Con películas como “Parque Jurásico” los dinosaurios se volvieron a poner de moda, y parece que la gente sigue queriendo más de estos extintos animales. Los  dinosaurios anduvieron sobre la Tierra durante 65 millones de años, por lo que fueron los que más tiempo dominaron el planeta. Hay que recordar que el homo Sapiens lleva solamente unos 190 mil años sobre la Tierra, por lo que los humanos somos bastante nuevos en nuestro propio mundo. El cómo se extinguieron estos grandes reptiles no está todavía del todo claro.

Por supuesto, tenemos la teoría del meteoro chocando sobre la Tierra, pero hay cosas que siguen sin estar claras. Lo único que nos queda de ellos son sus fósiles y las muchas películas que hacen sobre ellos. A la gente le sigue fascinando su tamaño, ferocidad y el hecho de que sean criaturas que realmente estuvieron donde nosotros estamos.

El peligroso Ankylosaurus y su terrible cola

Los Ankylosaurus eran herbívoros que vivieron hace más de 120 millones de años. Eran en muchas ocasiones una presa preferida para muchos depredadores, y sobre todo para los grandes Tiranosaurios Rex. Sin embargo, no era tan fácil cazarlos. Pudieron desarrollar varios sistemas de defensa que les hacía peligrosos para cualquier depredador. Estaban rodeados de placas hechas de hueso que les servía de armadura. Aparte de eso, tenían una poderosa cola que les servía de maza.

Esta cola era un arma terrible en todos los sentidos. Estaba formada por vértebras de que se conectaban y acababa en una bola de duro hueso. En los especímenes de Ankylosaurus pequeños, estas colas ya podían golpear como una bola de derribo. Sin embargo, las colas más grandes eran devastadoras. Los Tiranosaurios tenían que tener mucho cuidado, ya que un golpe de la cola podía romperles las patas. Si esto ocurría, el T-Rex sería presa fácil para otros depredadores.

El Triceratops era otro herbívoro con el que había que tener cuidado

Solemos pensar que los dinosaurios más peligrosos eran los carnívoros, como los tiranosaurios o los velociraptores. Sin embargo, había muchos herbívoros de los que era mejor estar alejado. El Triceratops era como un rinoceronte pero con tres cuernos y con la misma agresividad. Tenía más de 3 metros de alto y 9 de largo. No los podemos imaginar como algo más pequeño que un  elefante adulto. Los cuernos tenían casi un metro de largos y se curvaban en la punta.

Aparte de luchar entre ellos, usaban estos cuernos para atacar a sus depredadores. Eran muy efectivos en sus ataques y de esto ha quedado constancia gracias a fósiles encontrados. Se han encontrado fósiles de Triceratops con mordeduras de Tiranosaurio que se habían curado. _Esto sugiere que podían luchar con éxito contra los grandes depredadores de la época y vivir después de ser herido.

¿Cuál fue el dinosaurio más rápido?

Si le preguntas a alguien cual fue el dinosaurio más rápido, la gran mayoría te dirá que los velociraptores. Esto se lo debemos seguramente a la película “Parque Jurásico”. Sin embargo, en esta película si aparece el que se cree que era el más rápido, y son los que parecen avestruces y que pasan de largo a los protagonistas. Se trata del Ornithomimidae y se piensa que podían alcanzar los 80 kilómetros por hora. Lo que no se sabe muy bien es que fueran carnívoros.

Sin embargo, el que depredador que si era rápido y muy peligroso era el Carnotaurus. Recibió su nombre por la forma de sus cuernos, los cuales recuerdan a un toro. Eran de gran tamaño y podían correr a más de 60 kilómetros por hora. Por lo tanto, eran grandes muy rápidos y comían carne.

¿Cómo podían ser de grandes?

Como ya sabrás, había dinosaurios de varios tamaños, pero lo común era que la mayoría fueran muy grandes, aunque también había muy pequeños. Por ejemplo, el Compsognathus era del tamaño de una gallina, mientras que el Argentinosaurus fue el dinosaurio más grande conocido.  No solo era el más grande, sino que también era el más largo y pesado. Sus huevos era del tamaño de cocos y cuando nacían les llevaba unos cuarenta año en alcanzar la edad adulta.

Tenía unos 8 metros de alto, 36 metros de largo y pesaban unas cien toneladas. Se puede decir que pesaban como doce elefantes africanos juntos. Para poder mantener tal masa corporal, tenían que comer mucho. Se calcula que comían unas cien mil calorías diarias, lo cual no está nada mal para un herbívoro. Podían ponerse a dos patas usando de apoyo sus patas traseras. Esto les servía como defensa antes cualquier depredador, ya que podían aplastarlos con su enorme peso.

Había un depredador peor que los velociraptores

En las películas de “Parque Jurásico” nos muestran  a los velociraptores como depredadores de unos dos metros de alto que cazan en manada. Su forma de cazar y su inteligencia los hacía muy peligrosos. Sin embargo, en la realidad no eran tan grandes como en las películas. Su tamaño real era mucho más pequeño, aproximadamente del tamaño de un pavo. Medían casi dos metros desde la cabeza a la cola. Eso no significa que no existieran unos dinosaurios que fueran como en los film. Hablamos del Utahraptor.

El Utahraptor si era como se muestran a los velociraptores en “Parque Jurásico”. De hecho, eran más grandes y tenían una gran capacidad de caza. En sus talones tenían una larga garra que usaban para despedazar a sus presas, aparte de una fuerte dentadura que infligía grandes heridas.

¿Por qué se piensa que el Tiranosaurios Rex era el rey de los dinosaurios?

El Tiranosaurios Rex vivió sobre la Tierra hace unos 70 millones de años. Vivieron sobre todo en los que hoy es el norte de América, aunque se piensa que eran originarios de lo que es ahora Asia. Cuando a principios del siglo XX se descubrieron los primeros fósiles del T-Rex, le pusieron este título de rey de los reptiles prehistóricos. Lo cierto es que no era el más grande o rápido de los dinosaurios, pero aun así se convirtió en el más temido y conocido. Lo cierto es que hay una buena razón para eso.

Según los fósiles que se han encontrado, los Tiranosaurios podían llegar a los 4 metros de alto y 12 de largo. Su peso podía ser tranquilamente de nueve toneladas, aunque esto no impedía que fueran muy rápidos. Tenían unas potentes patas que les podían hacer alcanzar los 40 kilómetros por hora. No hace falta decir que si encontrabas con un T-Rex estabas metido en un buen problema. El Tiranosaurios Rex tenía también el mordisco más potente de todos los dinosaurios, pudiendo ejercer hasta 5800 kilos con su dentadura.

El interior de la boca del T-Rex era lo más terrorífico de este animal. Lo podemos imaginar como la boca de un gran tiburón blanco pero varias veces más grande. Sin embargo, aunque los dientes eran aserrados, no eran especialmente afilados. También tenía varias piezas dentales que servían a diferentes propósitos. Los frontales eran para sujetar a la presa, los laterales para despedazar y los traseros para triturar la carne y tragarla.

El Tiranosaurio podía ser caníbal

Se puede pensar que los dinosaurios practicaban el canibalismo ya que necesitaban mucha carne para vivir. Lo cierto es que aunque vivieron millones de años sobre la Tierra, solo hay un caso confirmado de canibalismo. En tanto tiempo, se puede decir que esto es insignificante. El único caso confirmado fue de un tipo de tiranosaurio que vivió en la zona de Madagascar llamado Majungasaurus. Las marcas encontradas en los fósiles coincidían con la mordedura de uno de su misma especie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here