¿No te gusta tu trabajo? ¿Eres de los que se quejan de que tienes un trabajo muy malo y deberían mejorarlo? Lo cierto es que es algo por lo que pasamos muchas personas que tienen que dedicar 8, 10, 12 o más horas al día en un empleo durante todo el año. No todo el mundo está satisfecho con su trabajo y somos nosotros mismos los que tenemos que cambiar eso. Hoy en día lo tenemos más fácil con la tecnología y cambios en las condiciones laborales. Sin embargo, antes de quejarnos demasiado hay que recordar que en otros tiempos las cosas eran mucho más duras. De hecho, había trabajos que ya no existen y de los que si hay motivos por lo que quejarse. Algunos de ellos no te los creerás, pero eran empleos habituales que tenían que hacer personas. Si se quejaban o no es otro tema, pero hoy en día serían impensables. Os dejamos con una selección de algunos trabajos que ya no existen y con los que fliparás.

Cazador de ratas

foto-1

No hace falta explicar mucho sobre este trabajo porque está claro. Este empleo surgió en Londres durante la época Victoriana y consistía en recorrer las calles de la ciudad haciendo limpieza de estos roedores. Cogían muchas veces las ratas con las manos desnudas, aunque también se ayudaban con venenos y perros de la raza Terrier. No era la tarea más limpia ni higiénica que había, pero el problema de las ratas en el Londres Victoriano era grande.

Ladrones de cadáveres

foto-2

En el pasado de la  misma manera que existían los enterradores, también existían los que se dedicaban a desenterrarlos para conseguir un beneficio económico. Los ladrones de cadáveres  solían conseguir los cuerpos de manera ilegal para venderlos a universidades médicas para la investigación. Aunque nos puede parecer una profesión bastante horrible, lo cierto es que valió mucho a los médicos para hacer estudio de la anatomía humana.

La noble profesión de barbero cirujano

Hoy en día siguen existiendo las peluquerías y barberías  donde nos pueden cortar el pelo y afeitarnos. En otros tiempos esta profesión se extendía a otras tareas muy diferentes. Los barberos también hacían trabajos de cirujano o dentista, por lo que podía afeitarse o sacarte una muela con la misma facilidad. También podían hacer primeras curas y algunas cirugías simples si era necesario.

Planificador de bacanales romanas

foto-4

Aunque te pueda parecer increíble, lo que ahora se puede llamar maestro de ceremonias, en la época romana se llevaba a otro extremo.  En la antigua Roma estos planificadores se encargaban de organizar todos los eventos sexuales, además de la lista de invitados, la comida y bebida y el lugar donde se celebraría la súper fiesta. Ciertamente no era un mal trabajo y requería una gran responsabilidad. Muchos de estos planificadores de bacanales gozaban de mucho prestigio entre la nobleza romana y por ello tenían mucha influencia.

El ordenador humano

foto-5

Hoy en día estamos acostumbrados a hacerlo todo con nuestros ordenadores personales, iPads, etc. pero antes de que existieran estos dispositivos, las personas tenían que hacerlo manualmente. Se contrataba a gente para hacer un trabajo de computadora, y era un campo laboral sobre todo femenino. El empleo consistía en hacer complicados cálculos libres de errores durante un montón de horas.

Ayudante del  Rey para hacer sus necesidades

Quizá sea uno de los trabajos más asquerosos de todos, y consistía en ayudar al rey para que fuera al baño. Era un puesto único en la corte, es decir, las personas principalmente tenían esta tarea y eran excluidas de otras. Aun así, seguía siendo un trabajo desagradable.

Lectores de noticias

foto-6

Este no era realmente un mal trabajo, pero no por eso deja de ser curioso. Eran trabajadores de fábricas que tenían la tarea de leer las noticias y documentos internos  a todos los demás empleados. Esto lo hacían todos los días en distintas ocasiones y era la manera de mantener a toda la fábrica informada de los cambios en la compañía. Por supuesto, hoy existen otros muchos medios más modernos para mantener a los empleados informados, pero hace años no existía  la tecnología para hacerlo.

Como se puede ver, en muchos de los ejemplos si hacemos la comparación con nuestros trabajos, no parecen tan malos y tenemos incluso suerte. No significa que en la actualidad existan trabajos que también sean muy malos, pero los que hemos comentado ya pasaron a la historia… o por lo menos de momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here