Mucha gente decide ser enterrado con su pareja después de su muerte, y dentro de poco en Nueva York se permita hacer lo mismo con las mascotas. Normalmente, en los cementerios tradicionales no se permite enterrar animales con humanos. Esto es algo habitual en cementerios donde la tierra se ha bendecido por un sacerdote. Sin embargo, existen cementerios no religiosos donde se permitirá hacer esto. Todavía está a falta de que el gobernador de Nueva York de el visto bueno, pero parece que muchas personas podrán tener el descanso eterno junto a los restos cremados de sus perros, gatos, etc.

foto-1

Hay que recordar que más del sesenta por ciento de las personas tienen algún tipo de animal doméstico. Muchos de estos animales se acaban convirtiendo en verdaderos componentes de la familia. En otros casos son precisamente la familia más cercana de personas que por circunstancias se han quedado solas o no tienen a nadie más. Por ello, no es de extrañar que muchos quieran estar junto a sus mascotas después de su muerte. De todos modos, ya existen algunas normas sobre este tema, aunque hay ciertas diferencias.

En algunos sitios se puede enterrar a una persona con su mascota si las cenizas del animal se mantienen separadas de los restos humanos. Generalmente esta es la norma para el resto de cementerios que permiten esto. Siempre que las cenizas estén en recipientes distintos se permite este tipo de enterramientos. En otros lugares existen cementerios de mascotas que dejan que restos humanos también sean depositados junto a sus mascotas, aunque es algo menos habitual. En esta ocasión le toca a Nueva York decidir si se puede hacer o no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here