En el cine de la ciencia ficción el policía conocido como RoboCop es uno de los humanos robóticos más famosos. Muchos están de acuerdo que es una de las mejores películas que se han hecho sobre robots, aun teniendo a Terminator como uno de sus grandes rivales. Por supuesto hay muchos más robots humanos en el cine, y algunos realmente famosos. Sin embargo, RoboCop ha quedado como el auténtico policía robotizado que lucha contra el crimen aplicando la ley de forma estricta. La primera parte de RoboCop dio pie a una franquicia que llevó incluso a un remake en el año 2014.

1 – RoboCop y las escaleras

Está claro que RoboCop es superior a cualquier policía de la época. Nunca se cansa, puede grabar mentalmente cualquier cosa que vea, resiste el impacto de las balas y otros proyectiles. Claramente es el súper policía que todos quisiéramos cerca de nosotros en caso de estar en apuros. Una de las cosas que RoboCop no puede hacer es bajar escaleras. Una de las cosas que muchos aficionados a las películas de RoboCop es  ¿Cómo pudo vencer el robot ED-209 precisamente bajando escaleras?

En una entrevista al director de la película, este dijo que el actor Peter Weller tenía que ponerse una máscara y un traje que le impedía hacer movimientos normales. Una de las cosas que más le costaba hacer era bajar escaleras. Lo podía hacer pero la hacía parecer totalmente ridículo. Por eso las secuencias del actor bajando escaleras se redujeron al mínimo. De hecho, en la secuencia se puede ver a Peter Weller andar de una manera rara según baja las escaleras en la secuencia. Lo puedes ver más abajo.

2 – Los policías adoraban a RoboCop

Cuando las películas de RoboCop estaban en todo su apogeo, tenía muchos seguidores y fans. Lo que no sabe mucha gente es que la policía de verdad les entusiasmo RoboCop. Al principio los productores estaban preocupados de cómo se tomaría el cuerpo de policía un agente robótico. Se pensaba que alguno podría ofenderse por los métodos usados por Murphy contra delincuentes y sus propios jefes. Al final se pudo ver que los policías estaban encantados con el robot policía.

3 – El nombre de RoboCop no gustaba a todo el mundo

Se pudo saber después que muchas de las personas que estaban metidas en la producción de RoboCop odiaban el título de la película (y el nombre del personaje). El nombre les parecía ridículo e incluso el director Paul Verhoeven lo recibió con de mala manera. En cuanto leyó el título del guión y vio RoboCop, tiró el guión a la papelera. Pensó que era otra entupida película de acción que no merecía la pena. Por suerte, su mujer cogió el guió de la papelera y lo leyó. Le gustó mucho y le explicó a Verhoeven el argumento del film, y que merecía la pena dirigirlo. Paul Verhoeven fue convencido gracias a su esposa para dirigir RoboCop.

4 – Una de las escenas fue censurada pero la tuvieron que usar

Hay una escena en RoboCop donde uno de los criminales se estrella contra un recipiente de productos tóxicos. Se empieza a deshacer de una forma horrible como si fuera un muñeco de plástico y la final solo quedan los huesos. Al final acaba explotando como un globo, lo cual ya deja la escena como una de las más dantescas del film. Es una escena bastante fuerte y la censura americana les pareció algo demasiado horrible para poner en la película. Sin embargo, cuando hicieron pases de prueba con un público previo, dijeron que era su escena favorita. De hecho, la llamaron “el hombre que se derrite” y al final la tuvieron que dejar en la primera parte de RoboCop.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here