En Rusia se celebra todos los años el festival de Rusborg, donde cientos de personas recuerdan los tiempos de la edad media. Se juntan para ver, comer, hacer prácticas propias de esa época, como tirar jabalinas, hachas y todo tipo de actividades. Las vestimentas también son de la época, y todo parece como si una máquina del tiempo nos hubiera llevado cientos de años atrás. De hecho, el festival lo que busca es crear esta atmósfera medieval y alejar todo lo moderno durante la celebración. No hace falta decir que la tecnología moderno no es bienvenida en un festival como este, y esto incluye a los drones.

En el festival que se ha celebrado este año, alguien decidió que un dron grabara la celebración desde el aire. En lo poco que consiguió grabar se puede ver a todo el mundo pasándolo en grande, donde todos van vestidos de época. Sin embargo, parece que a uno de los participantes no le gustó la idea del dron. Si añadimos a esto que era un experto lancero, la cosa se complica más aun. El hombre arroja su lanza contra el dron y acierta de pleno.

De todos modos, luego se reportó que el dron no se destruyó, sino que quedo solo un poco dañado. El dueño del dron tenía que haber sabido que en este festival de tres días de duración, este tipo de objetos está totalmente prohibido, y puede enfadar a más de uno. La cosa terminó bien también para el dueño del dron, el cual fue compensado por los daños ocasionados gracias a los organizadores del evento. Finalmente todo este tema del dron derribado ha servido para promocionar este festival y darlo a conocer en todo el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here