¿Qué Pasaría si los Humanos Desaparecieran?

La posibilidad de que el ser humano desaparezca algún día de la Tierra es algo de lo que se habla mucho. Cada vez hay más nacimientos y la súper población hace tiempo que es un problema globalizado. El impacto de este crecimiento de la población en el entorno es devastador. Cada vez se necesita más comida y recursos. Al mismo tiempo la cantidad de tierra y agua es cada vez menor. Tenemos polución, desiertos que se expanden y el calentamiento global. Lo peor es que no somos lo suficientemente responsables para tomar medidas antes de que sea tarde. Se estima que en un futuro no demasiado lejano la situación será insostenible. Sin embargo, ¿qué pasaría si los humanos desaparecieran?

Si la humanidad desapareciera de repente ¿Se acabarían todos los problemas de la Tierra? El cine de ciencia ficción y la literatura hablan mucho de la extinción del hombre y un supuesto apocalipsis. La mayoría dicen todo quedará en ruinas debido a un virus, un desastre natural,  un enorme meteoro chocando contra nuestro planeta o una guerra nuclear. Aun así, no mucha gente realmente piensa en los detalles de lo qué pasaría si los humanos desaparecieran de nuestro planeta. Esta es una lista de algunas posibles cosas que ocurrirían.

1 – No habría luz por la noche

Una de las primeras cosas que se notarían es que muchas zonas del planeta quedarían envueltas en la oscuridad. Esto pasaría solo unas horas después de la extinción del hombre y con el tiempo todo el planeta quedaría sin luces. Las noches en la Tierra serían oscuras, y solo algún volcán o fenómeno natural daría algo de luz. Esto pasaría porque las plantas de energía no tendrían a nadie para operarlas. Con el tiempo los recursos que alimentan estas plantas se acabarían. Puedes pensar que las plantas nucleares continuarían dando energía durante mucho tiempo, pero hay sistemas que apagan el suministro si hay una caída repentina de consumo.

Habría áreas en la Tierra que seguirían iluminadas durante bastante tiempo. Esto se debe a que hay lugares que se abastecen de energía solar e hidroeléctrica. Son las zonas que más aguantarían con luz, aunque con el paso de los meses y años acabarían muriendo. También necesitan un mantenimiento y no duran para siempre. Finalmente la Tierra por las noches sería de una oscuridad total.

2 – Muchas ciudades acabarían inundadas

Muchas de las ciudades del mundo se convertirían en grandes ríos durante un tiempo. Después de algunas semanas los túneles del metro y alcantarillado empezarían a inundarse ya que las bombas que los mantienen secos se apagarían. Sin electricidad no pueden funcionar. Una vez que los túneles se inundarán, en poco tiempo el agua llegaría a las calles. Si hubiera algún sobreviviente, tendría que atravesar las ciudades con una lancha o un barco. Aparte de esto, el agua estaría muy contaminada durante un tiempo por las aguas fecales.

Sin embargo, la cosa se pondrá mucho peor con el paso de los siglos. Habrá de nuevo grandes inundaciones debido a que muchas presas y embalses se derrumbaran por la presión del agua. Esto provocará que muchas áreas queden debajo del agua. Finalmente la geografía de nuestro planeta acabará cambiando por este motivo.

3 – Muchos animales morirían al poco tiempo

Muchas de nuestras mascotas están tan acostumbradas a nosotros que no sabrían como sobrevivir. Las que se quedarán encerradas en casa morirían de hambre en pocos días. Los que tuvieran la suerte de poder salir a la calle tampoco lo tendrían fácil. Como se ha dicho, habría muchas zonas inundadas y esto no les facilitaría la supervivencia. Los que no se ahogaran también acabarían muriendo por la falta de comida al no saber como cazar. Puede que los gatos tuvieran más suerte al tener un sentido innato como cazadores. Muchos perros también podrían sobrevivir al juntarse en manadas, aunque no serían todos. Sería el comienzo de nuevos depredadores que se han vuelto salvajes para sobrevivir.

Los que peor lo llevarían son los animales en zoológico y circos. Al estar encerrados sin que nadie los cuide, sería cuestión de tiempo que murieran. Las cucarachas tampoco se librarían de una muerte masiva. Al depende tanto de la actividad humana, no tendrían un medio de subsistir y también acabarían mal.

4 – Habría grandes explosiones y mucha contaminación

El ser humano trabaja con muchos productos químicos que son peligrosos. Hay protocolos de seguridad para que no sean peligrosos y se puedan aprovechar. Sin el mantenimiento del hombre habría fugas en forma de un gas muy peligroso. Los científicos lo han llamado un pequeño “invierno nuclear químico”. El aire en muchas zonas será irrespirable. También algunos gases naturales controlados por el hombre se filtrarán y volverían peligrosos. Esto por si solo provocará muchas grandes explosiones durante un tiempo.

Lo peor serán las plantas nucleares y su abandono. Aunque se paren y no den energía debido al apagado automático, habrá grande explosiones con resultados similares a Chernobyl. Los generadores de emergencia fallarán y los sistemas de refrigeración de los reactores se pararán. Podemos imaginar cual será el resultado. Las explosiones liberarán grandes cantidades de radiación que permanecerán miles de años.

5 – La caída de satélites

Después de muchos años sin el ser humano en la Tierra, los satélites también se verán afectados. Muchos empezarán a caer en diferentes partes del planeta. Los satélites orbitan alrededor de la Tierra pero siguen necesitando combustible para estar operativos. Cuando quedan obsoletos son enviados a un “cementerio” de satélites para que no sean un peligro. Sin nadie que planee alejarlos de la Tierra, acabaran cayendo a nuestra superficie. Los más pequeños se quemarán y desaparecerán, pero los más grandes chocaran y serán como bombas cayendo del cielo.

6 – La naturaleza acabará tomándolo todo

Los animales no serán los únicos que se volverían salvajes. La vegetación también se hará fuerte en todo el planeta. En unos años las plantas irán evolucionando y muchas serán irreconocibles con el paso del tiempo. La vegetación se extenderá por las antiguas ciudades y las cubrirá dejándolas como un decorado natural de película de ciencia ficción. Muchas de las edificaciones acabarán cayendo por la falta de mantenimiento y la erosión. Se calcular que la naturaleza solo necesitaría unos 30 años para dejar cubiertas a muchas ciudades del mundo. En otros lugares haría falta más tiempo. Está claro que la vegetación sería la más beneficiada sin el hombre.

También la arena se haría poderosa en varios sitios del mundo. Mientras que la vegetación cubriría muchas zonas ahora pobladas, la arena haría lo mismo en lugares como Las Vegas o Dubai. En este caso, con los años incluso los rascacielos quedarían cubiertos de arena.

7 – La vida animal finalmente dominará el mundo

Con los años todos los tipos de animales tendrán una oportunidad de crecer. A pesar de las explosiones atómicas, las químicas y la polución, los animales se verán beneficiados por la desaparición del ser humano. Las especies evolucionarán y las que estaban en peligro de extinción se harán fuertes de nuevo. También ayudará mucho que la contaminación se acabará yendo con los años. Llegará un momento donde la atmósfera sea la más limpia que se haya visto en miles de años. Las plantas y animales tendrán una de las épocas más limpias que se recuerdan.

8 – ¿Qué quedará de la humanidad?

Te puedes estar preguntando que es lo que quedará del ser humano después de miles de años. Lo cierto es que si quedarán cosas que nos recuerden. Una de ellas es el plástico. Millones de años después de la desaparición del hombre todavía quedarán trozos de plástico. Debido a que son muy resistentes a la corrosión, al tiempo y al óxido se mantendrán en nuestro planeta. Al no ser orgánico, las bacterias tampoco lo pueden destruir.

Aunque la atmósfera quedará limpia de polución y los efectos de las explosiones nucleares, hay algo que se mantendrá. La radiación electromagnética seguirá rodeando nuestro planeta. Dicho de otra manera, las señales electromagnéticas estarán para siempre. Esto significa que fragmentos sueltos de señales de teléfono, radio, televisión e incluso de Internet estarán presentes mucho después de la extinción del hombre. Quizá alguna raza alienígena puede captarlo y saber que existimos alguna vez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here