Los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles han transformado la sociedad en la que vivimos. Es una herramienta de comunicación increíble que nos ha dado muchas más posibilidades para trabajar, divertirnos, buscar cosas y estar en contacto con todo el mundo al instante. Los niveles de adicción por estos dispositivos se han disparado en los últimos años. Esto es algo que se ha podido ver en varios países del mundo, sobre todo en el aumento de accidentes y actos delictivos contra las personas que usan estos dispositivos. En algunas partes se han tenido que tomar sorprendentes medidas para frenar algunos problemas que esta adicción está provocando. De hecho, varios psiquiatras muy conocidos quieren incluir esta adicción a la tecnología móvil como un desorden mental. Si crees que puede ser exagerado, sigue leyendo para ver como la telefonía móvil nos está convirtiendo en zombies funcionales.

1 – El estudio de Nancy Colier

Nancy Colier es una conocida psicoterapeuta que trabaja en Nueva York y que hizo un estudio sobre los efectos negativos de los Smartphone. Según esta profesional el promedio de gente que usa Smartphone lo mira cada seis minutos, envía unos cien mensajes de texto al día y casi el cincuenta por ciento dice que no podría vivir sin su teléfono. Este estudio se unió a otro que se hizo en la universidad de Maryland donde comprobaron que los alumnos de diez condados habían tenido ataques de ansiedad al haber estado un día sin su teléfono móvil. En unas encuestas que hicieron a alumnos universitarios, uno de cada tres dijo que prefería renunciar al sexo antes que a su Smartphone.

Estos estudios revelaron que los riesgos para la salud eran muy reales. El cuerpo necesita desconectar en ciertos momentos a lo largo del día, y la gente no lo está haciendo. Mucha gente se pasa desde que se levanta hasta que se acuesta enganchado al Smartphone. Incluso los ordenadores se resetean de vez en cuando. La psicoterapeuta piensa que tanta atención a estos dispositivos móviles nos aleja de la realidad que nos rodea.

2 – El potencialmente peligroso fenómeno del Pokemon Go

Como mucha gente sabe, el juego Pokemon Go fue todo un éxito. En poco tiempo los jugadores empezaron a contarse por miles y en todas partes la gente los empezaba a buscar en el mundo real. Era algo nunca visto, donde la tecnología digital se mezclaba con las cosas reales que nos rodeaba. Estos jugadores se vieron víctimas de varios actos delictivos para quitarles sus preciosos dispositivos móviles. Esta fue una de las consecuencias que puso en jaque a la policía de varios países. A principios de esta año 2017 incluso hubo una muerte a tiros por este juego.

Un jugador chino Jiansheng Chen  que vivía en el estado de Virginia, estaba jugando a Pokemon Go en su furgoneta. Su búsqueda le había llevado a una zona privada donde un guarda de seguridad le dio el alto. Finalmente el guarda le acabó disparando cinco veces y acabando con su vida. Parece ser que Chen no sabía nada de inglés, aunque no está claro si esta falta de entendimiento tuvo algo que ver. El juego le llevó al lugar donde moriría.

3 – Un carril solo para usuarios de Smartphone

Ya conocemos los carriles para bicicletas junto a las aceras, pero en China fueron algo más lejos y crearon carriles para usuarios de Smartphone. De momento se ha hecho solo en la ciudad de Chongqing, y los carriles están pintados con pintura blanca. Se considera la primera vía para teléfonos móviles en el país, de lo cual están muy orgullosos. Algo parecido se había hecho en la ciudad de Washington como un experimento social. Lo cierto es que viendo las distracciones que provocan muchas veces los teléfonos, no parece mala idea.

4 – El problema de tráfico  en Suecia de los pasados años

En Suecia llevan algunos años teniendo problemas con las distracciones por los Smartphone. En la pasada década muchos peatones han sido heridos al ser golpeados por vehículos. Esto llevó a que en el año 2016 la agencia de transporte sueca hiciera una declaración de las cifras que se tenían. Según dijeron, habían contabilizado casi 700 heridos en accidentes relacionados con la telefonía móvil. Las heridas más comunes eran por atropellos, aunque otros menos serios eran por golpearse contra postes o semáforos. En estudios más recientes se confirmó que en Estocolmo parece que se distraen más con estos dispositivos, y son más propensos a tener accidentes. Para evitar más accidentes, se crearon señales de aviso, donde se puede ver a una pareja con la vista pegada a la pantalla del móvil.

5 – Las neurosis de los móviles

Mucha gente lo ha experimentado, y es que han sentido una vibración u oído una llamada del móvil. Sin embargo, al mirarlo no hay nada. Ni llamadas ni mensajes de texto. Esto puede ser un síntoma de neurosis y adicción al móvil. Cuando existe una de estas adicciones tecnológicas, suelen ser muy sensibles a estímulos externos de estos dispositivos. Son los llamados “alertas fantasmas”. Esta es una de las bases para que los psiquiatras quieran que sea oficialmente un desorden mental. De momento no lo han incluido como un nuevo campo de la medicina, aunque muchos lo siguen intentando.

6 – Corea del Sur también tiene un problema de tráfico

No solo en Suecia se han tenido que tomar medidas por la gente que va distraída con su Smartphone. En el 2016 las autoridades dijeron que los accidentes de tráfico relacionados con teléfonos móviles se habían triplicado en los últimos años. La preocupación había aumentado mucho y se tomaron medidas. Se inició un proyecto de seis meses de duración poniendo señales en cinco de las ciudades más grandes de Coreas del Sur. Estas señales eran de aviso para que los usuarios de Smartphone se tomaran en serio la seguridad. Sin embargo, al ir los usuarios mirando a sus pantallas más que mirando al frente, no veían muchas señales por lo que no tuvo mucho éxito.

Corea del Sur es de los países donde más se usan dispositivos móviles. Algunos estudios han mostrado que el quince por ciento de los usuarios tienen una adicción a los teléfonos inteligentes. Muchos piensan que estos dispositivos son extensiones de su propio cuerpo y se ponen nerviosos si no los tiene cerca. Incluso se detectaron raros casos donde los usuarios se duchaban con sus Smartphone.

7 – La tribu de las cabezas agachadas en Hong Kong

Según unos recientes estudios en Hong Kong, un ochenta por ciento de la población de entre 15 y 35 años tiene un Smartphone. El uso de estos dispositivos se ha vuelto tan generalizada que se les ha dado un nombre a los usuarios, que es la tribu de los cabezas agachadas (dai tau juk). Este grupo se ha ganado el título a conciencia ya que se han incrementado los casos de hospitalización por problemas cervicales. Tanto tiempo con el cuello doblado hacía abajo ha dado a muchos nuevos casos de  problemas de vértebras que antes apenas existían.

Otros problemas que se están notando en la ciudad por los “caminantes distraídos” es que se paran de repente en la calle o pasillos del metro o centros comerciales. Esto hace que los tropiezas con otras personas se haya duplicado. También lo hacen en escaleras o en otras partes, lo cual forman cuellos de botella. Estas molestias que pueden parecer simples, se han convertido en un verdadero problema en una ciudad tan conglomerada. En una ciudad con muchas motos circulando, se ha convertido también en una zona peligrosa para circular por los muchos accidentes producidos.

8 – Muertes de terceros por distracciones con el móvil

Por desgracia hace no mucho pudimos ver un video en China donde un niño se ahoga en la piscina. Su madre estaba absorta en su pantalla del móvil y no se dio cuenta de nada hasta que fue tarde. Esto no es un caso aislado y ha pasado muchas de maneras similares. Las distracciones de los padres mientras cuidan a sus hijos han aumentado considerablemente debido a los Smartphone. En solo unos segundos de distracción puede ocurrir la desgracia como ha ocurrido en muchas ocasiones.

9 – Luces de semáforo en el pavimento para guía a los usuarios de Smartphone

Aunque puede sonar muy extraño, una ciudad Holandesa anunció que empezaría a usar luces en los pasos de cebra para guiar a los despistados usuarios de móviles. La idea es que puedan cruzar de forma segura, y sobre todo cuando van con la cabeza agachada mirando la pantalla de su teléfono. Los colores que puede ver son los mismos de un semáforo. Si ven la luz verde puede cruzar y con la roja deben parar y dejar pasar los coches. Sin embargo, ha habido polémica con este anuncio. Muchos creen que es recompensar un mal comportamiento que debería cambiar por el bien de todos. La gente tiene que mirar siempre antes de cruzar por si viene un coche. Fiarse de una luz y no mirar es un riesgo muy grande. En principio se usará en Bodegraven para ver si funciona. Si resulta ser un éxito, se llevará a otras ciudades holandesas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here