El talento se puede encontrar en todas partes, incluso en una estación de metro mientras se va al trabajo o se vuelve a casa. Los músicos callejeros suelen actuar en la calle y el metro principalmente, y muchas veces la gente pasa sin prestar demasiada atención. Sin embargo, cuando alguien destaca ya sea tocando un instrumento o con su voz, la mayoría de la gente lo nota. Algo así pasó cuando Mike Yung y sus dos acompañantes decidieron cantar un tema de Sam Cooke llamado “A Change is Gonna Come”. Con una voz privilegiada, empieza a cantar y muchos de los que pasan por ahí no pueden contener darle algo o felicitarle. No es famoso pero tiene el talento para serlo algún día. El video siguiente ya está a punto de llegar al millón de visualizaciones, por lo que puede ser el principio de una nueva leyenda del soul.

No hay comentarios

Dejar respuesta