El picante es muy popular en muchas partes del mundo, en algunos sitios más que en otros. En ciertos países se lo toman muy en serio y hacer auténticas competiciones para saber quién es el aguanta más el picante. Si vamos a YouTube, podremos ver muchas de estas competiciones  de comida picante celebradas en muchos sitios diferentes, aunque algunas de las más famosas se producen en Estados Unidos y Gran Bretaña, siendo el GrillStock Chilli Pepper Eating Contest el más popular. Normalmente estas pruebas consisten en ir consumiendo diferentes tipos de guindillas que van aumentado de Scoville, que es la escala en que se mide lo que pica una guindilla. Lo que mide realmente es la cantidad de capsaicina que contienen estas guindillas, ya que es lo que hace que piquen más o menos.

El peligro de la comida picante en algunos casos

La pregunta que muchos se hacen es si esto puede llegar a ser peligroso para nuestra salud. Siendo más específico ¿podría matarnos comer una gran cantidad de picante? Lo cierto es que en algunas de estas competiciones han ocurrido accidentes que sugieren que si. Uno de los más conocidos ocurrió en Escocia durante una competición en un restaurante indio. Se trataba de comer lo que llamaban el curry más picante del mundo, el cual se trataba del Kismot Killer Curry. Algunos de los participantes comenzaron a sentir fuertes dolores, a vomitar y algunos se desmayaron.

foto-1Según testigos que estaban en la competición, la escena fue dantesca. Se las veinte personas que participaban en la competición, la mitad empezaron a tener síntomas de malestar y finalmente entraron en un estado agónico. Muchas ambulancias tuvieron que ser llamadas para trasladar a toda la gente a un hospital. Por suerte, ninguno llegó a morir debido a este curry, aunque según algunas descripciones de los participantes, eras como haberse tragado cuchillas de afeitar.

¿Podría ser una guindilla picante mortal?

foto-2Esto nos devuelve a la pregunta de si la comida picante podría matar a alguien. Según los expertos, las guindillas picantes de mayor grado de Scoville podrían potencialmente matar a una persona. Sin embargo, el cuerpo humano reaccionaría antes de llegar a ese punto fatal. Dicho de otra manera, en la mayoría de los casos nuestro organismo nos haría saber que no puede aguantar más el picor. Para que unas guindillas pudieran acabar con alguien, se tendría que administrar una gran cantidad al mismo tiempo.

Es bueno saber como reaccionar nuestro cuerpo a estas guindillas tan picantes para saber como se defiende. Cuando nos tomamos una guindilla de las más potentes, digamos que un habanero rojo o un Trinidad Moruga Escorpión, nuestro cuerpo rápidamente se pone a la defensiva. Lo primero que hace es activar el sistema nervioso simpático – el cual controla la mayoría de los órganos internos – para usar más energía y así quemar más calorías. Las guindillas de este tipo incrementan la función del metabolismo y el cuerpo se defiende así. Otro de los problemas que nuestro cuerpo tiene que aguantar, es que los tejidos se inflaman y la mucosa del estómago se puede ver dañada.

El daño en la mucosa puede ser el motivo por el que los competidores del curry más picante del mundo sentían como si tuvieran cuchillas por dentro. Dicho esto, hay que tener cuidado con ciertos tipos de guindillas, sobre todo si vamos a competir. Una cosa importante que hay que recordar es que el agua no alivia el picante de las guindillas u otro alimento con capsaicina. Lo que más alivia es la leche u otros productos lácteos como el yogur o el helado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here