Hay suficientes razones para creer que el presente fenómeno del Niño será tan grande y potente como el que ocurrió en los años 1997 y 1998.

La NASA al contar con imágenes satelitales con una amplia resolución, tienen base para afirma esta circunstancia.

Algunas de las razones principales, a continuación:

  • Los indicadores de las elevadas temperaturas sobre la superficie de los Océanos.
  • Así como también, en la porción norte del planeta tierra, lo que está haciendo que cada día se vayan derritiendo los polos.
  • En el año 2015, esta anomalía no mostró signos de mejoría, es decir que continúa avanzando.

Por lo explicado anteriormente, la delegación espacial NASA, considera que el año 2016-2017 serán unos años terribles casi similares a los vividos hace 18 años.

El experto William Patzert, de la NASA, cree que no hay duda sobre el actual fenómeno, casi igual que los ocurridos en los años 82 y 83 así como los de 1997 y 1998 del siglo anterior siendo esos los de mayor impacto hasta los momentos, sin embargo empezamos a notar una repetición.

El estudioso de los cambios climáticos, en relación a la circulación del aire en el océano añadió que es casi un hecho que los efectos serán enormes.

Los Océanos siguen creciendo

ciclon

  • La alturas registradas en los últimos años en diferentes parte del mar sobre todo en el Océano pacifico, están fuera de los registros normales. Lo que quiere decir que existe una gruesa capa de agua caliente sobre los mares.
  • Las imágenes proporcionadas por los satélites, muestran el patrón común del fenómeno cuando ya está completamente desplegado.
  • La NASA comunico que era sorprendente la semejanza en cuanto a las incoherencias de altura producidas en el año 1997 y 2015.
  • El agua caliente acumulada en la franja es lo que ocasione las tormentas que se han empezado a originar a lo largo y ancho de América Latina. Sobre todo en que aquellos países bajo el Ecuador.

El inminente calor producido en el año 1997, fue lo que produjo inundaciones muy pocas veces ocurridas en países como Bolivia, Paraguay, Argentina en el mencionado año.

No pretende disminuir

tormentaEl fenómeno del niño se suscita cada dos a siete años cuando las aguas calientes provenientes del Océano Pacifico se mueven hacia el Este, aproximándose a las costas del continente Americano.

Es habitual, que la grandeza de sus efectos se disipe finalizando los años, agudizándose en los periodos de primavera en la parte norte. Pero como explico la NASA este año no ha dado muestras de empequeñecer sus efectos.

Altas temperaturas

Uno de los factores que ha empeorado este año el efecto del niño, viene como consecuencia del calentamiento global, siendo un elemento adicional que refuerza la naturaleza del Niño.

El pasado año 2015 se reconocieron temperaturas excesivamente altas en la parte norte. Las estimaciones de los especialistas apuntan a que las consecuencias se empeoraran el próximo año en forma de diluvios o sequía extrema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here