Existen varias competiciones en el mundo donde los perros compiten por pasar por varios obstáculos. El dueño y entrenador va con ellos guiándolos por todo el circuito, y todo el mundo se lo pasa bien, incluyendo a los excitados perros. Sin embargo, algunas veces los perros se emocionan demasiado con todo el bullicio y les cuesta concentrarse. Esto es lo que pasó a este perrito de la taza Jack Russell, donde se lo está pasando tan bien que no coordina lo que va haciendo. Estas pruebas de agilidad son muy populares y los canes se lo pasan igual de bien que los espectadores, o incluso mejor. Sin embargo, como en todo espectáculo algunas veces los nervios fallan y no todo sale como se esperaba. Lo cierto es que aunque el perrito falló en algunos obstáculos por la precipitación, todo el mundo se quedó prendado con el.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here