Ya habíamos hablado en otro artículo sobre experimentos gubernamentales, pero uno que dio mucho que hablar fue el proyecto MK Ultra realizado por la CIA. Los encargados del experimento querían probar diferentes drogas que pudieran alterar las mentes de las personas. La agencia central de inteligencia (CIA) americana se estableció en los años cuarenta. Tenía como misión conseguir y analizar toda la información sobre seguridad nacional. Esto se extendía a cualquier parte del mundo relacionado con la seguridad de Estados Unidos. Para ello recurrían a todo tipo de cosas, como por ejemplo el espionaje.

Solo cinco años después de que se creara esta agencia, se puso en marcha un secreto programa llamado proyecto MK Ultra. Si misión era mejorar sus técnicas de interrogación y lavado de cerebro. De esta manera estarían un paso delante de otras naciones usando estos métodos de control mental. En su momento el proyecto contó con diez millones de dólares, los cuales hoy en día serían unos noventa millones. Con los años se desclasificó mucha información de este programa, lo cual te contamos a continuación.

1 – Los inicios del proyecto MK Ultra

El proyecto MK Ultra comenzó mediante una orden directa del entonces director de la CIA Allen Welsh Dulles. La persona encargada de supervisarlo fue Sidney Gottlieb, y en 1953 el programa ya estaba en marcha. El motivo fue que habían recibido noticias de que la Unión Soviética, China y Corea del Norte habían desarrollado técnicas de manipulación mental nuevas. De hecho, las estaban poniendo en práctica en prisioneros americanos capturados en la guerra de Corea. Por ello el proyecto tenía como meta desvelar cualquier secreto que tuviera una persona en la mente.

Este proyecto no era un único programa, sin que estaba formado por 150 programas asociados que funcionaron hasta bien entrados los años sesenta. Para hacernos una idea, había diferentes investigaciones paralelas donde se experimentaba con la química, material biológico y radiológico entre otras cosas. Todo ello para conseguir el control total de la menta humana.

2 – Como la CIA planteó un proyecto con tanta controversia

Un programa de esta envergadura y tan polémica tenía que hacerse con precaución. La CIA contrató los servicios de varias universidades y fundaciones de investigación. En total se sabe que casi 200 agencias de investigación estuvieron involucradas en el proyecto. Lo curioso es que con tantas agencias y universidades metidas en el tema se pudiera mantener el proyecto de forma secreta. Lo cierto es que no sabían que estaban trabajando para la CIA al ser contratados por terceras organizaciones creadas para tal propósito. Solo en algunos casos los jefes de las agencias de investigación sabían que el trabajo era para la CIA.

3 – Los experimentos humanos

Cuando el Proyecto MK Ultra fue desclasificado, lo que más impacto produjo fue que muchos experimentos se hicieron sin el consentimiento de la gente. Una de las más usadas fue el LSD. Con ello querían saber si con esta droga los espías extranjeros desvelaban sus secretos en contra de su voluntad. Usaron LSD en enfermos mentales, drogadictos, prostitutas y prisioneros. En este tipo de personas marginadas sabían que no podrían hacer nada para impedir sus pruebas. No solamente usaron LSD con esta gente, sino que incluso extendieron los experimentos con soldados y empleados de la CIA. Todo ello sin que supieran lo que estaba pasando.

Se buscaba con esto encontrar sustancias que pudieran controlar las mentes. Aun así había más objetivos. También se buscaba una forma de causar una pérdida de memoria temporal y permanente. Otra meta era que la gente actuara según se les ordenaba, aunque la orden no tuviera ninguna lógica. Se probó también hacer que las personas fueran sumisas y solo se centraran en el trabajo que se les asignaba. En otros casos querían emular síntomas de enfermedades neurológicas que luego pudieran contrarrestar. Como se puede ver, el Proyecto MK Ultra tenía muchos más objetivos para la mente humana.

4 –  ¿Cómo fue descubierto este programa tan secreto?

En 1975 hubo una investigación en las actividades de la CIA. La orden de esta investigación llegó del congreso de los Estados Unidos y la comisión Gerald Ford. En referencia al Proyecto MK Ultra muchos de los documentos habían sido destruidos. La orden se había dado dos años antes por el director de la CIA. Por este motivo la investigación tuvo que basarse bastante en los testimonios de la gente que estuvo involucrada. Aun así, dos años después aparecieron unos 20 mil documentos que se habían salvado de la quema. Se salvaron al haberlos archivado incorrectamente. Esto dio una mayor idea de lo que se habían hecho en los experimentos.

5 – Las muertes causadas por el experimento

Al haber destruido tantos documentos, no se sabe bien cuantas personas murieron a causa del Proyecto MKUltra. Sin embargo, si quedaron algunos documentos que hablaban de muertes debido a los experimentos. Uno de los casos más conocidos fue el de Frank Olson, el cual era un investigador del ejército para armas bioquímicas y biológicas. Olson aceptó participar en uno de los experimentos y le fue administrado LSD. No le dijeron en los efectos hasta veinte minutos después de dárselo. El problema era que Olson estaba pasando por una depresión severa, lo cual la agencia no tuvo en cuenta.

Según los documentos encontrados, Olson “salió” de la ventana de su hotel por la noche cayendo 30 pisos hasta su muerte. Su familia recibió 750 mil dólares de compensación por su muerte. Sin embargo, la familia no quedó convencida de que fuera un suicidio. Dijeron que la CIA lo había matado porque se había convertido en un riesgo de seguridad nacional. En 1994 se hizo una exhumación del cadáver y se hizo un autopsia. La autopsia reveló que había sido golpeado hasta dejarlo inconsciente antes de caer los 30 pisos.

6 – Se contrataron médicos alemanes de dudosa ética

Al terminar la segunda guerra mundial hubo muchos juicios por crímenes de guerra. Algunos de ellos llevaron a los tribunales a médicos alemanes que habían experimentado con prisioneros de guerra. En los juicios de Nuremberg se estableció un código que decía que no se podían hacer experimentos científicos en personas sin su consentimiento. Cinco años después el Proyecto MK Ultra se puso en marcha, donde se involucraron 1600 científicos e ingenieros alemanes. La mayoría de ellos habían sido oficiales nazi de alta graduación durante la guerra. Muchos nazis se libraron del castigo por crímenes de guerra gracias a esta proyecto secreto.

7 – ¿Existen proyectos similares en la actualidad?

Algunas personas creen que programas similares a MK Ultra siguen existiendo. Lo cierto es que todos sabemos como los medios de comunicación suelen estar manipulados. Hay muchas noticias falsas y otras que no cuentan toda la verdad. Se dice que muchos medios de comunicación están controlados por agencias de inteligencia, y nos llevan a creer lo que ellos quieren. No es de extrañar que de alguna manera estemos siendo mentalmente manipulados para tener una visión de las cosas según interese. Sabiendo las cosas que han hecho en el pasado estas agencias y lo que han mentido ¿Por qué íbamos a confiar ahora?

8 – El gangster Whitey Bulger estuvo en el experimento

Si no te suena el nombre de Whitey Bulger quizá recuerdes la película “Black Mass: Estrictamente criminal”, donde el actor Johnny Depp hacía el papel de este peligroso gangster. Antes de ser un conocido criminal mafioso, había sido un delincuente acusado de robo a mano armada y asaltar camiones. Fue capturado en 1956 y enviado a prisión por estos delitos. Sin embargo, le dieron la opción de participar en el Proyecto MK Ultra con lo que podía reducir su pena. Según dijo, le dieron frecuentes dosis de LSD con la idea de curar la esquizofrenia. No lo pasó nada bien durante estas pruebas diciendo que fue un auténtico infierno. Bulger no era esquizofrénico y las drogar querían simular los síntomas de esta enfermedad. Fue liberado nueva años más tarde.

9 – Los experimentos no solo se hicieron en Estados Unidos

Los experimentos de MK Ultra fueron llevados también a Canadá entre 1957 y 1964. Par la versión canadiense se contrató al psiquiatra Donald Ewen Cameron donde recibió un generoso cheque para desarrollar su investigación. El psiquiatra no sabía que estaba siendo pagado por la CIA. Este médico estaba buscando un modo de curar la esquizofrenia eliminando ciertos recuerdos usando drogas y reprogramación mental. Esto interesó bastante a la CIA y por esto fue contratado.

La terapia del doctor Donald Ewen Cameron era administrar LSD a sus pacientes con descargas eléctricas. El problema era que su método provocaba más daño que bien. La mayoría de los pacientes sufrieron daños, como incontinencia, pérdida de memoria y en algunos casos el habla.

10 – No solo usaron LSD para los experimentos

En el Proyecto MK Ultra no solo se limitaron al LSD sino que usaron otros muchos tipos de droga. Los que estuvieron en el experimento fueron administrados con heroína, mescalina, pentatol sódico, marihuana y alcohol. En uno de los experimentos que fueron desclasificados ponían barbitúricos en uno de los brazos del paciente y en el otro brazo ponían anfetaminas. De esta manera le dejaban en un estado semiinconsciente para poder interrogarle con más precisión. Algunas veces se usaba la hipnosis junto a las drogas para conseguir información o un comportamiento específico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here