La tecnología que tenemos hoy en día es increíble y cada vez tenemos más cosas que nos hacen la vida más fácil. Los inventos son algo que llevan existiendo toda la vida, y se ha buscado principalmente hacernos la vida más fácil. Sin embargo, no todas las épocas han sido iguales y muchos de los inventos no eran del todo eficientes o viables. Hace algo más de cien años la creatividad de los inventores estaba por las nubes, y salían inventos de debajo de las piedras. Algunos de ellos eran inventos ridículos que hoy en día solo podemos ver como algo grotesco. Te dejamos con algunos de los más increíbles.

1 – La capucha para ducharse y no estropearse el maquillaje

En el pasado el maquillaje para mujeres no era como el de ahora, que puede resistir el agua. Hoy en día hay maquillaje con el que se puede ducharse, ir a la piscina o la playa. Antes no estaba tan perfeccionado y mojarse era sinónimo de tener que maquillarse de nuevo. Por eso alguien creo la capucha para mujeres en la ducha. Se trataba de una capucha de plástico con en la que cabeza quedaba totalmente protegida del agua. ¿Es realmente uno de esos inventos ridículos? Lo cierto es que es útil hasta cierto punto. De todos modos no tuvo mucho éxito en los siguientes años.

2 – El portador de bebés para parejas

Antes de que se pusieran de moda los arneses para llevar a bebés colgados del pecho de la espalda de los padres, hubo algunas variaciones. Lo llamaron suspensor de bebés y se usaba para ira patinar sobre hielo. Como se puede ver en la foto, era cosa de dos el llevar al bebé colgado en su silla. ¿Era buena idea llevar un bebé de esta manera? Hoy en día creemos que no. Afortunadamente no se ha vuelto a ver nada como esto. Suponemos que al final se dieron cuenta de que no era la mejor manera de llevar a un hijo, y menos patinando sobre hielo. Este se lleva la palma en inventos ridículos.

3 – Los orinales del pasado

La mayoría de las veces damos por hecho las cosas que tenemos porque son normales. En lo que se refiere al cuarto de baño, tenemos una bañera o ducha, un lavamanos y un inodoro. Antes de tener esto las necesidades se tenían que hacer o fuera de casa si era por la noche en orinales. En el pasado se llegó a ser muy creativo que este tipo de cosas. Los orinales eran de cerámica y con unos dibujos preciosos. Casi parecía un instrumento de cocina más que un inodoro portable.

4 – Carritos antigas para bebés

En este caso la creatividad era por necesidad y se inventó en Inglaterra durante la segunda guerra mundial. Los ataques químicos era algo a lo que se tenía mucho miedo. Eso no podía impedir que se sacara a los hijos de paseo. En el caso de los bebés, la solución fue crear un carrito de bebés algo peculiar. Se trataba de una cámara cerrada con ruedas que protegía a los pequeños de ataques con gas. De todos modos, nos preguntamos si realmente merecía la pena sacarlos de paseo. Al final seguían estando encerrados en una caja si poder respirar aire puro.

5 – Las máscara para aliviar las resacas

Hay muchas maneras de aliviar una terrible resaca. En el pasado también se bebía y no les gustaban las consecuencias al día siguiente. Por este motivo también hubo invenciones para solucionar este problema. Una de las más pintorescas es sin duda la máscara anti resacas. Como se puede ver en la foto, simplemente era una máscara con cubitos de hielo repartidas por varias partes. Suponemos que también era efectivo para las personas que tenían fiebre.

6 – Un dispositivo para enseñar a andar a los niños

Creemos que el inventor de este aparato lo hizo con las mejores intenciones, pero lo cierto es que no lo vemos muy buena idea. Como se puede ver en la imagen, un adulto se pone en los tobillos unas correas con dos palos los cuales en el otro extremo se atan a los tobillos de un niño. De la misma manera que se manejan marionetas con este sistema, la meta era enseñar al niño o niña dar los primeros pasos. Suponemos que esto causó más de un accidente. De todos modos, el invento no tuvo el éxito esperado por suerte.

7 – La moto de una sola rueda

Lo cierto es que esta máquina no debería realmente estar en la lista de inventos ridículos, ya que la ingeniería es espectacular. Es algo que realmente funcionaba y se creo en los años treinta. Esta peculiar moto de una sola rueda podía alcanzar más de 100 kilómetros por hora. El problema fue que no era un vehículo nada seguro. Hubo muchos accidentes y al final fue un tipo de moto que fue descartado para ser usado de forma general. Aun así, hay que reconocer que es muy interesante. Hoy en día hay variaciones más seguras de este modelo. Si miras en Google podrás ver algunos modelos bastante espectaculares.

8 – La moto anfibia

Seguimos con el tema de las motos. En este caso la moto tiene dos ruedas pero fue diseñada para ir por tierra y por agua. También fue creada en los años treinta y la idea es que se pudiera usar por carretera y también en pantanos, lagos o en el mar. No sabemos el éxito que tuvo esta moto aunque no hemos vuelto a ver algo parecido desde entonces. Por supuesto que hay motos acuáticas, pero son bastante diferentes.

9 – Las primeras versiones de la música con auriculares

Si nos creemos que el tema de ir con unos auriculares o cascos puestos para escuchar música es algo de ahora, estamos muy equivocados. Ya en los años cuarenta había inventores que creaban dispositivos para que la gente pudiera ir escuchando la radio mientras paseaba o hacia otras cosas. Uno de los inventos de más éxito fue el receptor de radio en forma de sombrero. Esta prenda de vestir que funcionaba como una radio fue comercializada a finales de los años cuarenta y costaba solo 8 dólares. Se vendía en varios colores diferentes y tuvo bastante éxito cuando fue patentado. Realmente no es uno de esos inventos ridículos de los que hablamos. De hecho, pudo ser una tecnología precursora.

10 – Los pianos desplegables

Los pianos desplegables se inventaron sobre todo para personas que tenían que estar postradas en cama durante mucho tiempo. Si se era un pianista pero por circunstancias no se podía levantar de la cama, este piano era la solución. Suponemos que también serviría para pianistas que eran muy vagos les gustaba mucho la cama. Sea como sea, es un invento de lo más extraño y no creemos que tuviera demasiado éxito. Por lo menos hoy en día no se pueden ver por ningún lado. Y con este dispositivo terminamos este artículo sobre inventos ridículos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here