La nieve algunas veces se acumula demasiado en las estaciones, y si no se retira adecuadamente puede causar un par de disgustos. En esta ocasión el tren entra en la estación lanzando la nieve acumulada hacia todos lados. La gente no parece darse cuenta de lo que se le viene encima hasta que es demasiado tarde. Por suerte no hubo heridos pero claramente no lo tuvieron que pasar nada bien con la cascada de nieve que les echó encima el tren. Lo cierto es que tuvieron tiempo para ver lo que estaba pasando y la reacción fue un poco lenta. Además de eso, ver tanta nieve sobre las vías les tenía que hacer dado una pista de lo que pasaría. Sea como sea, ver toda esa cantidad de nieva barriendo el andén es impresionante.

No hay comentarios

Dejar respuesta