Puede que la película “Le Llaman Bodhi” sea una de las más conocidas con respecto al mundo del surf mezclado con acción. Con artistas reconocidas como Keanu Reeves y Patrick Swayze, se convirtió en un gran éxito de taquilla y película de culto para muchos aficionados. Incluso la forma en que se concibió la película tiene un aire playero, ya que uno de los productores llamado Rick King pensó en la idea mientras estaba de vacaciones en la playa. Había leído un artículo sobre que Los Ángeles era la ciudad del robo de América, y pensó en hacer una película sobre agentes infiltrados en una banda de atracadores que hacían surf.  Lo primero que hizo fue contratar al guionista Peter Iliff para que escribiera la historia. Le pagó solo 6 mil dólares por hacerlo.

foto-7

Otra cosa que no quedó clara al principio fue el título que iba a tener. Al principio se suponía que ese iba a llamar “Johnny Utah”, que es el nombre del personaje de Reeves. Luego se cambió a “los jinetes de la tormenta”  pero al final se le puso “Point Break” que es  un término de surf que se refiere al punto donde una ola choca en tierra. En España se le puso el título de  “Le Llaman Bodhi”.

El personaje principal  iba a ser para otro

foto-1

En un principio, el personaje interpretado por Reeves tenía otros dos candidatos. Los productores habían pensado en Johnny Depp, o incluso en Charlie Sheen pero fue gracias al director por lo que Reeves se llevó el papel.  Patrick Swayze hizo la prueba para hacer el personaje de Reeves, aunque finalmente se llevó el papel de surfista  atracador. Tanto Reeves como Swayze ya habían actuado juntos en una película de Hockey, siendo para Reeves su primera película.

Se tardó muchos años en hacer la película

foto-2

La idea era que el film “Le Llaman Bodhi” entrara en producción en el año 1987 con Ridley Scott al mando. Sin embargo, los productores perdieron los derechos de la película y se echaron para atrás. Tuvieron que pasar cuatro años para que el proyecto se volviera a poner en marcha. Fue gracias a James Cameron y su entonces esposa Kathryn Bigelow quienes buscaban un proyecto para que Bigelow lo dirigiera. Lo primero que hizo la directora fue contratar a surfistas que podían actuar en lugar actores profesionales.

Para el grupo de surfistas también fue contratada una estrella de rock real. Fue el cantante principal de la banda Red Hot Chili Peppers, Anthony Kiedis. No era la primera vez que actuaba ya que había hecho otros trabajos con un seudónimo en lugar de su verdadero nombre. Por otro lado, Reeves tampoco era la primera vez que compartía pantalla con un miembro de los Red Hot Chili Peppers, ya que en “Mi Idaho Privado”  también estuvo el bajista del grupo.

La famosa persecución entre los protagonistas

foto-3

Para dar una sensación de increíble energía para la escena de la persecución, Bigelow y su equipo usaron unas cámaras especiales. Consistía en un mecanismo con un estabilizador de giro montado en una barra que podía ser manejada por un operador tanto delante como detrás del actor. Sin embargo, no es Swayze el que va corriendo con la máscara del presidente Reagan, sino un doble. Se hizo de esta manera porque Swayze estaba en Europa promocionando la película “Ghost”.

Hubo mucho entrenamiento para las escenas de lucha

foto-4

Durante los fines de semana se organizó un grupo de entrenamiento para que los actores ensayaran las peleas. El motivo era porque la directora quería que fueran los actores los que hicieran las escenas de peleas en lugar de usar especialistas. El cantante de los Chili Peppers fue el único que se perdió estas sesiones, por lo que como “castigo” fue el primero en caer por un puñetazo al principio de la película.

Las escenas de paracaidismo

foto-5

En la escena cuando se tiran del avión para “volar” por los aires, hay parte de verdad y parte de mentira. Para hacer las partes donde los actores están en círculo y hablando, se montó una estructura con un brazo para cada actor. Esto daba la sensación que flotaba mientras navegaban por los cielos. Realmente no estaban haciendo paracaidismo. Sin embargo, en el caso de Swayze si fue verdad en un momento dado. El paracaidismo era una gran afición del actor. Le hicieron firmar un acuerdo en que no haría este deporte durante el rodaje. Sin embargo, le dejaron hacerlo en la toma en la que se tira del avión. Es Swayze de verdad.

Las escenas de surf fueron reales, aunque se usaron profesionales en algunos momentos

foto-6

Aunque todo el reparto tuvo que tomar lecciones de surf para hacer alguna escena de surf, las escenas más peligrosas las hicieron profesionales. Por ejemplo, en la última escena donde Swayze se lanza a hacer surf en la gran tormenta, se usó al legendario Darrick Doerner. De todos modos y como se ha comentado, la mayoría de las escenas “no peligrosas” de surf fueron hechos por los actores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here