Australia es como un mundo aparte. Sigue siendo una tierra salvaje donde la mayor parte del país sigue sin ser habitada. Tiene una fauna animal única en todo el mundo, y también se la conoce como el país con más animales peligrosos del mundo. Australia tiene animales pueden matar a una persona en lo que tardamos en bostezar. Ya sea en el agua o en tierra, hay que  andarse con cuidado si nos alejamos de las ciudades. Hemos hecho una lista de los animales más mortíferos que podemos encontrar en Australia. Si vas a viajar a este enorme continente, por lo menos irás avisado de lo que te puedes encontrar.

1 – Un peligroso animal acuático llamado Pez Piedra

Se nos hace difícil imaginar que un pez pueda ser tan peligroso. Sin embargo el pez piedra es considerado el pez más peligroso del mundo. Su nombre es por su habilidad de camuflarse en los arrecifes, donde en este caso Australia tiene la gran barrera de arrecifes. Este pez puede cambiar de color dependiendo de donde esté. Se alimenta de otros peces más pequeños, pero podemos tener la mala suerte de cruzarnos en su camino.

Las aletas dorsales del pez piedra son lo que los hace tan peligrosos. Tiene unas espinas muy puntiagudas que puede atravesar cualquier cosa. También contienen sacos de veneno que provocan en el momento un intenso dolor. El dolor es terrible durante las siguientes horas, pero esto es solo el principio. Si no se trata a tiempo, la víctima entra en estado de shock y queda paralizado, donde finalmente se produce la muerte. Por tanto, si vas a bucear en Australia, quédate con el aspecto de este pez para alejarte lo más lejos posible.

2 – La araña de espalda roja

Ya hemos hablado antes de arañas peligrosas en flipada.com, pero merece la pena recordar a la araña de espalda roja para este artículo. Es fácilmente reconocible por la manca roja que tiene en el lomo, aunque solo la tienen las hembras. Es una araña que se puede encontrar en toda Australia y es mejor evitarla si vemos una. La picadura de esta araña causa rigidez muscular, calambres, vómitos, dificultad para respirar, debilidad y sudoración. Al encontrarse en todas partes del país, la interacción con humanos suele ser frecuente. Pro suerte, hay un antídoto a su veneno.

3 – Una peligrosa serpiente llamada taipán del Interior

Esta serpiente solo se encuentra en Australia y se puede encontrar en el desierto. Tiene un color marrón y puede crecer hasta los dos metros y medio. Su veneno es algo a tener en cuenta ya que una gota puede matar a unos cien hombres. Cuando muerde no suele inocular mucho veneno pero al ser tan potente la víctima puede morir en poco tiempo. Lo que hace este veneno es reducir el ritmo del corazón hasta que finalmente la víctima tiene un ataque. La parte buena es que solo se encuentra en áreas donde no hay muchas personas. Aun así, hay que alejarse si vemos alguna cerca.

4 – La serpiente negra de vientre rojo

Siguiendo con las serpientes australianas, la serpiente negra de vientre rojo es otra con la que tenemos que tener mucho cuidado. Vive en la costa este del país y puede alcanzar los dos metros de longitud. Suele moverse de noche donde pasa más desapercibida. Su alimentación es principalmente las ranas. Su veneno ataca primera la zona de la picadura, donde puede provocar una necrosis. Al poco tiempo los riñones empiezan a fallar y la víctima puede morir si no se aplica el antídoto.

5 – El gran tiburón blanco

Australia no es el único sitio donde hay tiburones blancos. Se pueden encontrar en Sudáfrica y las costas de Estados Unidos, Méjico y Chile entre otros lugares. Sin embargo, Australia tiene algunos de los más grandes que se han visto. Pueden crecer hasta los seis metros o incluso más. En la historia de Australia ha habido unos 700 ataques de tiburón blanco con 200 fallecidos. Lo cierto es que no es mucho si lo comparamos con otro tipo de ataques de animales. Lo que pasa es que el terror que inflinge este poderoso animal hace que muchas veces nos cueste acercarnos al agua en la playa.

6 – El pulpo de anillos azules

Este bonito pulpo parece sacado de una película de ciencia ficción. Suele estar en el fondo marino sin moverse demasiado. Aunque parece muy tranquilo, en cuanto nota un peligro la cosa se puede poner muy mal. Lo primero que hace es iluminar sus anillos azules en señal de aviso para el atacante. Si se entra en contacto con este pulpo su picadura provoca debilidad muscular, fallo respiratorio y la muerte. El mayor problema es que no existe un antídoto para el veneno del pulpo de anillos azules.

7 – La imponente araña de embudo

Hay muchas especies de araña de embudo, pero la que tienen en Australia es posiblemente la que más impone. Se suelen encontrar en los alrededores de Sydney y es una araña con la que hay que tener mucho cuidado. Puede tener un color negro o marrón y puede alcanzar los cinco centímetros. Su veneno ataca al sistema nervioso, causando espuma por la boca y espasmos musculares. Si no se trata de inmediato la picadura puede ocasionar la muerte. Cuando pica a una persona, hay que tratarla antes de dos horas o será demasiado tarde.

8 – El peligroso cocodrilo de agua salada

El cocodrilo de agua salada es el más grande de toda su especie, y también el más agresivo y peligroso. Recibe su nombre porque puede nadar tanto en ríos de agua dulce como por mar. Es algo parecido al tiburón toro, el cual también se encuentra en lagos y ríos. Puede alcanzar un tamaño de 7 metros y pesar una tonelada. Es considerado el responsable de la mayoría de las muertes por ataque de cocodrilo. Buena parte de la culpa la tienen las personas por bañarse en zonas no controladas y de noche. Cuando oscurece estos animales aprovechan para cazar, por lo que no es buena idea meterse en ríos o lagos que no conozcamos.

9 – La mortal medusa Irukandji

Ya hemos hablado de la medusa Irukandji en flipada.com, pero la volvemos a recordar por su peligrosidad. Esta medusa es bastante pequeña, pero eso no impide que su veneno sea mortífero. Los síntomas de su picadura son nauseas, ansiedad, vómitos y dolor en las extremidades. Finalmente se tienen problemas para respirar y el corazón acaba parándose. Todo esto ocurre en unos 40 minutos, por lo que no da mucho tiempo para hacer nada. Para hacernos una idea, su veneno es cien veces más potente que el de una cobra.

10 – La avispa de mar

Hay otra medusa que tampoco queremos cruzarnos con ella, y es conocida como avispa de mar. Se encuentra en varias costas de Australia y su picadura es muy peligrosa. Los síntomas son hipertensión, un fuerte dolor, necrosis, problemas cardiacos y finalmente un ataque al corazón. Su tamaño es mucho mayor que el de la medusa Irukandji. Al ser más grande puede inyectar más veneno por lo que la hace mortífera. El problema es que mata en diez minutos por lo que no hay apenas tiempo de salvar a la víctima. Muchas personas suelen morir en la ambulancia antes de llegar al hospital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here