las bacterias. Si la cosa continua así en unos años muchos antibióticos ya no servirán para las cosas más comunes. Hay muchas personas que empiezan a tomar antibióticos con simples catarros, lo cual es una locura. Hay enfermedades comunes que simplemente tenemos que esperar que se curen con descanso y bebiendo muchos líquidos. Mucha gente se salta esta norma. Los antibióticos cada vez tienen menos efectos en la gente y nosotros mismo lo estamos provocando.

2 – Cuidado con los calmantes

Mucha gente toma toda clase de medicamentos para cualquier mínimo dolor que sufra. Hay en la industria farmacéutica una gran cantidad productos que alivian el dolor y malestar. Hay una cosa que debemos saber de los medicamentos contra el dolor. Tienen la capacidad de cambiar la química de nuestro cerebro. Muchos de estos cambios pueden ser irreversibles y la causa de que con los años surjan enfermedades neurológicas. Cuidado con abusar de los calmantes en cualquier forma en las que vengan.

3 – Comer pescado es muy sano, o puede que no…

Siempre se ha dicho que no hay que abusar de la carne y comer mucho pescado para estar sano. Por desgracia, las reglas han cambiado en la actualidad y hay que tener cuidado con el pescado. Algunos tipos de pescados ya han mostrado que pueden causar envenenamiento por mercurio. También pueden estar contaminados con otras sustancias que hay en el mar, y es que la contaminación de los océanos ya nos pasa factura.

4 – Nadar en la piscina no es tan recomendable

Nada es uno de los deportes más saludables que hay. Normalmente lo hacemos en la piscina y es uno de los ejercicios recomendados por cualquier médico. Sin embargo, nadar en piscinas no es lo mejor que podemos hacer en los tiempo que corren. Muchas no tienen un buen mantenimiento y nuestro entrenamiento puede salir bastante mal. Si es una piscina pública, también tenemos el riesgo de que bacterias y otra clase de cosas parecidas nos den un disgusto. Por tanto, cuidado con las piscinas si no son de confianza.

5 – Cuidado con lo que te lavas las manos

Seguro que has visto esos frascos que apretando la válvula superior administran un poco de jabón para lavarnos. Muchos de estos jabones vienen acompañados de productos para matar gérmenes, lo cual no está mal. Sin embargo, se ha demostrado que estos jabones pueden ser malos para la piel de las manos. Tienen ciertas sustancias químicas que no son nada recomendables para la piel. Aparte de esto, este tipo de jabones está haciendo que muchos virus y bacterias se vuelvan más resistentes. Habría que plantearse que si realmente estos sistemas de limpieza están ayudando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here