El “Tower of Terror” o torre de terror, es una atracción que podemos encontrar en Johannesburgo, Sudáfrica. Esta montaña rusa de caída vertical está situada en un parque de atracciones localizado en una zona donde aun se pueden ver las torres  y equipos mineros. Lo curioso de esta atracción es que está construido sobre y en un ascensor de minas real. La plataforma es subida verticalmente a una altura de unos 35 metros y luego es dejada caer con un giro al final del viaje.

foto-1

Al caer no llega hasta la altura del suelo, sino que sigue bajando hasta meterse en una zona subterráneo, por lo que la caída es mayor. La atracción “Tower of Terror” rompe un poco las reglas de lo que deben ser estas estructuras, ya que fue diseñada y hecha por el propio parque. Lo cierto es que al mirarla podemos ver que más que una atracción parece una trampa mortal. Dicho de otra manera, el aspecto no da demasiada confianza.

Los asientos donde van los pasajeros son bastante cómodos, y el sistema utilizado para asegurar al pasajero es fiable. Lo primero que ocurre cuando montamos es que se nos lleva por unos raíles hasta el fondo de la torre y hasta un ascensor, donde el vagón es subido hasta arriba del todo. Esta parte es rápida y ayuda a crear la tensón de la anticipación. En la parte superior se desengancha el vagón, con un sonido que hace que muchos se empiecen a preocupar de verdad.

foto-2

Desde este punto no se ven los raíles, sino los muchos hierros que forman la torre y las vistas desde esta altura. Entonces llega la caída. A una velocidad endemoniada empieza a caer metiéndose en lo que parece una mina. El final del recorrido hay una curva que apenas se nota. Lo que más se conoce de esta atracción es sin duda el que llega a alcanzar los 6.5 de gravedad. No es de extrañar que los órganos parezcan que se nos vaya a salir por la boca.

Es una experiencia muy parecida a lo que deben sentir los pilotos de pruebas en una súbita aceleración. Al bajar de la atracción nos tenemos que dar algunos segundos para recuperar el aliento, pero no hay duda de que es una experiencia que no se olvida fácilmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here