En el pasado se pensaba que la Tierra era plana. Algunos que se atrevían a decir lo contrario eran acusados de herejía y más de uno fue ejecutado por la santa inquisición. Curiosamente ahora a mucha gente la ha dado por decir que la gente es plana. Muchas celebridades lo están diciendo en sus canales sociales y un gran número de personas lo empiezan a creer. ¿Estamos evolucionando hacía atrás? ¿Saben algo que los demás no sabemos? Lo cierto es que la idea de una Tierra plana es algo ridículo, sobre todo sabiendo lo que pasaría. Los científicos lo tienen claro y explicamos a continuación lo que pasaría con una Tierra plana.

1 – La gravedad sería un problema

Todos sabemos lo que es la gravedad y lo importante que es. Lo que mucha gente no sabe es como funciona realmente. La gravedad tira de nosotros en dirección al centro de la Tierra, y es por eso que no salimos volando y nos perdemos en el espacio exterior. Lo que pasa es que esto funciona cuando el planeta es redondo. En una Tierra plana la gravedad actuaría de forma diferente. En un planeta plano la superficie sería a lo largo y sería también más delgado. No tiraría de nosotros de la misma manera hacía abajo, sino hacía el polo norte. Esto es porque el en una Tierra plana el polo norte sería considerado el centro.

Las personas se verían constantemente empujadas hacía un dirección, lo cual sería una continua lucha por mantenerse en el sitio. No solo hablamos de la gente, sino de todas las cosas. Mares, pantanos, plantas y árboles tenderían a posicionarse hacía un lado concreto, que sería el polo norte. No sería nada agradable.

2 – El sol sería devastador para nosotros

La gravedad mencionada antes sería el menor de nuestros problemas. El problema de una Tierra plana es que no habría un campo magnético. Nuestro planeta está protegido de rayos cósmicos y radiación solar por nuestro campo magnético. Si no fuera por el lo pasaríamos muy mal. Lo que ocurre es que tenemos este campo magnético porque la Tierra está en rotación. Si dejara de rotar el campo desaparecería.

Lo primero que ocurriría es que la radiación solar sería devastadora. La primera en caer sería la capa de ozono y luego nuestra atmósfera empezaría a desaparecer. Sería poco a poco pero finalmente quedaría eliminada. Las radiaciones del espacio exterior harían imposible que pudiéramos vivir en la superficie terrestre. Aunque nos metiéramos en cuevas o instalaciones subterráneas, habría otro problema. Sin un campo magnético y una atmósfera, los meteoritos y asteroides tendrían vía libre para caer en nuestro planeta. En muy poco tiempo todo quedaría devastado quedando una gran desierto lunar.

3 – El sol acabaría chocando contra la Tierra

Ya hemos comentado como el sol acabaría con la Tierra en poco tiempo, pero la cosa no acabaría ahí. Si la Tierra fuera plana el sol acabaría encontrándose con nuestro planeta de una manera destructiva y mortal. La Tierra gira alrededor del sol por la gravedad, lo cual nos mantiene en órbita. En una Tierra plana la Tierra se mantendría parada. Esto sería un problema porque no podríamos evitar que la gravedad del sol y otros planetas nos arrastraran al astro rey. La colisión sería brutal y las consecuencias impredecibles. Lo que si podemos saber es que la explosión sería algo como nunca se ha conocido.

4 – Los sistemas de navegación se acabarían en una Tierra plana

Hemos hablado de lo destructivo que sería tener una Tierra plana, pero antes de todo eso pasarían otras cosas. Lo primero es que nada funcionaría como antes. Sin un campo magnético los sistemas normales de navegación no funcionarían. Sería mejor dejar de pensar en usar compases. Muchos animales tampoco lo pasarían mal, ya que se guían por el campo magnético para migrar. El poder guiarnos por las estrellas como se hacía antes tampoco funcionaría. Con una Tierra plana tendríamos siempre el mismo cielo con las mismas estrellas.

Muchos pensarán ahora que no hay problema, que para eso tenemos el GPS. Pues las malas noticias son que el GPS tampoco funcionaría. Sin gravedad los satélites dejarían de estar en órbita. Lo peor no sería que dejaran de funcionar, sino que caerían sobre nosotros provocando el caos. Hay cientos de satélites en órbita, los cuales se convertirían en bombas que caerían en todas partes.

5 – Tendríamos unos mejores paisajes

Después de contar todo lo malo, también hay que comentar una ventaja. Si la Tierra fuera plana podríamos ver a largas distancias como nunca lo hemos hecho antes. La distancia a la que podemos ver en el horizonte sería muy superior. Tenemos la capacidad para hacerlo pero debido a la curva de la Tierra estamos limitados a unos cinco kilómetros. Sin esta curva terrestre la limitación desaparecería. Para hacernos una idea, la visión que tendríamos sería parecida a lo que vemos desde un avión. Por la noche las vistas serían también increíbles, donde veríamos ciudades lejanas gracias a su iluminación.

6 – No habría estaciones como las conocemos

Una Tierra completamente plana evitaría que tuviéramos cuatro estaciones como hasta ahora. Las estaciones van rotando según los hemisferios. Por eso en una parte del planeta es invierno y en otro puede ser verano. Esto ya no funcionaría así y tendríamos siempre la misma estación en todos los sitios. Muchos pueden pensar que esto no es tan grave, pero afectaría a muchas cosas.

Si toda la Tierra tuviera la misma estación, el clima sería muy similar en todas partes. Esto haría que los microbios y virus se pudieran expandir a cualquier parte del planeta. Cualquier enfermedad que apareciera en un lado del mundo, podría llegar a cualquier parte al haber unas condiciones climáticas iguales. Lo mismo pasaría con muchos animales, que podrían vivir en cualquier parte de una forma antinatural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here