Los gatos pueden dormir hasta 20 horas al día y no siempre es un sueño profundo. Se pasan mucho tiempo haciendo siestas cortas que les ayuda a recuperar la energía. Aunque se les puede ver totalmente dormidos, están siempre en un estado de alerta que les permite reaccionar en un caso de peligro o necesidad. No duermen tanto porque están aburridos o son vagos, sino porque se preparan para cazar. Esto es algo genético que siguen teniendo estos animales después de tantos años de evolución.

Todos los seres vivos tienen genes, que son como unos pequeños manuales de instrucciones dentro de las células. Hace que tengamos un cierto aspecto y que actuemos de un modo concreto. Estas instrucciones se van pasado de generación a generación, y en el caso de los gatos les dice que tienen que dormir un montón, sobre todo por el día. Hace mucho tiempo los gatos no eran animales domésticos. Esto significa que eran salvajes y no tenían ninguna relación con los humanos. Tenían que cazar para sobrevivir y para hacerlo necesitaban un montón de energía.

Al igual que los leones, tigres y otro tipo de felinos, los gatos domesticados duermen mucho durante al día para estar preparados para cazar de noche. La hora más activa para cazar suele ser al anochecer o cuando está amaneciendo. Por supuesto, la mayoría de gatos que viven en casas ya no tienen que cazar para sobrevivir. Sin embargo, en caso de que necesiten hacerlo, sus genes les dicen que duerman mucho para estar preparados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here