¿Te suena la película “El Señor de los Anillos”? Seguro que sí, y posiblemente hayas visto las otras partes de esta trilogía del director Peter Jackson. Lo cierto es que el impacto de estas películas en el cine fantástico fue devastador, aunque no fue nada fácil hacer estas grandes producciones. Hay muchas cosas que se cambiaron durante la creación de estas tres películas. De hecho, originalmente estaba pensado que solo fueran dos películas. Hubo incluso un momento en que los productores estaban tan preocupados que le dijeron a Jackson que sería mejor hacer solo una película.

Sean Connery en el papel de Gandalf

foto-1

El actor Sean Connery se leyó el guión para hacer el papel de Gandalf y admitió que nunca pudo entenderlo del todo. Se leyó el libro, el guión, vio posteriormente la película y seguía sin entenderlo. Rechazó el papel porque no estaba convencido en absoluto de lo que tenía que transmitir. Dijo en posteriores entrevistas, que estaba dispuesto a hacer un personaje que no entendía del todo, pero no por un periodo de casi 20 meses. Teniendo en cuenta la duración del rodaje y el remoto lugar donde se tenía que rodar, finalmente el papel se lo llevó Ian McKellen.

El complicado papel de Aragorn

foto-2

El actor que tenía que hacer el personaje de Aragorn fue algo difícil de conseguir. En un principio se le fue ofrecido a Nicolas Cage, el cual rechazó por obligaciones familiares. El siguiente actor al que se le ofreció el papel fue a Stuart Townsend, el cual podemos ver en la tercera parte de la trilogía. Lo que pasó fue que estuvo ensayando el personaje durante dos meses y fue despedido justo el día antes de empezar a rodar. Jackson necesitaba un actor de más edad y por eso eligió a Viggo Mortensen, el cual aceptó porque si hijo era un seguidor de los libros.

Russel Crowe también fue un posible candidato para ser Aragorn. Esto hubiera sido si Viggo Mortensen hubiera finalmente abandonado la película por el motivo que fuera. Se le envío a Crowe el guión y le entusiasmó según el director. Daba la casualidad de que Crowe acababa de terminar una película donde también tenía que llevar espada y armadura – Gladiator. Sin embargo, Crowe recibió otras ofertas y no hubiera podido meterse en el personaje de Aragorn de todos modos.

Más de un actor se lesionó durante el rodaje

foto-3

Hubo varios heridos durante la producción, pero el que se llevó la peor parte fue Viggo Mortensen. En “Las dos torres” el actor se rompió dos dedos del pie. Esto lo pudieron comprobar en la escena que estaba rodando porque pegó un grito que todos notaron que no era habitual. Era realmente un gripo de dolor. En otra ocasión, durante una escena de pelea, Mortensen perdió un trozo de diente. El actor dijo que si alguien tenía superglue podía pegarlo otra vez y seguir rodando.

Los otros potenciales actores que podrían haber tenido un papel

foto-4

Son muchos los actores que podrían haber sido protagonistas de “El Señor de los Anillos”, y hay varias anécdotas sobre los que se presentaron a las audiciones. En primer lugar, el actor Jake Gyllenhaal se presentó a la audición para hacer el papel de Frodo. Parece ser que no tuvo mucha suerte. Lo que pasó es que no le dijeron que para el papel tenía que tener un acento británico. Al llegar a la audición, Gyllenhaal  improvisó lo mejor que pudo. Más tarde se enteró que consideraron su actuación como una de las peores que se hicieron en el casting.

Otros actores que se interesaron por estar en la película fueron Vin Diesel como Aragorn, el cual hizo una prueba muy convincente que gustó mucho a Jackson. Sin embargo, faltaba algo en su actuación que no lo hacía totalmente realista. Por otro lado, se habló mucho de incluir en el film a los por aquel entonces matrimonio Ethan Hawke y Uma Thurman como Faramir y Éowy. Aunque Hawke era un seguidor de los libros, Urman no lo era tanto. A final la cosa fue pasando y no se llegó a ningún acuerdo.

Al principio, Christopher Lee  quería hacer de Gandalf

foto-5

El desaparecido Christopher Lee  hace tiempo que había sido un gran admirador de “El Señor de los Anillos”. Desde el principio quiso ser Gandalf en el film, pero se le adelantó el actor Ian McKellen. Lee también reconoció que era algo mayor para el papel, pero quería hacer el esfuerzo. Incluso mandó a Jackson una fotografía donde estaba disfrazado de mago. Está claro que Jackson le gustó la el aspecto que tenía Lee de mago porque al final se quedó  con el personaje del mago Saruman.

Sean Bean era todo un caminante

Recordemos que algunos rodajes se hacían en altas montañas, donde había que llegar mediante helicóptero. Sin embargo el actor Sean Bean tenía un problema con esto ya tiene miedo a volar. Por tanto, cuando había que rodar en un sitio de alta montaña podía estar andando buena parte del día para llegar al lugar de rodaje. Por este motivo tenía que ajustar el horario para estar acorde con el resto del equipo. Por ejemplo, tenía que levantarse más temprano para empezar a caminar hacía donde tenían que rodar, muchas veces con horas de antelación.

Por otro lado y seguimos hablando de Sean Bean, los guionistas de Peter Jackson siempre estaban haciendo pequeños cambios en sus guiones. Muchas veces los actores recibían nuevos guiones para aprenderse la noche anterior  su escena. Algunas veces no les daba tiempo aprenderse todo el guión y tenían que recurrir a ciertos trucos. Uno de ellos era ponerse el guión en diferentes sitios mientras hacían la escena, como por ejemplo pegado a la ropa o a un cuchillo o espada.

Hechos Épicos de “El Señor de los Anillos” que no Sabías
Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here