¿Quién no ha querido alguna vez ir a Disneylandia? Lo que pasa es que en ocasiones es muy complicado, ya sea por cuestión de tiempo o de dinero. Sin embargo, un ingeniero aeronáutico retirado ha encontrado la solución para que sus nietos puedan tener una parte de Disneylandia. De hecho, puede que si idea sea incluso mejor. Este ingeniero llamado Steve Dobbs ha transformado el patio trasero de su casa en el sur de California en un parque temático en miniatura. La idea empezó hace unos tres años después de que comprara un tren eléctrico de tamaño natural para sus nietos y lo instalara en el patio trasero.

Parece ser que sus nietos se aburrieron al rato de haber dado algunas vueltas con el tren. Esto hizo que el ingeniero retirado pensara en hacer la atracción más interesante. Sus nietos estaban obsesionados con ir a Disneylandia y esto le dio una idea. Quiso darle un motivo a su familia para que le fueran a visitar frecuentemente, aunque Disneylandia era una competencia demasiado grande para él. Aun así se puso en marcha y creo su primera atracción, que es una réplica de “Un mundo pequeño”.

Cogió unas muñecas que su esposa iba a tirar y añadió luces y música. Después añadió otra atracción de Disneylandia llamada “Encontrando a Nemo” con un submarino hecho contenedores de basura de lata y tubos de plástico. Lo siguiente fue un castillo con muñecos motorizados e incluso un una casa de juegos con el personaje Winnie the Pooh. También ha puesto una versión reducida de una montaña rusa que fue construida por unos estudiantes de la universidad politécnica de California. Esto lo hicieron como parte de un proyecto, y al final lo uso en su peculiar parque de atracciones. Según comenta este jubilado, no será la última atracción que instale.

Su Disneylandia particular solo está abierta para amigos y familiares, pero si quieres echar un vistazo de cómo funciona, te dejamos el video siguiente:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here