La primera guerra mundial fue una de las más terribles de la historia. Los avances que supuso para la tecnología militar hicieron que esta guerra fuera totalmente diferente a lo que se había visto hasta entonces. Aun siendo una situación tan terrible, también supuso que aparecieran algunas invenciones innovadoras que realmente ayudarían a la gente en todo el mundo. Veremos a continuación algunas de las invenciones que nos dejaron la 1ª guerra mundial y que hoy en día siguen siendo primordiales.

Unidades móviles de máquinas de Rayos X

foto-1

Poder detectar heridas internas en los combatientes era algo muy importante para los médicos y cirujanos. Las máquinas de rayos X de la época eran demasiado voluminosas para ser desplazadas, y llevar a soldados mal heridos hasta el hospital hacía perder un tiempo precioso. Debido a la necesidad de poder hacer un diagnóstico rápido y eficaz, algunos médicos con la ayuda de la investigadora Mariah Curie empezaron a trabajar en unidades móviles de rayos X. La idea era llevar las unidades al campo de batalla y hacer el diagnóstico al momento. En 1914 estas unidades ya estaba en funcionamiento y por tanto ayudando a muchos combatientes para que pudieran sobrevivir.

Los injertos de piel

foto-2

Muchos soldados eran heridos de gravedad con terribles quemaduras, y en muchas ocasiones quedaban desfigurados o con grandes cicatrices. El cirujano Harold Gillies hizo importantes avances en la cirugía plástica tanto en injertos de piel como reconstrucciones faciales. Fue tal el avance en esta ciencia, que un centro de cirugía fue abierto en el hospital Queens de Nueva York dedicado a las técnicas aplicadas por Gillies.

Las salchichas vegetales

foto-3

Uno de los problemas que se tenían en el campo de batalla y en zonas muy afectadas por la guerra, era la falta de alimentos. Uno de las cosas que escaseaban bastante era la carne. En Alemania esto fue un problema particularmente serio. Para paliar de algún modo esta necesidad, un hombre llamado Konrad Adenauer desarrolló una receta usando soja como ingrediente principal. Creó la llamada salchicha vegetal, aunque no tuvo mucho éxito en Alemania. Sin embargo, tuvo mucho éxito en Gran Bretaña donde se comercializó y se ha extendido por todo el mundo.

Cambiar la hora para ahorrar luz

Los alemanes no fueron los primeros en proponer que se cambiara la hora en otoño y primavera. Ya se ha había hecho en el pasado, aunque Alemania lo hizo oficial durante la primera guerra mundial como una manera de ahorrar energía.

Los tanques

foto-4

Debido a que la 1º guerra mundial fue una guerra de trincheras, moverse por el campo de batalla era bastante complicado. El terreno irregular era un gran problema para los vehículos, por lo que los británicos decidieron crear una cosa llamada “barco de tierra”. Se trataba de un gran vehículo acorazado que podía moverse por casi cualquier terreno, mientras que podía proteger a los soldados en su interior. El primero que se hizo era lento y algo torpe, pero en los siguientes años se hicieron mejoras convirtiendo los tanques en vehículos imprescindibles en las confrontaciones bélicas.

Las comunicaciones inalámbricasfoto-5

Las comunicaciones eran muy importantes durante este conflicto, ya fuera en vehículos por tierra como por aire. Según los transportes se volvían más sofisticados, usar los tradicionales métodos como señales con las manos o mover banderas se volvió ineficaz. Por este motivo se perfeccionaron las transmisiones por radio, las cuales fueron la solución para comunicarse. Se crearon unidades de radio cada vez más pequeñas para que las tropas pudieran estar en contacto en todo momento. Esto fue uno de los grandes inventos que las comunicaciones recibieron de esta guerra a gran escala.

La penicilina

foto-6

Como todo el mundo sabe, la penicilina es uno de los grandes inventos del siglo XX. La penicilina no se inventó durante la guerra, pero su inventor Alexander Fleming habló muchas veces de las infecciones de los soldados durante el conflicto. Dicho por el mismo, esto motivó al científico para buscar una solución a esto. Finalmente descubrió la penicilina en 1928. Está claro que la guerra le inspiró para combatir las infecciones, aunque fuera por algo tan terrible. La parte positiva es que muchas vidas fueron salvadas gracias a el.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here