Hace solo unos días los medios de información anunciaron la muerte del boxeador Muhammad Ali. Se le considera uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos y también se le conocía por su negativa a ir a Vietnam y su conversión al Islam. Aparte de lo que ya sabemos de su vida, también hizo algunas cosas extrañas que no mucha gente sabe. En este caso hablaremos de lo que pasó a mediados de los setenta cuando su carrera pugilística estaba finalizando. Alí aceptó un combate contra un luchador de lucha libre japonés llamado Antonio Inoki.

Este luchado japonés era muy famoso en Japón y era muy conocido por sus saltos con patada. La pelea se hizo en el Budokan Arena en junio de 1976, y fue de las cosas más raras en la carrera de Ali, y posiblemente también de Inoki. Se pusieron unas reglas de lo más variopintas más cercanas a la lucha libre. La pelea fue grabada, como podemos ver en el video, y tuvo mucha polémica ya que dijeron que todo estaba amañado. ¿Fue una pelea real o fue más bien una coreografía? Parece ser que ni los luchadores estaban seguros de ello.

foto-1

Hay varias versiones sobre lo que pasó en esa curiosa pelea. Algunos dicen que todo fue un montaje, pero a Ali no le dijeron que tenía que perder. Cuando se enteró al empezar el combate se negó a caer a la lona. Otra versión dice que Ali y su equipo pensaron que la pelea iba a se real, pero luego aceptaron que todo fuera simulador después de ver a Inoki entrenar. Aparte de todas estas historias, el combate iba a ser transmitido en varios países y había mucho dinero invertido. Dijeron que Ali se llevó por este combate seis millones de dólares.

Las curiosas reglas de combate

Las reglas eran una mezcla de las usadas en lucha libre y en algunas artes marciales. Una de ellas era que Inoki no podía dar patadas a Ali a no ser que tuviera una rodilla en contacto con la lona. ¿Sabes lo difícil que es pegar una patada con una de las rodillas pegadas al suelo? Pues eso fue lo que Inoki estuvo haciendo la mayor parte del combate. Esto hizo el combate más extraño aun. Claramente Ali no sabía muy bien como actuar, sobre todo teniendo a un rival casi todo tiempo en el suelo. De hecho, Ali pegó unos 6 puñetazos a lo largo del combate. En el sexto asalto Inoki consiguió derribar a Ali y sentarse encima de el, pero el arbitro rápidamente los separó.

El combate acabó en empate

foto-2

Lo cierto es que hubo algunas consecuencias en este combate, por lo que finalmente pareció más real de lo que la gente pensaba. Para empezar, hubo muchos abucheos por parte del público con el empate. Alí tuvo varias lesiones en las piernas a causa de las patadas, y de hecho se le formaron dos coágulos que necesitaron atención médica. Inoki se hizo aun más popular en Japón, aunque muchos seguidores protestaron por las extrañas reglas que impidieron luchar correctamente a Inoki.

Lo cierto es que aun hoy se sigue discutiendo si la pelea fue real o ficticia. Como todo el mundo sabe, la lucha libre es más espectáculo que otra cosa, y por tanto la pelea de Alí contra Inoki se consideraba de esta manera. Lo cierto es que la mayoría de la gente coincidió que este combate fue bastante aburrido y extraño, lo cual lo aleja de lo que debe ser un buen espectáculo. Os dejamos con el video de la pelea para que opinéis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here