Hoy en día los horóscopos siguen siendo tan populares como lo han sido siempre. Podemos ver a echadores de cartas en muchos canales de televisión locales, sanadores que dicen arreglar todos los problemas de la gente, sea cual sea. Seguimos teniendo supersticiones de todo tipo, como no pasar debajo de una escalera o evitar que se nos cruce un gato negro. Los antiguos griegos eran igual de supersticiosos que nosotros, o incluso más. Dejaron cientos de documentos escritos que lo prueba, donde la magia era una parte muy importante de sus vidas.

La necromancia era una de las actividades que estaba muy presente en la vida diaria de los griegos. La necromancia trata sobre invocar los espíritus de los muertos para pedir ayuda en ciertos asuntos mágicos. En la antigua Grecia estos rituales eran condenados públicamente, aunque luego en la privacidad eran aceptados. La cantidad de datos que se tiene de estas actividades es grande, y las invocaciones de muertos eran continuadas.  En estos rituales se hacían ofrendas e incluso sacrificios.

foto-1

Los sacrificios eran sobre todo ovejas, cabras y terneros en la antigua Grecia. Sin embargo, en ocasiones se cambiaban estos sacrificios por cachorros de perro. Eran los espartanos los que hacían estos sacrificios con perros para honrar a su dios de la guerra Enyalius. En ocasiones, los sacrificios de animales llegaban a un punto extremo, sobre todo si había una batalla a la vista.

En la batalla de Maratón los atenienses la prometieron a su diosa Artemis que sacrificaría una cabra por cada enemigo que mataran. Mataron a casi 7000 enemigos, y el problema era que no tenían suficientes cabras. Lo que decidieron fue hacer un ritual todos los años y sacrificar quinientas cabras a Artemisa. Así se hizo en las siguientes décadas después de la batalla de Maratón.

Las matemáticas tenían también su misticismo

foto-2

Las matemáticas eran algo inseparable de la vida religiosa y el misticismo para los griegos. De hecho, la armonía matemática se extendía a todo lo que les rodeaba incluyendo los más pequeños detalles. Por este motivo, cuando encontraban alguna irregularidad en las matemáticas que practicaban, lo intentaban mantener en secreto para mantener la estabilidad.

En una ocasión, un miembro de los seguidores de Pitágoras reveló información confidencial de un problema matemático no resuelto. El “traidor” fue tirado al mar para que se ahogara. Se piensa que fue uno de los primeros mártires de la ciencia. Sin embargo, se puede pensar que realmente fue un mártir de la superstición. Los números tenían una connotación más religiosa que científica.

Había recetas mágicas para un montón de cosas

foto-3

Los antiguos griegos tenían fórmulas mágicas para muchas cosas. Había  para prácticamente todo, y algunas eran realmente absurdas y sin demasiado uso. Las pociones podían ir desde hacerse invisible hasta hacer que una mujer confesara el nombre de su amante. Como se puede imaginar, la mayoría de las veces el éxito era nulo.

Los amuletos mágicos

foto-4

La creencia de que los amuletos tenían poderes mágicos estaba arraigada. Estos amuletos se usaban para casi todo. Por ejemplo, los granjeros y agricultores siempre se estaban preocupando del tiempo que iba a hacer. Por ello recurrían a los amuletos para que lloviera, no hiciera tormenta y este tipo de cosas. También se usaban para alejar a los ladrones, tener buena suerte, protegerse de los hechizos y males de ojo o incluso para conseguir ser correspondido en el amor.

Los hechizos eran muy comunes

foto-5

Se tienen pruebas de que en toda la Grecia antigua se hacían una gran variedad de hechizos. Muchos de estos hechizos estaban ligados a prácticas médicas. También para mejorar ciertas pociones que hacían, ya fuera para curar a alguien o para envenenar a un enemigo. Aunque los hechizos eran principalmente hablados, se usaban también imágenes y símbolos variados. Muchos de los hechizos se conseguían gracias a brujos profesionales que los vendían como cualquier otro producto.

Los oráculos también eran muy utilizados

Había varias formas de consultar un oráculo, donde podía ser por medio de un intermediario o directamente.  Consistía es hacer las preguntas para encontrar respuestas de todo tipo, aunque las contestaciones se solían reducir a un “si” o a un “no”. Algunas veces se daban respuestas más largas, pero podían ser confusas y ambiguas. Uno de los más antiguos fue el oráculo de Zeus, donde los sacerdotes hablaban en nombre del dios para dar las respuestas a los visitantes.

La astrología tenía una gran influencia

foto-6

La astrología tuvo una repercusión en los griegos en dos maneras. Por un lado decían que el comportamiento de los planetas influía en el comportamiento de las personas. Por otro, dependiendo como estuvieran alineados los planetas al nacer alguien, sería de una manera o de otra.

Muchos de los trabajos de astrología han llegado hasta nuestros días. Como se han dicho al principio, mucha gente sigue creyendo en los signos del zodíaco para definir su personalidad o conocer su horóscopo. Los griegos tenían mucho que decir de esto y tienen muchos tratados sobre el tema. Dependiendo del signo bajo el que se nacía, daban por hecho que podías cometer más equivocaciones, o fueras más propenso a tener enfermedades.

Se hacía mucho caso a los sueños

foto-7

La idea de que los sueños podían ser predicciones del futuro estaba muy extendida en la antigua Grecia. Hay un tratado hecho por Artemidorus  donde se habla de esto, llamado “La interpretación de los sueños”. En este antiguo documento se hablaba de los muchos significados que los sueños nos podían dar. Estas interpretaciones de sueños no tenían una base psicológica como se puede tener hoy en día, por lo que no se considera una guía viable en la actualidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here