Recientemente el uso de armas químicas ha vuelto a ser noticia debido a su uso en Siria. No es la primera vez que este tipo de armas ha sido usado y tristemente no será la última. Independientemente de quién las usó realmente en Siria, tenemos que saber lo que son las armas químicas para comprender este rechazo global por la gran mayoría. ¿Qué historia tienen estas armas? ¿Qué implicaciones hay? La mayoría de la gente no sabe muy bien lo que son las armas químicas y como funcionan, pero si saben lo que puede hacer. Hay muchos videos y fotos mostrando los resultados de un ataque de este tipo. A continuación veremos más en profundidad en qué consisten.

¿Qué es un arma química?

Es un dispositivo que usan productos químicos para infligir dolor, sufrimiento y muerte a la gente. Son diferentes a las armas biológicas, las cuales usan gérmenes para causar enfermedades. Hay una gran cantidad de productos con los que se pueden hacer estos tipos de armas y se han usado varios en diferentes guerras a lo largo de la historia. Se consideran armas de destrucción masiva aun no teniendo la misma potencia que las armas nucleares.

La manera en que se catalogan las armas químicas es sobre como actúan. Por ejemplo, tenemos los agentes nerviosos como el gas sarín o ciclosarín, Atacan directamente al sistema nervioso y suelen tener un olor afrutado. Luego tenemos los que producen heridas y ampollas en la piel, como son el sulfuro y el oxima de fosgeno. Más que matar estos agentes químicos están pensados para neutralizar al enemigo al provocarle dolor y malestar. No solo forman ampollas en la piel sino que las pueden forman en los pulmones y otros órganos, haciendo que sangren. Por último tenemos los que ahogan a las víctimas, como son los usados con cloro. Generalmente atacan a los pulmones e impide respirar. Este tipo de armas fue usado mucho en la primera guerra mundial.

El agente VX

Se trata de un gas nervioso y no es muy conocido por la gente. Su efecto es las personas es algo diferente de otras muchas armas químicas. Mientras que el gas mostaza muestra las consecuencias al momento, el agente VX no se muestra de forma tan evidente. Esto hace que sea más peligroso. El VX ataca a las glándulas y a los músculos bloqueando algunas encimas. Llegado el momento los músculos se moverán de manera descontrolada. Lo mismo pasa con los músculos que nos permiten respirar, lo cual acaba causando la muerte. La cantidad necesaria para matar a una persona es ínfima (10 miligramos) lo cual nos da una idea de lo que podría hacer en grandes cantidades.

Dependiendo de la cantidad que se haya inhalado, la muerte puede llegar en unos minutos o incluso horas. El VX es tan peligroso que muchos militares de varios países llevan inyecciones con drogas contra las convulsiones en caso de ser atacados con este agente.

El gas Sarín

Este posiblemente sea el que la mayoría mejor conoce. El sarín no tiene color ni olor y es considerado un arma de destrucción masiva debido a su potencia. En los años noventa se llegó a un acuerdo para que no pudiera ser almacenado en ningún sitio. Este agente nervioso puede matar en minutos o incluso en menos de un minuto. Aunque se consiga sobrevivir, los daños neurológicos están garantizados. La parte buena es que es fácil de detectar y una vez lanzado suele disiparse de forma rápida. Sin embargo, cuando el sarín se pega a la ropa. Puede tardar hasta un cuarto de hora en desaparecer. Es uno de los más peligrosos que existen junto al VX.

La Primera Guerra Mundial

En esta gran guerra se usó mucho el armamento químico. Mucho antes de esta guerra se habían usado pero en esta se usaron a gran escala. Se usaban no solo para matar al enemigo sino para dejar el mayor número de heridos posible. El problema era que las armas químicas no hacen distinción y muchas veces atacaba al mismo ejército que las había lanzado. Pro supuesto, la población civil muchas veces acababa afectada. Dado el gran uso que se dio de esta arma, había una enorme provisión de mascaras de gas, lo cual salvó la vida a muchos. Se calcula que el la primera guerra mundial murieron 1,2 millones de personas por ataques químicos.

El gas mostaza

Este es otro gas tristemente celebre que conoce casi todo el mundo. El gas mostaza puede ser no de los agentes más desagradables y destructivos que existen. Devastó las trincheras en la primera guerra mundial. Lo hacía quemando a la gente desde dentro hacia afuera. Los científicos probaron este gas con personas para ver su efecto y los efectos se pueden ver en horribles fotos que hay por Internet. No es de los más mortales pero sin duda los que producen la peor muerte a los afectados. Es un arma totalmente prohibida desde la finalización de la primera guerra mundial.

La Segunda Guerra Mundial

En la segunda gran guerra también se usó este tipo de armamento. Es donde se empezó a usar el gas sarín en el campo de batalla. Había sido descubierto recientemente y esta guerra fue la elegida para probarlo. Solamente los japoneses lo usaron en batalla. En contra de lo que algunos piensan, La Alemania nazi nunca llego a usar armas químicas en combate. Sin embargo, si lo usó en los campos de concentración para ejecutar a miles de prisioneros. Aunque Alemania no los usó, Hitler tenía almacenado toneladas de estas armas. Después de la guerra fueron lanzadas al océano.

La convención de armas químicas

En esta convención se hacen los tratados con otros países que se comprometen a no usar armas químicas. Se empezó en los años ochenta y estaba totalmente operativo a principios de los noventa. La mayoría de los países han firmado el tratado, aunque Egipto, Corea del Norte y Sudán todavía no están en la convención. Los países apuntados tienen que declarar las armas químicas que tengan con transparencia para su control, aparte de prometer que nunca las usarán. Esto puede sonar extraño. Si no las van a usar ¿para qué tenerlas almacenadas? Lo mejor sería simplemente destruirlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here