Son unos cuantos años los que han pasado desde el gran éxito de “Los Goonies”. Hay unas cuantas cosas que puede que nos sepas de esta clásico de los ochenta que aun hoy es recordado por multitud de seguidores. Para los que no la hayan visto, algunas cosas que contaremos a continuación la harán más interesante sabiendo algunas curiosidades. Para los que si la han visto, también les resultará de interés por si la vuelven a ver.

Fue la primera película de Josh Brolin

foto-1

Hay varios actores en “Los Goonies” que luego se harían famosos, pero posiblemente Josh Brolin fue el más conocido. El actor de de “No es País para Viejos” con el que casi gana un Oscar, hizo su estreno con esta película de aventuras. Como anécdota, hay un pequeño fallo en el film cuando el protagonista conocido como Mikey, llamada Josh Brolin por su verdadero nombre, y no por el nombre del personaje. Es la escena cuando Chunk rompe la nevera en el sótano del restaurante abandonado. Finalmente se quedó en la película de esta manera.

El mapa del tesoro tenía sangre real

foto-3

El mapa del tesoro que se utiliza le pareció al productor Michael Riva demasiado nuevo. Pensaba que tenía que aparentar tener cientos de años por lo que dedicó toda una tarde en “envejecerlo”. Empezó por verter café sobre el mapa, aunque seguía sin conseguir el resultado que quería. Pensó en echar también algo de sangre, pero el departamento de efectos especiales no tenía pintura color sangre en ese momento. Lo que hizo es hacerse un corte en el dedo y usó su propia sangre en los bordes del mapa.

El personaje de Sloth

foto-2

El deformado personaje de Sloth fue realizado por John Matuszak, el cual era realmente un tipo duro. Era originalmente un jugador de futbol americano, y de hecho ganó con su equipo dos Súper Bowls antes de ser actor. En una de las escenas finales se arranca la camiseta para mostrar una camiseta de Superman. Esto no se hizo por casualidad. Es una pequeña broma sobre el director Richard Donner, el cual saltó a la fama con la película “Superman” unos años antes.

Hacer que el deportista John Matuszak se convirtiera en el monstruo de los Goonies llevaba bastante tiempo. Se necesitaban cinco horas de maquillaje para que fuera Sloth. Mereció la pena porque los resultados impresionaron a medio mundo.

La película ocurre en el mismo universo que “Gremlins”

foto-4

Como guiño a la película “Gremlins” se habla en una escena de la película sobre unas pequeñas criaturas que se multiplican cuando se vierte agua en ellas. Claramente hablan de los Gremlin, donde Spielberg era productor de ambas películas. El propio Spielberg dirigió algunas escenas el mismo de “Los Goonies”. Una de las escenas es la escena del pozo de los deseos.

El tobogán al final era real

foto-5

El tobogán que aparece en la cueva de la escena final era un tobogán acuático totalmente funcional. Fuera del rodaje todo el equipo (incluido el director) usaba el tobogán para divertirse. El escenario del barco fue otra sorpresa. De hecho, el director Richard Donner no permitió a los jóvenes actores ver el barco pirata. La primera vez que vieron el barco la sorpresa fue mayúscula. La escena es como quedó grabada en la película.

Los Goonies tienen su propio día en Oregón

foto-6

El alcalde de Astoria en Oregón nombró el 7 de Junio el día de los Goonies en honor a la película. Desde su estreno, este día ha sido una fiesta para celebrar el aniversario. Este día se hacen giras por las localizaciones donde se hicieron las escenas de la película, hay reuniones del reparto y más cosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here