Siempre hemos visto a los budistas rodeados con un aura misterioso y como una religión de paz. De hecho, cuando nos hablan de los budistas no pensamos en nada negativo e incluso despierta nuestro interés incluso si no somos creyentes. Puede que una de las principales razones sea por su forma de ver la vida y como se afrontan a ella. Una de las cosas que más les caracteriza es su visión de la felicidad. En nuestra sociedad es complicado encontrar un estado en que estemos siempre contentos y felices. El estrés de la vida moderna, lo rápido que va todo, la competitividad que tenemos a nuestro alrededor, las normas que se supone que tenemos que seguir y otras cosas, hace complicado alcanzar esa felicidad que todos buscamos.

Los budistas tienen algunos simples consejos para ser completamente felices. Podemos pensar que es imposible aplicar esto en nuestra vida tal como está organizada, pero lo cierto es que estos consejos son aplicables a cualquier lugar. Reciamente unos estudios han comprobado que algunas de las cosas que nos pueden hacer felices no se diferencia mucho de lo que dicen los budistas. Estos son los consejos que nos dan para tener una vida más feliz y completa.

1 – Ten siempre la mente enfocada en lo que estás haciendo en la actualidad

Según creen los budistas la idea de estar centrados en el momento es muy importante para mantenernos en un buen estado mental. Por tanto, hay que estar en el momento presente y prestar atención a lo que hacemos en lugar de estar preocupados por cosas pasadas o sobre las del futuro. Este es realmente el corazón del budismo.

No se trata de olvidarnos de lo que vamos a hacer en las siguientes semanas, meses o años, sino saborear el momento en el que estamos. Esto aumentará más la sensación de bienestar. Estos es algo que algunos estudios han confirmado, ya que pensar en el presente y la situación actual reduce la depresión y aumenta la sensación de felicidad.

2 – Intentar evitar las comparaciones

Uno de los principios del budismo es la igualdad, donde todas las entidades vivientes son iguales. Piensan que todos estamos conectados de alguna forma por lo que hacer comparaciones entre nosotros no tiene sentido. No hay alguien superior o inferior sino que todos formamos parte de la misma unidad. Aunque esto deja mucho a debatir, lo cierto es que estudios científicos han demostrado que comparándonos con otras personas puede dañar nuestra autoestima.

Por tanto, deberíamos centrarnos en los logros personales en lugar de comparar lo que hacemos con el logro de los demás.

3 – No obsesionarse con el dinero

En nuestra sociedad el dinero es importante y no hay duda de eso. De hecho, la mayor parte de nuestra vida el dinero está presente en casi todo y  no pensamos en otra cosa. El budismo dice que el dinero y los bienes  materiales solo son falsos refugios que “engañan” nuestra sensación de felicidad. Dicho de otra manera, a la larga no nos proporcionan la satisfacción que realmente buscamos ya que se convierte en una lucha por mantener y conseguir más bienes materiales.

Esto también es algo relativo si vives en una ciudad moderna, pero si lo pensamos objetivamente tiene parte de razón. Hay estudios que han sugerido algo muy parecido. La gente suele poner el dinero como algo muy prioritario y esto hace que el riesgo de depresión y ansiedad sea mayor. También afecta a nuestro auto estima si no logramos los objetivos deseados. Por tanto, se aconseja no obsesionarse con el dinero y priorizar otras cosas.

4 – Centrarse en los objetivos que realmente te hacen sentir bien

En este sentido los budistas hablan más de temas espirituales para sentirse plenamente realizado. Sin embargo, la ciencia les da la razón en el sentido que lo que más nos satisface y llena se puede interpretar como algo espiritual por lo que es un buen sistema para alcanzar un estado de felicidad. Muchas veces nos pasamos el tiempo alcanzando las metas de otras personas, sobre todo si trabajamos en una compañía o para otra persona. El problema es que dejamos nuestras metas en un segundo plano y esto afecta de una forma negativa.

Dentro de lo posible, hay que centrarse en dedicar más tiempo en nuestros proyectos personales, sean del tipo que sean. Esto nos dará una satisfacción mayor lo cual impactará positivamente en nuestra vida.

5 – La generosidad es un buen sistema para sentirse mejor

El budismo siempre ha alabado la práctica de dar a otros sin pedir nada a cambio. No habla de dar algo en concreto, pero puede ser cualquier cosa siempre que ayude a los demás. De hecho, no tiene que ser algo material. El budismo también especifica que ofrecer cosas como experiencia, soporte o buenos consejos es también importante.

Esto es algo mucha gente ya sabía, y de hecho las campañas de voluntariado para ayudar a otras personas o animales dan este tipo de satisfacción. Se dice que ser generoso y ayudar a otros puede ser tan beneficioso para nuestra salud como hacer ejercicio o dejar de fumar.

6 – La gratitud es también un factor

Los budistas piensan que la ser gratitud es otra cualidad que puede luchar contra la infelicidad. Saber apreciar las cosas que tenemos en la vida y que vamos recibiendo es un aspecto muy positivo en nuestras vidas y nos hace afrontarla de una forma más segura. Lo cierto es que varios estudios han comprobado que es cierto, y la gente que aprecia lo que tiene y lo que le rodea suele estar más sana, optimista y suele conseguir sus objetivos más fácilmente.

De la misma manera, desarrollar nuestros lazos con familiares y amigos también proporciona un buen complemento para la felicidad que todo el mundo  busca. Esto es algo que ya se sabía, pero los budistas lo tienen también como una de sus normas más importantes. Como se puede ver, aunque son unos consejos muy sencillos y básicos, pueden funcionar de maravilla si  los empezamos a implementar ya mismo.

No hay comentarios

Dejar respuesta