Creemos saber como es el planeta Tierra. En los últimos miles de años la Tierra ha sido de una manera específica y es lo que conocemos. Sin embargo, la Tierra no siempre ha sido como es ahora. Ha pasado por muchos cambios en los últimos millones de años, y la mayoría no se puede imaginar como era realmente. Si tuviéramos una máquina del tiempo y volviéramos atrás unos millones de años, no seríamos capaces de reconocer nuestro propio planeta. Gracias a diversos estudios científicos, tenemos una idea de cómo ha sido la Tierra en diferentes épocas.

1 – Todo estaba plagado de champiñones gigantes

Puedes creer que antes todo era gigante, incluyendo animales y plantas. Lo cierto es que hace unos 400 millones de años los árboles no eran grandes. De hecho, eran más bajos que una persona normal. Las demás plantas no eran grandes tampoco, aunque había una excepción. En aquellos tiempos existían los Prototaxites que eran una especie de champiñón. Crecían por todo el planeta y podían alcanzar los ocho metros de alto y uno de ancho. Eran las plantas más grandes de la Tierra.

Sin embargo, no eran como los champiñones que conocemos hoy en día. Por ejemplo, no tenían el típico sombrero en la parte superior. Solo eran un alargado tronco, lo cual les hacía parecer pilares saliendo de la tierra. Estaban en todos lados y esto lo sabemos porque se han encontrado fósiles en todos los rincones del planeta. Podía ir a cualquier sitio del planeta Tierra y encontrarte bosques enteros de estas gigantescas plantas.

2 – Los colores tampoco eran los mismos

Damos por hecho que el cielo es azul. Hace millones de años estos colores eran diferentes. Los océanos eran de un intenso verde, la tierra firme era negra y el cielo era de un fuerte color naranja. Los océanos eran tan verdes debido a las formaciones de hierro que se disolvían con el agua salada. El verde era debido al óxido que el hierro iba soltando. La tierra era negra debido a la actividad volcánica, con lo cual no había plantas todavía. El cielo era naranja principalmente por la cantidad de metano que había. Esto junto a la luz del sol hacía que se formara este color. Hoy en día es azul gracias al oxígeno que hay en la atmósfera.

3 – Había un olor insoportable

Los científicos con los que nos dan todas estas visiones de tiempos pasados. También nos han dicho como olía nuestro planeta hace algunos millones de años. Por lo visto el planeta Tierra olía a huevos podridos. El motivo era que los océanos estaban llenos de gases y bacterias que se alimentaban de la sal. Las bacterias entonces liberaban sulfuro de hidrógeno, lo cual llenaba el aire. El olor más parecido era el de huevos podridos. No era un sitio para respirar a pleno pulmón.

4 – Los colores del planeta Tierra

El planeta Tierra ha pasado por varios colores a lo largo de su existencia. Cuando las primeras plantas crecieron en el planeta, no eran verdes. Según algunos científicos eran más de un color violeta. Por este motivo desde el espacio se podía ver la Tierra de un color púrpura. El motivo era que las plantas por aquel entonces absorbían la luz de solo de una forma diferente. Las plantas de hoy en día son verdes porque usan clorofila para absorber los rayos de sol. Posiblemente los océanos fueran violetas en algún momento, debido las capas de sulfuro que cubrían la superficie. No hace falta decir que el ambiente era muy tóxico y no hubiéramos podido sobrevivir en esas condiciones.

5 – Un planeta helado

Hablando de colores, El planeta Tierra también fue completamente blanco durante un periodo. Las épocas glaciales hicieron que nuestro planeta pareciera una gran bola de nieve. Por supuesto, esto solo se podría ver desde el espacio. Para hacernos una idea del frío que hacía, las zonas más calientes de la Tierra eran más frías que el Ártico que conocemos hoy. También hay que decir que había frecuentes actividades volcánicas, por lo que en ocasiones algunas zonas heladas se convertían en verdaderos infiernos de fuego y lava.

6 – La lluvia ácida

La era glacial de hace 715 millones de años terminó de un modo bastante extremo. Los científicos creen que el planeta Tierra pasó por un periodo de fuertes lluvias ácidas que duró cien mil años. Estas lluvias hicieron que los glaciares de disolvieran. Esto provocó que muchos nutrientes fueran a parar a los océanos, lo cual ayudó a la creación de la vida. Al mismo tiempo las aguas enviaban oxígeno a la atmósfera haciendo que la vida en la tierra se empezara a formar. Se puede decir que esta lluvia ácida fue una gran ayuda para que estemos todos aquí hoy en día. Sin embargo, en aquellos tiempos el planeta era inhabitable para nosotros. Todo era dióxido de carbono las aguas eran muy venenosas.

7 – El Ártico era muy diferente

Ahora pensamos en el Ártico como un lugar frío y grandes bloques de hielo. Hace unos 50 millones de años no era así. La Tierra era un lugar más cálido y el entorno era muy diferente. Por ejemplo, en Alaska se podían encontrar palmeras y en el Ártico había mucha vegetación verde. Eso permitía una gran variedad de fauna. La temperatura era de unos 20 grados centígrados y se podían encontrar tortugas, hipopótamos y caimanes.

8 – La colisión del gran asteroide

¿Te has imaginado como era el mundo después de que un enrome asteroide se estrellara hace 65 millones de años? Se piensa que esto provocó la extinción de los dinosaurios sobre la Tierra. El mundo se convirtió de repente en un oscuro lugar que nadie se puede imaginar. El impacto envió polvo, tierra y rocas al cielo y llegó incluso al espacio. Toda la atmósfera se convirtió en una espesa capa de polvo. El sol simplemente no podía pasar por esta nube de polvo y las plantas y animales sobrevivientes quedaron en la total oscuridad.

Se piensa que esta capa de polvo duró unos cuantos mese, pero al disiparse dio paso las nubes llenas de ácido sulfúrico. Las lluvias ácidas de nuevo volvieron al planeta, lo cual duró otros diez años. No era un buen momento para estar en la Tierra.

9 – Hubo asteroides más grandes y terribles

Todos solemos hablar del asteroide mencionado antes, que acabó con los dinosaurios hace 65 millones de años. Sin embargo, mucho más atrás en el tiempo y en los  orígenes de nuestro mundo, la cosa fue mucho peor. Hubo una serie de lluvia de asteroides que dejó nuestro planeta como una gran bola de fuego. Los océanos se calentaron tanto que hervían. Varios océanos simplemente se evaporaron y desaparecieron. Muchas partes de la Tierra se fundieron y convirtieron en un puro lava. Si hay un escenario del infierno, en esa época la Tierra era lo más parecido.

10 – Insectos bastante grandes

Si eres de los que se quejan de los mosquitos e insectos en verano, piensa como eran hace 300 millones de años. Nuestro planeta estaba lleno zonas pantanosas y había mucho oxígeno. Esto hizo que la vida floreciera en todas partes. Los insectos por aquel entonces eran gigantescos. Al haber tanto oxigeno y tan puro, los insectos tuvieron que evolucionar y crecer para poder soportarlo. Se han encontrado resto fosilizados de de libélulas que son tan grandes como un león marino de la actualidad. Los escarabajos también eran gigantescos, al igual que otros insectos de la época.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here