Hay muchas cosas en esta vida con las que seguimos flipando cuando nos enteramos. Podemos pensar que ya lo hemos visto y oído todo, pero siempre aparece algo que nos hace quedarnos con la boca abierta y en total incredulidad. Una de estas cosas que puede que no conozcas aun, son la costumbre que había hace unos años de fotografiar muertos como si estuvieran vivos. Tenemos que avisar que vamos a incluir fotos y un video de estas fotografías post mortem, que comprendemos que no son para todo el mundo. Por tanto, comprendemos que paséis a otros artículos de flipada.com sin ver este. Si eres de los que tienen un estómago a prueba de bombas, este artículo te gustará.

foto-1Hace unos cuantos años volviendo a la época victoriana, era bastante común hacer retratos de familia donde uno de los familiares estaba muerto. Sabemos que suena a una locura, pero eran las costumbres de aquellos tiempos. La invención del daguerrotipo hizo que esta práctica se la pudiera permitir casi cualquier familiar para recordar a los familiares fallecidos.

No era demasiado común que muchas familias pudieran hacerse fotos con sus seres queridos por lo que costaba. Por lo tanto, para muchas familias al final la única foto o retrato que podían hacer era cuando el familiar ya había fallecido. Las cámaras según las conocemos hoy en día no existían, por lo que hacerse una foto con la familia era un regalo especial. Era la única manera de recordar a la persona que una vez conoció y amó. La foto final era la forma de tenerla físicamente con todos los seres queridos alrededor.

foto-2Si lo pensamos desde nuestra perspectiva, lo veremos como algo muy macabro y hasta terrorífico. Incluso muchos lo verán como moralmente inaceptable. Sin embargo, hay que abrir un poco la mente e intentar ponernos en situación con respecto a como eran las cosas en aquellos tiempos. Estamos hablando a principios de 1800, y la forma de vivir, trabajar y morir era de otra manera. Hay que pensar que si hubiéramos vivido en esos años, posiblemente también habríamos tenido fotos con nuestros seres queridos muertos. Recuerda, los recuerdos impresos no eran nada comunes por lo que tener una sola foto significaba mucho.

Hoy en día damos por hecho la potencia de una cámara digital o cualquier otra forma de capturar una situación. La tecnología la tenemos en todas partes y podemos acceder a casi cualquier información sin apenas esfuerzo. Muchos de nosotros olvidamos lo que la fotografía es realmente. En aquellos años no había apenas recursos para hacer fotos. Por este motivo, lo que percibimos como algo macabro hoy en día, entonces era bastante normal.

Las fotos post mortem en la actualidad

foto-3Aunque no te lo creas, la práctica de hacer fotos de muertos en funerales no ha desaparecido. En ciertas partes del mundo se siguen haciendo fotografías mientras en familiar fallecido está en el ataúd. El hacer este tipo de fotos también depende de las personas y lo que crean sobre estos procedimientos. Aunque es algo menos extendido, hay un número de personas en el mundo que lo sigue haciendo. De todas maneras, se puede decir que esto ya no es tan común porque podemos hacer todas las fotos que queremos todos los días. La verdad es que recordarlos en vida es mucho mejor que recordarlos después de muertos (en una foto se entiende).

foto-4Sea como sea, la inventiva que se creo detrás de esta moda es impresionante. Se inventaron dispositivos que permitían mantener al fallecido en casi cualquier postura, incluso de pie. Si ha eso le unimos la creatividad del fotógrafo, veremos como se podrían considerar como pequeñas obras de arte. Nos guste o no, forma parte de la historia de la fotografía. De todos modos, sigue mirando las fotos y echa un vistazo al video y forma tu propia opinión.

No hay comentarios

Dejar respuesta