Está demostrado científicamente que la música no es solamente entretenimiento o una manera de expresarse. Muchas personas que se apasionan con la música han llegado a declarar que para ellos es una forma de comunicarse universalmente; independientemente del idioma que hablemos, un ritmo musical puede acercarnos a otras personas y culturas.

Pero además de ser una eficiente forma de transmitir un mensaje o una emoción, lo cierto es que la música también puede causar las más variadas reacciones en el cuerpo humano. Según la ciencia, la música puede afectar la personalidad de una persona y también el desarrollo físico y mental de esta.

Algunas de las influencias que los ritmos musicales pueden causar en nuestra vida son las que detallaremos a continuación.

Afecta de manera positiva la mente de los adolescentes

foto-1Los adolescentes que tocan un instrumento musical y más aún, aquellos que pertenecen a una banda, demuestran mejores habilidades a nivel social. Aunque comúnmente se tiene la idea de que los jóvenes pertenecientes a bandas musicales son menos sociales, esto no es más que un tabú.

Aprender a tocar un instrumento en una banda con los demás compañeros permite desarrollar habilidades de entendimiento, cooperación, razón del tiempo-espacio, control de impulsos, habilidad verbal, entre otros, pero esto es algo que solamente se puede lograr en los cerebros jóvenes, ya que estos aún se encuentran en una etapa decisiva para formar su personalidad adulta.

En la etapa de la adolescencia entra en juego algo importante que es el poder de acelerar el desarrollo neuronal y mejorar las habilidades fonológicas de lenguaje. Tal vez aprender a tocar música no enseñe habilidades completamente relacionadas con alguna carrera profesional, pero si será un factor fundamental para desarrollar la cualidad de aprender a aprender.

Se desarrolla la entonación

foto-2¿Has notado que muchas de las personas que tocan instrumentos también parecen tener cierta habilidad para cantar? Pues este es otro efecto que la música causa en nuestro cuerpo. Según los científicos una posible razón por la cual no todo el mundo puede cantar de una forma muy melodiosa se debe a problemas neurológicos.

Como hemos mencionado en el punto anterior, tocar un instrumento estimula el desarrollo neuronal y este contacto directo con la música tiene la capacidad de mejorar la habilidad del oído interno para captar determinadas notas. Así la voz empieza a funcionar también como un instrumento al que gradualmente se llegará a afinar. Si bien tal vez no llegues a cantar como los profesionales, aprenderás a entornarte de la forma correcta.

La música puede hacerte inteligente

Aprender música desde muy temprana edad trae sus beneficios, según científicos los músicos poseen un cerebro más estimulado que el de las personas que no han tenido contacto con la música. De acuerdo a los estudios, en los músicos existe una mejor conexión nerviosa que ayuda a hacer puente de un lado del cerebro con el otro, lo que también beneficiaría a reparar daños cerebrales y problemas neurológicos.

Ayuda a recuperarse de una cirugía

foto-3Estudios realizados en Estados Unidos con siete mil pacientes de hospitales demostraron que la música puede ayudar a la recuperación de una persona cuando esta se escucha antes, durante y después de terminada la cirugía.

La escritora Catherine Meads ha dedicado mucho de su tiempo a estudiar los efectos de la música en la medicina y considera que es una manera no invasiva, barata y además segura de mejorar ciertos procesos quirúrgicos a la vez que se ayuda a los pacientes a sanar en un menor tiempo.

Y  la música no solamente influye en los pacientes. El estudio también resaltó que si el médico cirujano escucha su música favorita mientras atiende una operación esto ayuda a que su desempeño sea aún mejor, favoreciendo su estado de ánimo y permitiéndole enfrentar situaciones inesperadas con menos cantidad de estrés, a la vez que les permite lidiar con el cansancio de las operaciones prolongadas.

Facilita relacionarse socialmente

Este dato ha sido comprobado de acuerdo a estudios de la Universidad de Oxford; cantar en grupo ayuda a que existan mejores relaciones sociales, siendo estas de mejor calidad que las que se desarrollan en cualquier otro tipo de actividad; si bien esto no determina el tiempo que durarán dichos lazos afectivos, lo cierto es que la música permite conectarse empáticamente con quienes nos rodean.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here