Manejar un helicóptero no es nada fácil. Hacen falta muchas horas de práctica y aun así en ciertas situaciones uno de estos aparatos se puede hacer ingobernable. Si lo queremos complicar del todo, imaginemos que el helicóptero quiere aterrizar en un barco en medio de una fuerte tormenta. No hace falta decir que pueden salir muchas cosas mal. Hace poco este ha sido el caso en un barco del ejército danés. El piloto tiene que usar todas sus habilidades para poder aterrizar en pista. El fuerte viento y las olas no se lo ponen fácil.

Afortunadamente el piloto del helicóptero MH-60R es bastante experimentado y logra su objetivo. Aun así, se puede ver la tensión que hay tanto en el barco como en el helicóptero hasta lograr posarse. Echa un vistazo al video y comprenderás lo complicado de estas maniobras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here