El ronroneo es beneficioso tanto para los gatos como para los propios dueños, descubre aquí el motivo

Normalmente se asocia el ronroneo de los gatos a que están a gusto o felices ya que suele suceder cuando se sientan en las rodillas y les acariciamos, acompasando las caricias con ese hipnótico sonido.

Lo cierto es que podrían tener otras funciones, ya que el ronroneo sucede cuando se sienten amenazados o asustados, como cuando son llevados al veterinario, por ejemplo.

Ocurre al igual que cuando las personas sonríen; una sonrisa puede significar alegría o por el contrario ser una respuesta a un estado nervioso.

El ronroneo comienza en el cerebro

foto-1Se envían ondas cerebrales de modo repetitivo a los músculos de la laringe, provocando que vibren hasta 6 veces más de lo normal, unas 150 veces por segundo. Dicho efecto causa que las cuerdas vocales se separen cuando el gato inhala y exhala, provocando el sonido característico del ronroneo.

Los gatos que ronronear no pueden rugir

Y viceversa, es decir, aquellos que si emiten rugidos no son capaces de ronronear, debido a la estructura de sus laringes, la cual difiere de un tipo de felinos a otros. Ejemplos de felinos que ronronean, además de los gatos domésticos, están las hienas y las mangostas, cada uno con su sonido peculiar.

Esto tiene una razón evolutiva y es que, los gatos que ronronean suelen ser del tipo solitario y no tienen necesidad de competir por las presas, ni tampoco necesitan de una vía para comunicarse a largas distancias.

Por el contrario, los felinos que rugen utilizan dicho sonido para marcar su territorio y mostrar su fortaleza frente a los demás competidores.

Utilizan el ronroneo para controlar a sus dueños

foto-2Puede parecer ciencia ficción, pero lo cierto es que estudios realizados en la Universidad de Sussex revelan que los gatos son capaces de introducir un sonido similar en el ronroneo con una frecuencia igual al llanto de un bebe, para apelar al instinto maternal de sus cuidadores.

Para hacerse una idea, los bebes cuando lloran lo hacen a una frecuencia de entre 300 y 600 hertzios, mientras que los gatos cuando ronronean para pedir comida utilizan frecuencias que van desde los 220 a los 520 hertzios.

El motivo; según los investigadores, para conseguir que sus dueños les den antes de comer.

El ronroneo puede tener motivos terapéuticos

Se cree que las constantes vibraciones de los gatos ayudan a sus huesos a regenerarse a mayor velocidad, además de reparar músculos, tendones, aliviar la respiración y reducir tanto el dolor como la inflamación.

Además, sus dueños también se benefician gracias a su efecto anti estrés; con el sonido y la vibración del gato consigue relajar a quien tenga la suerte de tenerlos en sus rodillas.

Un estudio de la Universidad de Minnesota ha encontrado incluso que dicho sonido rebaja la presión arterial, induciendo un estado mucho más positivo en las personas, que les ayuda a relajarse. Tal es su beneficio que en dicho estudio, las personas que eran dueñas de un gato tenían un 40% menos de probabilidades de sufrir un infarto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here