Seguro que más de uno ha soñado alguna vez con tener súper poderes como los que vemos en los cómics y películas. Poder correr velocidades increíbles, tener más fuerza que los demás, más resistencia a todo tipo de agresiones o envenenamientos y muchas más cosas. Son solo ejemplos de lo que un súper hombre o súper mujer deben poder hacer. Lo cierto es que puede que este sueño se haga realidad en un futuro. No se trata de exponer a nadie con rayos gamma o que te pique una araña radioactiva. El secreto está en las mutaciones genéticas creadas en laboratorios y que podrían potenciar muchas de nuestras habilidades. Actualmente hay mucha gente que tiene unos genes privilegiados cuando se trata de destacar sobre el resto de los mortales. Este puede ser el primero paso para crear a un ser humano.

1 – Huesos que nunca se rompen

Hay gente que tiene más resistencia a las roturas de huesos y otros que ya han tenido muchas fracturas a lo largo de su vida. Es realmente una forma de fastidiarnos los planes de las siguientes semanas o incluso meses. Los huesos son la parte más dura que tenemos en el cuerpo humano, aunque no significa que sean relativamente frágiles en ciertas situaciones. Sin embargo, con algunas modificaciones en el gen LRP5 la cosa podría cambiar. Este gen se encarga de la densidad de los huesos y los investigadores han descubierto que también lleva a tener osteoporosis y otros problemas. Sin embargo, se puede conseguir el efecto contrario si el gen es mutado.

Algunas mutaciones del gen LRP5 se han visto en familias enteras, las cuales no se han roto un hueso en su vida. Es algo hereditario y las personas que tienen la suerte de tener este gen “ajustado” por la naturaleza pueden considerar que tienen los esqueletos más fuertes del mundo. Por desgracia no todo el mundo tiene la suerte de tener esta mutación del LRP5, aunque se piensa que un día se podrá modificar en un laboratorio y permitir que las personas ya tengan el gen mejorado.

2 – Correr como un leopardo

Todos tenemos la habilidad de correr, aunque algunos lo hacen mejor que otros. Algunos corredores mejoran sus capacidades entrenando o incluso tomando potenciadores que les hagan correr más. Hay un gen que tenemos llamado ACTN3 y nos ayuda a producir una sustancia que podría cambiar la forma en la que corremos. Libera una proteína que es la responsable de controlar las fibras de los músculos que nos permiten correr. Cuanta más de estas proteínas se liberan, más potencia muscular tenemos. Esto nos lleva a actuar mejor en ciertos deportes, sobre todo cuando son carreras rápidas. Hay dos versiones de este gen. Dependiendo de las mutaciones que se encuentran en los atletas de élite, pueden ser mejores y más rápidos. Poder controlar este gen significa que el súper humano podría correr a velocidades increíbles.

3 – No tener la necesidad de dormir

Cuando hablamos de un súper humano queremos decir que no le hace falta hacer cosas que hacen los humanos normales. La mayoría dormimos de noche un número de horas para estar frescos al día siguiente. Los genes que controlan el proceso de dormir son muy complejos. Hay uno que ha interesado mucho a los científicos y es el DEC2., el cual regula la cantidad de tiempo que dormimos para poder funcionar correctamente. La cantidad de horas que la gente duerme no es la misma aunque el promedio es de unas 8 horas. Hay gente que necesita mucho menos que eso y eso depende del gen DEC2.

Se ha visto que en algunas personas que tienen mutaciones en este gen, solo les hace falta dormir unas cuatro horas como mucho. Al día siguiente pueden estar perfectamente activos durante todo el día. Ya se está investigando como replicar estas mutaciones en este gen para comprender y aplicarlo en ciertos experimentos. Puede que ya estemos en el camino de tener seres humanos que ya no necesiten dormir.

4 – Inmunidad al veneno

El ser humano es bastante vulnerable a muchas sustancias que nos puede enfermar y matar. Ya sea por comer algo en mal estado por un envenenamiento por ingestión o ambiental, somos bastante frágiles en este sentido. En algunos lugares parece que tienen inmunidad a ciertas cantidades de metales pesados en las aguas, las cuales no les afectan en absoluto. Esto es debido a miles de años de evolución donde el gen AS3MT ha mutado para preservar a ciertas poblaciones de la exposición a ciertos venenos. Por ejemplo, es capaz de procesar algunos venenos como el arsénico, el cual no deja que llegue a niveles peligrosos para el organismo. Hay solo unas cuantas miles de personas que tienen este gen mutado, pero podría ser la solución a estar inmunizado a muchos venenos existente.

5 – Soportar descarga eléctricas altas

SONY DSC

Hay que tener cuidado con la electricidad si se manipulan altas cargas. Aunque es algo con lo que convivimos todos los días, no deja de ser peligroso en muchos aspectos si no tenemos cuidado. Lo cierto es que no todo el mundo se tiene que preocupar de esto. El serbio Slavisa Pajkic tiene una genética muy especial cuando se trata de aguantar descargas eléctricas. Se puede decir que es hasta cierto punto inmune a la electricidad. Un cuerpo humano normal tiene millones de glándulas sudoríparas que son un buen camino para conducir la electricidad. Sin embargo, el serbio no tiene estas glándulas o suda en absoluto debido a una curiosa mutación genética. La electricidad no penetra en su cuerpo tan fácilmente y por ello puede aplicarse descargas sin sufrir las consecuencias.

Se conoce a Pajkic como el hombre batería y hace muchas demostraciones de su talento en televisión. Puede cocinar cosas, hacer hervir agua y encender cosas pasando la electricidad sobre su cuerpo. Poder controlar estas mutaciones genéticas que tiene el serbio podrían darnos la posibilidad de soportar la electricidad de otra manera.

6 – Flexibilidad hasta límites insospechados

Si has leído cómics o visto las película de los “4 Fantásticos”, habrás visto que Mr. Fantástico es súper flexible pudiendo doblar su cuerpo de maneras sobrehumanas. Lo cierto es que hay muchas personas que tienen una flexibilidad que parece surgida de otro mundo, donde los tendones y ligamentos se flexionan hasta el límite. Hay una proteína generada por ciertos genes llamada fibrillin-1 que permite tener mucha más flexibilidad que la habitual. Es responsable de crear conexiones entre los tejidos y permite que las articulaciones se doblen más o menos. Aunque puede parecer una súper poder, la gente que tiene una cantidad anómala de esta proteína también puede sufrir problemas de huesos y el sistema nervioso. Incluso pueden desarrollar problemas coronarios, por lo que la manipulación de los genes productores hay que hacerlo con cuidado

7 – Tener la fuerza de un superhéroe

Su súper humano sin súper fuerza no queda demasiado bien. La fuerza es uno de los componentes esenciales en alguien con poderes fuera de lo común. Ya sabemos que hay personas con una fuerza increíble que incluso puede arrastrar camiones o incluso aviones. ¿Podría haber gente que hiciera lo mismo con normalidad o incluso ser más fuerte? Lo cierto es que si, aunque las malas noticias es que hay que nacer con los genes que lo permite. Una proteína llamada miostatina es la que permite conseguir tener más o menos fuerza, y es producida por nuestros genes. Lo que hace la proteína es decirle al cuerpo cuando para de crear músculo cuando ya hay suficiente. En algunas personas los genes tardan en dar la respuesta de parar y los músculos crecen mucho más.

El poder tener controlo sobre los genes que generación la miostatina significa poder hacer que las personas tengan una fuerza inhumana. Muchos científicos ya están estudiando como lograr esto, aunque las investigaciones se centran más en solucionar problemas en los músculos como por ejemplo las distrofias. Aun así, es el primero paso para tener humanos con una fuerza nunca vista.

No hay comentarios

Dejar respuesta