En los últimos años han aparecido varias películas de tiburones, donde se han aprovechado del miedo innato que la mayoría tenemos a estas criaturas. Aunque no son ni mucho menos como nos los presentan en las películas, el terror a un ataque de tiburón es algo que nos sobrepasa. Lo gracioso es que las posibilidades de que ocurra son casi nulas, aunque cada vez que nos metemos al mar solemos pensar si podríamos ser la próxima comida de un escualo.  Recientemente se ha estrenado “The shallows” llamada en España “Infierno Azul” donde de nuevo un gran tiburón blanco decide incluirnos en su menú.

Muchas de estas películas de tiburones son bastante mediocres, por no decir malas (pongamos sharknado como ejemplo). Otras son bastante decentes como “Deep Blue Sea” y luego tenemos las que nos dejan pegados al asiento hasta que no termina la película. Este es el caso de “El Arrecife”, estrenada en el 2010 y que nos muestra la desesperada lucha de los supervivientes de un naufragio por evitar morir entre las mandíbulas de un gran tiburón.

foto-1

En la película podemos ver como un velero choca contra unos arrecifes en Australia y queda boca abajo, dejando a un grupo de personas a la deriva. Deciden llegar a la costa nadando, pero un oportunista tiburón les acecha poniéndoles las cosas difíciles. “El Arrecife” está muy bien hecho y sabe transmitir el terror de los protagonistas en una situación tan extrema. Sin embargo, lo más terrorífico es que está basada en hechos reales. Fue algo que pasó de verdad.

La historia real de Roy Boundy y sus amigos

“El Arrecife” se basó en lo que les pasó a Roy Boundy y dos de sus amigos en la costa de Australia en 1983. Fue una experiencia que tuvo que ser terrorífica y no se puede explicar con palabras. Los hechos ocurrieron también en Queensland, donde se desarrolla la película, aunque hay ciertas diferencias. En “El Arrecife” es un tiburón blanco el que ronda a los náufragos, aunque en la historia real fue un tiburón tigre.

El mes de Julio de 1983, tres amigos se subieron a un barco de pesca y pusieron rumbo al norte de Queensland, donde el capitán era el propio Ray Boundy con 28 años de edad, y sus amigos Dennis Murphy (24) y Linda Ann Horton (21). Conocían el área bien por lo que no esperaban problemas, por lo que la idea era disfrutar del día pescando, bañándose y tomando el sol. Sabían que los ataques de tiburón eran muy raros en la zona, por lo que no tenían problemas en meterse en el agua.

El accidente que lo empezó todo

foto-2

La embarcación llegó al punto de destino donde solían echar el ancla y pescar. Al llegar se encontraron que las aguas estaban más agitadas que de costumbre. En muy poco tiempo la cosa empeoró y tuvieron que enfrentarse a vientos de casi 100 kilómetros por hora. Las aguas se pusieron también bastante violentas por lo que decidieron volver de inmediato.

Esa misma noche, dos grandes olas chocaron contra su barco y el barco zozobró quedando boca abajo. Los tres miembros de la tripulación quedaron a la deriva entre los restos de todo lo que había en el barco. El barco no iba a estar a flote durante mucho tiempo por lo que decidieron seguir un plan. Según sus cálculos, no estaban demasiado lejos del arrecife de Lodestone. Este arrecife era muy visitado por otros barcos pesqueros, por lo que las posibilidades de que les rescataran eran muy altas. Decidieron llegar nadando, lo cual era la mejor opción que tenían.

El primer encuentro con el tiburón

foto-3

Los tres náufragos iban juntos nadando agarrados a lo que habían podido conseguir del barco. Uno de ellos fue el primero en ver un movimiento en las aguas cercanos a ellos. Pudieron comprobar que se trataba de un tiburón tigre que Boundy en ese momento calculó que tenía unos cuatro metros y medio. Más tarde dijo que seguramente el tiburón había sido atraído por la pesca que había en el barco que había volcado. En ese momento y a pesar del terror inicial de la situación, mantuvieron la calma y decidieron nadar en silencio y alejarse de la zona.

Había pasado unos diez minutos cuando el tiburón atacó al grupo y agarro a Dennis Murphy pro la pierna por debajo de la rodilla. Boundy gritó a Murphy que le diera una patada pero el tiburón arrastro a Murphy bajo el agua. Cuando volvió a aparecer en el superficie se dieron cuenta que el tiburón se había llevado la parte inferior de su pierna. La hemorragia era muy fuerte y toda la sangre no hacía más que atraer de nuevo al escualo.

Aun estando en estado de shock,  Murphy tomó una decisión que fue alejarse nadando de sus dos amigos. Sabía que estando todos juntos que con toda esa sangre, era cuestión de tiempo que sus amigos también fueran heridos. Parece que funcionó y esto salvó de momento a Boundy y a Linda. Murphy desapareció al poco tiempo, posiblemente por un segundo ataque del animal.

Segundo encuentro

foto-4

Boundy y su amiga Linda estaban obviamente en un estado de puro terror por lo que había ocurrido. Nadaron durante otras dos horas alejándose de la fatídica zona donde el tiburón les había atacado. Faltaban dos horas para que amaneciera, y la visibilidad era casi nula. Esto hacía que el miedo fuera más intenso al no poder ver lo que pasaba a su alrededor. Ambos amigos estaban abrazados mientras chapoteaban para seguir avanzando.

El segundo ataque fue muy rápido, y el tiburón cerró sus fauces alrededor de la cintura de la mujer. En esta ocasión Boundy tenía agarrada a su amiga, y no la soltó mientras el tiburón la zarandaba frenéticamente. Finalmente los tirones fueron tan violentos que Boundy la soltó y el cuerpo de Linda desapareció bajo el agua. El propio Boundy fue también atacado, aunque pudo ahuyentar al tiburón dando patadas, golpes y golpeando el agua con los puños. El tiburón no volvió a aparecer.

El rescate de Boundy

foto-5

Habían pasado dos días desde que el barco se hundió y ya había grupos de rescate buscando a los tres amigos. Se movilizaron seis aviones, un helicóptero y un buen número de barcos para encontrarlos. Finalmente fue el helicóptero el que encontró a Boundy y le sacó de las peligrosas aguas. Se hicieron homenajes conmemorativos para Murphy y Linda. Como se puede ver, la realidad fue muy diferente a la película “El Arrecife”, sobre todo teniendo en cuenta que Boundy y sus amigos pasaron la experiencia de verdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here