Como la mayoría sabe, el Pentágono es el cuartel general de la defensa de los Estados Unidos. Lleva en funcionamiento unos 75 años. Desde este edificio se han declarado guerra, tomando decisiones de estado y se sigue haciendo hoy en día. Se controla desde este lugar uno de los ejércitos más poderosos del planeta. Aun así, hay muchas cosas que seguro que no sabes del Pentágono. Te contamos algunas de las más interesantes.

El edificio es realmente grande

foto-1

Esto es una cosa que ya suponía viendo las fotos, pero es más grande de lo que crees. Para empezar, tiene más de dos millones de metros cuadrados y unos 27 kilómetros de pasillos en su totalidad. Tiene una plaza en el centro del edificio de más de dos hectáreas, rodeado por este edificio de forma pentagonal con cinco plantes. Cada uno de los lados es de 280 metros de largo. No es de extrañar que en los primeros años de la construcción hubiera teléfonos por todas partes y antes del correo electrónico los mensajeros llevaran patines para moverse. Fue durante años el edificio de oficinas más grande del mundo y sigue siendo de los más grandes.

Se construyó en un tiempo récord

foto-2

El Pentágono se construyó en segmentos y en solo ocho meses ya empezaron a entrar personas para trabajar en el centro. Se hicieron turnos para la construcción y nos dejaba de trabajar las 24 horas. En enero de 1943 el edificio ya estaba completamente acabado. Teniendo en cuenta lo inmenso de esta edificación, es increíble que se pudiera hacer en tan poco tiempo. Aun así no fue nada fácil. Muchos ingenieros no pudieron aguantar tanta presión por tener el Pentágono acabado.

Había más de mil arquitectos trabajando en el Pentágono, pero antes de estar totalmente finalizado ya había miles de militares por todas partes. Después del ataque a Pearl Harbor la cosa empeoró y las prisas en tenerlo acabado fueron mayores. La presión a la que se sometían a los arquitectos era tremenda y muchos simplemente se tuvieron que retirar del proyecto.

El material principal de construcción es hormigón

foto-4

El motivo de que se usara hormigón fue debido a las restricciones de la segunda guerra mundial. La guerra llevaba en marcha dos años en Europa, y esto provocó que hubiera escasez de acero. El acero se usa principalmente para hacer edificios altos, por lo que los militares tuvieron que dejar el Pentágono a baja altura debido al material usado. Aun así, cuando se construyeron los ascensores se tuvo que usar acero, ya que es necesario para estos dispositivos. Según se iban haciendo renovaciones, se iban añadiendo más ascensores y ahora hay unos setenta en todo el edificio.

La forma del edificio buscaba ser eficiente aparte de estético

El hacerlo como un pentágono se hizo también por ahorrar tiempo en recorrer tan largas distancias. Al igual que un círculo, un pentágono hacer que las distancias sean menores en el interior del edificio. Se había pensado en hacerlo rectangular, pero se dieron cuenta de que sería poco eficiente para recorrer los pasillos de un lado a otro. También tenía la ventaja que era más fácil de construir siendo un pentágono. El espacio también se podía optimizar mejor, aparte de todas las instalaciones internas como las eléctricas y de fontanería por ejemplo.

Los cuartos de baño casi se hacen separadamente para blancos y negros

foto-5

El Pentágono está en Virginia, y en este estado había una ley de segregación entre blancos y negros en edificios públicos. Por este motivo en un principio se pensó que tuviera cuartos de baño y comedores segregados. Sin embargo, tras una visita del entonces presidente Franklin Roosevelt, decidió que no se creara esta separación de razas en las instalaciones del edificio. Lo cierto es que durante la construcción hubo más problemas raciales, aunque se fueron solucionando sobre la marcha.

El Pentágono tenía un apartamento secreto

Para poder ahorrar tiempo durante la construcción, se hicieron apartamentos para que los supervisores pudieran vivir. Después de acabar la construcción un apartamento se mantuvo. Se descubrió de casualidad cuando un capitán llamado Robert Furman encontró estas estancias sin ventanas en uno de los departamentos. Para ahorrarse el hotel, decidió usar este apartamento cada vez que tenía que ir a Washington. Finalmente algunos mandos se dieron cuenta de esto, ya que algunos trabajadores le veían llegar completamente vestido y con su maleta sin haber pasado por la entrada principal.  Todos se preguntaban de donde salía. Este apartamento se desmanteló algún tiempo después.

No hay comentarios

Dejar respuesta