Recientemente una ballena jorobada fue encontrada atrapada en una red de pescar ilegal en el mar de Cortez, Méjico. Parece ser que estuvo luchando para liberarse durante bastante tiempo hasta llegar al punto de acabar extenuada. Finalmente paró de moverse y luchar, lo que la llevaría a  una muerte inevitable. Por suerte una organización de conservación marítima fue avisada y se desplazaron al lugar para ver que podían hacer. El grupo llamado “Sea Shepherd” tenía que liberar a la ballena cuanto antes para que el animal no se asfixiara. Después de un buen rato cortando la red, por fin la ballena jorobada vuelva a moverse y se pone a salvo. Es sin duda una gran labor lo que hacen estas agrupaciones de ayuda para los animales marinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here