Sufrió un infarto cuando disfrutaba de su pasatiempo favorito

El fallecido, de nombre Chen, era un señor de 58 años que estaba entretenido jugando a un videojuego en dicho establecimiento, cuando el personal se percató de que algo extraño ocurría.

Es normal para los clientes quedarse dormidos en sus mesas

Según declaraciones del dueño del cibercafé, muchas personas vienen a jugar durante todo el día, contando con muchos servicios como ducha, restaurante e incluso cubículos para poder dormir en caso necesario. Esta es una práctica habitual en todos los cibers de Taiwán.

Llegó por la noche y estuvo casi dos días enteros sin moverse

fotoEra un cliente habitual, por ello le dejaron descansar un poco más, según declaró a la policía el dueño de la empresa, sin embargo, tras 36 horas sin moverse, decidieron aproximarse para encontrar que estaba muy pálido y rígido. Llamaron a los servicios médicos pero ya era demasiado tarde.

No es una muerte aislada ya que se reportaron más muertes en 2015

En otro establecimiento, una mujer de 38 años también de origen taiwanés, murió en Agosto  en condiciones similares a las del señor Chun.

Hace unos años, fue eco otra noticia más impactante, pues un joven de unos 18 años murió jugando al afamado videojuego Diablo III en su habitación, tras 40 horas seguidas absorto en la pantalla, olvidándose incluso de comer o de beber.

Los médicos advierten de que jugar tanto tiempo seguido no es sano

La posición sedentaria que conlleva el disfrute de los videojuegos conlleva a que el corazón tenga que hacer más esfuerzo para llegar a todo el cuerpo, por lo que, unido con el estrés de la partida, el cansancio, y la mala alimentación que se da durante las partidas, derivan en caso dramáticos que por desgracia son de sobra conocidos en la industria del videojuego.

La adicción a los juegos, parte del problema

foto-2En una sociedad tan enganchada a los videojuegos como la actual, si a eso se le suma la pasión que sienten los asiáticos por las actividades lúdicas, se agrava mucho más creando comportamientos adictivos y poco sanos que acaban por poner en peligro la salud de quienes lo practican.

El hecho de que se haya profesionalizado los videojuegos, con gamers que se dedican a competir y ofrecer eventos en directo, hace que mucha gente quiera emularlos, y en el caso de Asia, al ser considerado como un deporte nacional, le confiere de un estatus que oculta los inconvenientes de dicha actividad.

Los excesos nunca son buenos

Por mucho que el deporte sea sano por ejemplo, correr más de 6 horas diarias todos los días acaba con sobrecargas musculares o lesiones. Lo mismo ocurre aquí, aunque tengan un componente de diversión o entretenimiento, no deben utilizarse los videojuegos para evadirse de la realidad, puesto que llega un momento en el que deja de ser divertido, y por tanto, no puede considerarse a eso como un juego lúdico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here