Uno de los últimos interesantes estrenos que hemos podido ver es “El Renacido”. Con actores de la talla de Leonardo DiCaprio y Tom Hardy, ya se considera una de esas superproducciones de las que se hablará durante mucho tiempo. El director mejicano Alejandro González Iñárritu demuestra de nuevo su buen hacer en películas de diferentes estilos, aunque no fue un rodaje fácil. La película trata sobre la historia real de un famoso explorador y trampero americano Hugh Glass y la prueba de supervivencia por la que tuvo que pasar. Ya se está diciendo que ha sido una de los film más complicados de hacer de todos los tiempos. Veremos algunos factores de “El Renacido” que seguro que te resultarán interesantes.

Si no has visto la película, te avisamos de que hay algunos spoiler que pueden revelar cosas del argumento. Por tanto, si no las has visto, guarda este artículo en favoritos y lo puedes leer después de haber visto “El Renacido”.

El director y reparto originalmente no fue el definitivo

foto-1El proyecto para hacer esta película empezó hace bastantes años, para ser más exactos en el 2001. Por aquellos tiempos ya se habían vinculado algunos potenciales actores para el reparto. Algunos de los nombres que se comentaron fueron Christian Bale, Sean Penn y Samuel L. Jackson. De hecho, Sean Penn tuvo que dejar el proyecto más tarde para centrarse en otros temas, y por eso Tom Hardy fue elegido para el papel.

Tampoco el director mejicano fue la primera opción. La primera posible elección recayó en el director coreano Chan-wook Park, pero este decidió dejar el proyecto cuando la preproducción se empezó a alargar demasiado. Se pensó entonces en el director australiano John Hillcoat (La Carretera) y Jean-François Richet (Asalto al distrito 13). Sin embargo fue Iñárritu el que finalmente firmó para dirigir el film.

Quedaba saber quién haría el papel del explorador Hugh Glass. Por lo visto, se decidió por algo que dijo DiCaprio y que atrajo la atención del Iñárritu. El actor es un firme defensor del cuidado del medioambiente, y se toma muy en serio la conexión de debemos tener con la naturaleza. Esto es precisamente lo que el director mejicano buscaba para el rol de Hugh Glass, ya que se tenía que transmitir perfectamente a la audiencia. Finalmente esto convención a Iñárritu para darle el papel a DiCaprio.

El guión hablado de DiCaprio es casi inexistente

foto-2Después del ataque de un oso Grizzly, el actor no vuelve a decir muchas más cosas el resto de la película. En palabras del actor, esto fue realmente un nuevo desafío para el. Llevaba tiempo queriendo hacer algo distinto, como un papel donde predominara más la actuación que las palabras. El reto era demostrar todas las emociones de un hombre en esa situación sin apenas abrir la boca. El director comentó también que eso es en esencia el cine… no tener que depender de las palabras y si en las imágenes y emociones.

El entrenamiento y los sacrificios de Leonardo DiCaprio

foto-3Como parte de la preparación de la película, se tuvo que enseñar a los actores como eran las costumbres y habilidades de los exploradores del siglo 19. Tuvieron que aprender a cargar rifles de la época (de un solo tiro y cargados con pólvora cada vez), lanzar tomahawks y otras cosas que hacían los tramperos de la época. Para ello se contrató a un historiador llamado Clay Landry, aunque pudo comprobar que DiCaprio ya se manejaba bien lanzando el tomahawk. El motivo de esto era que el actor ya había estado entrenando en otro rodaje (Gangs of New York) por lo que solo tuvo que refrescar sus conocimientos.

Otra cosa que muchos no saben es que DiCaprio es vegetariano. Sin embargo, tuvo que romper esta norma para dar un bocado a un trozo de hígado crudo de vaca. En la escena, el actor comparte un hígado de búfalo con otro actor de origen indio. Al principio se les ofreció un hígado falso para usar en la escena, pero DiCaprio pidió que se hiciera lo más real posible. Por tanto, se usó un hígado de vaca de verdad.

Tom Hardy tuvo que dejar otra película para hacer esta

foto-4La película en un principio se tenía que rodar en seis meses. Sin embargo, debido a la alta temperatura en los bosques de Canadá y porque el director quiso grabarlo todo cronológicamente, se tardaron tres mese adicionales. Esto causó que Hardy tuviera que dejar la producción de la película “Escuadrón Suicida”.

El problema fue principalmente la falta de nieve. El director quería que todo fuera totalmente natural y los escenarios tenían que ser reales. Por eso se esperó más tiempo para que el invierno se recrudeciera en Calgary y seguir rodando. No hace falta decir que todo el equipo de rodaje pasó bastante frío haciendo esta película. En palabras de DiCaprio, era todo un desafío no coger hipotermia todos los días cuando estaban rodando. En varios momentos, se tenía que parar de rodar porque el equipo de grabación se congelaba.

Aun así, para rodar las escenas finales tuvieron que buscar más nieve en zonas al sur de Argentina. El calor llegó de nuevo a los escenarios de Canadá y volvieron a tener el problema de la nieve.

Todo esto hizo que todo el equipo de rodaje y los actores coincidieran que estaba siendo de los rodajes más duros que habían conocido. Debido a que las escenas se hacían en lugares remotos en medio de la naturaleza con un frío extremo, incluso DiCaprio dijo que nunca lo había pasado tan mal rodando una película. Se sugirió usar efectos especiales en algunas escenas, pero el director Iñárritu ya había dado un rotundo no desde el principio.

Para el director, todo el equipo lo tenían que sufrir para que los resultados fueran lo más reales posibles. Si se hubieran usado efectos especiales, todo el mundo estaría tomando café, contentos y pasándolo bien. El resultado hubiera sido una basura según el director. Ahora al ver la película, se puede incluso notar el sufrimiento de los actores en un entorno tan hostil.

Se rodó completamente con luz natural

foto-5Hacer una película solo usando luz natural no es algo nuevo. Se ha hecho varias veces en el pasado. Sin embargo, los estudios que ponen el dinero para la película no suelen aceptar esto por temas de tiempo y dinero. Esto no detuvo a Iñárritu y el cinematógrafo Emmanuel “Chivo” Lubezki para decidir hacerlo todo con luz natural. Hay que tener en cuenta que el rodaje se hizo en bosques remotos en Canadá en invierno, lo cual significa que cada toma tenía que ser precisa. La única luz que se usó cuando no era de día, era la de antorchas, velas y lámparas de keroseno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here