La muñeca Daruma es uno de los juguetes tradicionales japoneses más popular que tiene la cultura de Japón. Tienen su propia historia ya que están basadas en el fundador de la religión budista. Se pueden encontrar en diferentes estilos y colores dependiendo del lugar donde estemos, aunque las más populares se pueden encontrar en la ciudad de Takasaki. Lo primero es esculpir la muñeca y luego se hunden en una pintura roja. La cara luego es pintada a mano. Los ojos se dejan en blanco, y es porque esto ya depende del comprado de una de estas muñecas. Después de comprarla, el dueño de la muñeca tiene que pintar el ojo izquierdo mientras piensa en un deseo o meta que quiere conseguir.

Una vez que han conseguido lo que querían, pueden acabar de pintar el ojo derecho. De esta manera, la muñeca sirve como una forma de recordar al dueño que hay que seguir trabajado en lo que quieren.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here