La piratería ha existido durante siglos y de hecho hoy en día sigue existiendo en algunas partes del mundo. Gracias al cine y la literatura, en nuestros tiempos se le ha dado un aire romántico y aventurero. Gracias sobre todo a las películas se piensa en los piratas como personajes con encanto, osadía, nobleza y rebeldía. Con el gran éxito de “Piratas del Caribe”, la idea de la piratería se ha distorsionado bastante con lo que era en realidad esta práctica. La verdadera historia de la piratería tiene un lado más oscuro y brutal.

En general, la vida de los piratas era corta pero suficiente para causar el terror en alta mar. A diferencia de los que el cine y las novelas nos hacen creer, la honestidad y la piedad no era algo habitual en el mundo de los piratas. ¿Quieres saber cómo era la versión real de los piratas del caribe? Veamos algunos factores que seguro que te harán cambiar de parecer sobre estos criminales del pasado.

 El terrible Barba Negra

barba-negra

No se sabe muy bien cuando nació Barba Negra pero se piensa que fue entre 1678 y 1680. Tampoco se sabe con certeza su nombre real, aunque la mayoría de los documentos oficiales creen que pudo ser Edward Teach. Su lugar de procedencia tampoco está claro, y de hecho los orígenes de Barba Negra no están nada claros. Lo que sí se sabe es que  es uno de los piratas más conocidos de la historia. Creó un reinado del terror en el caribe y en la Costa Este americana.

Desde una edad muy temprana estuvo sirviendo en barcos. Primero fue en un barco inglés durante la guerra con España, aunque esto cambió al finalizar el conflicto. Como muchos otros marineros, se pasó a la piratería. Sus comienzos fueron bajos las órdenes de otro pirata, aunque al retirarse dejó el mando a Barba Negra en 1717. El barco que tenía entonces era un mercante francés, el cual le puso el nombre de “Queen Anne’s Revenge” (la venganza de la reina Ana).

Armó el buque con cuarenta cañones y consiguió otras tres embarcaciones más pequeñas para crear una pequeña flota. Empezó a ejercer su “profesión” en la costa Atlántica. Una de sus primeras acciones más conocidas fue cuando bloqueó el puerto de Charleston durante cuatro días. Asaltó todos los barcos que querían entrar y salir, capturando al gobernador local y a su hijo. Su mayor arma era el terror, y por eso se dio un aspecto feroz bordando la psicopatía.

Siempre llevaba consigo al menos seis armas cargadas y un mosquete. Efectivamente se dejó una larga barba negra la cual utilizó para dar un aspecto más fiero. Durante las batallas, se colgaba de la barba trozos de cáñamo, se encendía mechones de pelo, y los que le vieron luchar aseguraban que parecía el diablo. Finalmente acabaron con él en una emboscada. Se dice que para matarlo le tuvieron que dispararle cinco veces y apuñalarle otras veinte antes de decapitarle. El reinado de terror de Barba Negra apenas duró dos años, aunque fue suficiente para que se le recordara como el pirata más feroz de la historia.

Piratas, Corsarios y Bucanero

corsarios

Esto es una confusión que la mayoría tiene, y es que estos los términos Piratas, Corsarios y Bucanero parecen lo mismo. Aunque es verdad que hasta cierto punto son parecidos, hay  varias diferencias. Por ejemplo, los corsarios usaban barcos privados para atacar barcos extranjeros con el apoyo de su gobierno. Se puede decir que la piratería en el caribe es heredera directa de los corsarios y el gobierno británico. En el siglo XVI muchos barcos corsarios llevaban cartas gubernamentales con instrucciones para atacar, saquear, hundir o capturar barcos enemigos, especialmente si eran españoles.

Parte del botín que conseguían era entregado al gobierno y el resto se repartía entre la tripulación. Se podían pensar en los bucaneros como mercenarios bajo el mando del estado, aunque cuando eran capturados por el enemigo eran tratados como piratas y normalmente ejecutados. Cuando hablamos de corsarios hay que hablar de uno de los más famosos, que fue Francis Drake. Fue uno de los primeros ingleses que llevó esclavos de África al Nuevo Mundo y también el primero en navegar alrededor del mundo.

Bajo las órdenes de la reina Isabel de Inglaterra y de forma secreta, este corsario navegó por las costas del pacífico de Sudamérica atacando y saqueando puertos españoles. En uno de sus viajes, capturó el galeón español conocido como “Nuestra Señora de la Concepción”, el cual estaba lleno de tesoros Incas. Al volver a Inglaterra con este tesoro fue nombrado caballero. Fue uno de los pocos corsarios que consiguió este título, aunque otros muchos le intentaron emular.

Los bucaneros eran de un origen diferente

bucaneros

Por otro lado, los bucaneros eran en su mayoría prisioneros o criminales que se echaban a la mar para huir de sus condenas. La mayoría habían sido o eran marineros que conocían la navegación. En otros casos, podían ser esclavos que huían de sus plantaciones del caribe. Se da el caso que los bucaneros no solo operaban en el mar, sino que eran también activos en la jungla.

Principalmente tenían sus bases en la isla de Hispaniola, que hoy en día se conoce como Taití y la República Dominicana. Sin embargo, con el tiempo fueron perseguidos por los españoles y expulsados de la isla. Esto hizo que la mayoría se hicieran piratas cambiando su base por la isla de la Tortuga. También fueron contratados por la corona ingles más tarde.

¿Qué hay de verdad sobre las prótesis de los piratas?

garfio-pirata

Cuando pensamos en los piratas, solemos verlos con parches en los ojos, un garfio en lugar de una mano y por supuesto una pata de madera. Sabiendo las armas que usaban y las batallas que tenían, no sorpr4ende que tuvieran que usar más de una prótesis. Sin embargo, el motivo real por el que les faltaban tantos miembros era por las infecciones de las heridas.

Por ejemplo, a las bolas usadas en los mosquetes normalmente se les añadía un trozo de tela. Aunque los médicos podían extirpar la bola, usualmente la tela se quedaba dentro de la víctima. Esto facilitaba la infección de la herida y muchas veces acababa en gangrena. Finalmente la amputación era la única solución. Sin anestesia ni antibióticos, la víctima moriría de todos modos con un terrible sufrimiento.

La manera de hacer las amputaciones no era muy agradable, por decirlo de alguna manera. Se ataba a la persona herida a una mesa y unos cuantos hombres lo sujetaban. Le daban una buena cantidad de ron y le ponían un trozo de cuero para que lo mordiera. El médico o encargado de cortar el miembro tenía que parar el sangrado lo máximo posible, por lo que se aplicaba un torniquete. Con un cuchillo muy afilado se cortaba la piel y los músculos, y al llegar al hueso se cortaba con una sierra.  Dependiendo de las habilidades del cirujano, el proceso podía tardar apenas un minuto.

El siguiente paso era coser las arterias y aplicar un vendaje. Todo este proceso no aseguraba que la víctima se salvara. Algunos morían durante el procedimiento y muchos otros algún tiempo después por el shock y la infección.

Las armas usadas por los piratas

armas-piratas

Como se ha visto antes, las armas que usaban los piratas y también las que utilizaba contra ellos, eran muy efectivas. Si no te mataban al momento lo podía hacer la infección posterior. El mosquete era una de las preferidas de los piratas y se trataba de un arma de fuego muy pesada. Tenía casi dos metros de largo y originalmente se usaba para la caza. Dado su alcance, se hizo el arma ideal para disparar a distancia en las batallas marinas.

Los bucaneros eran muy buenos disparando, pero preferían las armas cortas. Aunque eran pistolas de un solo tiro, tenían una gran habilidad para cargarlas rápidamente. Esto lo podían hacer fácilmente incluso cuando estaban abordando otro barco. Esto les dio mucha fama. De todos modos, por si acaso siempre llevaban otra arma pequeña por si no les daba tiempo a cargar la anterior. Este era uno de los motivos por el que Barba Negra llevaba seis armas aparte del mosquete.

Otra de las armas usadas eran los trabucos, que seguro que los recordamos por la serie de Curro Jiménez y los bandoleros de la sierra andaluza. Pues los piratas usaban trabucos y eran devastadores. Se cargaban con varias bolas de plomo (las balas de la época) y su disparo se expandía hacía fuera hiriendo a varias personas en cubierta. El problema era que tenía un fuerte retroceso.

También existían las granadas, que eran básicamente bolas de hierro cargadas con pólvora y una mecha cubierta de cera. Una vez encendida la mecha, tardaba unos seis segundos en explotar. Tanto los piratas como los bucaneros solían usarlas justo antes de abordar un barco. Esto causaba muchos daños y confusión. De todos modos, todas las armas eran de un solo disparo, por lo que se usaba al abordar un tipo de sable llamado Chafarote. Esto causaba una total devastación infiriendo terribles heridas a sus víctimas.

Había piratas que eran auténticos psicópatas

edward-low

Como se ha dicho, la vida de los piratas era muy dura cruel y con frecuencia muy corta. Los que hemos comentado hasta el momento fueron de los más conocidos, pero hubo muchos otros que se les conoce por su crueldad. Por ejemplo, Edward Low fue conocido primero por ser un peligrosos psicópata y luego por ser pirata. Sus andanzas empezaron en Nova Scotia, donde capturó trece barcos pesqueros. Con ellos se fue al Caribe a buscar fortuna como pirata.

Se le recuerda sobre todo por los horribles asesinatos que cometió, donde no faltaban las mutilaciones y muertes de diferentes horribles modos. En ocasiones hacía que los tripulantes de un barco capturado se comieran el corazón de su capitán. Su violencia no era solo con sus enemigos, sino también con sus propios hombres. Por este motivo, en 1724 se amotinaron y le dejaron abandonado en una isla desierta. Lo que le pasó después no se sabe muy bien, aunque se dice que le encontraron los franceses y le colgaron.

Algo parecido le pasó a Charles Vane, el cual también era extremadamente violento. Fue amigo de Barba negra y se le conocía sobre todo por su mal temperamento. Llegó a rechazar el perdón del rey y continuó su carrera durante varios años. Finalmente su tripulación también se amotinó y fue dejado a la deriva en un bote con algunos de sus hombres. El bote tuvo que pasar a través de un huracán y milagrosamente sobrevivieron. Llegaron extenuados a una isla pesquera donde le reconocieron y le entregaron a la justicia. Fue colgado por los cargos de piratería.

El rey de los bucaneros Henry Morgan

henry-morgan

Morgan fue uno de los pocos bucaneros que vivió una larga vida para aquella época, llegando a los 53 años de edad.  No murió colgado ni nada por el estilo, sino por la tuberculosis. Se hizo muy famoso por ser un gran líder y por sus exitosas campañas como bucanero. Saqueó multitud de ciudades costeras por varias parte del mundo. De hecho, por donde pasaba la destrucción era casi total. Por sus victorias en nombre de Inglaterra contra España, fue nombrado gobernador por el rey. Aun así, hay que recordar su “profesión” y también su hábitos crueles contra los demás.

Aun con toda su influencia y riqueza, no tenía ninguna empatía por sus víctimas y la forma de conseguir lo que quería. Se sabe que cuando conquistaba una ciudad, torturaba a los pobladores para hacerles confesar donde estaba el oro y las cosas de valor. Uno de sus métodos era quemar a la gente en el horno, sin importar que fuera hombre o mujer. Solo era uno de los métodos de tortura que usaba. Desde luego, Henry Morgan no era precisamente lo que podemos llamar un honrado gobernante de una conocida isla.

Como se puede ver, estos son solo algunos de los ejemplos de cómo eran y lo que hacían los piratas, bucaneros y corsarios. ¿Verás con los mismos ojos las películas de “Piratas del Caribe” a partir de ahora?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here